full screen background image
Search

La LEN rechaza los cambios que la FINA quiere hacer en el reglamento

1501

La LEN toma la palabra. El alto órgano federativo del viejo continente ha decidido rechazar en bloque los cambios que la FINA pretende implantar en el reglamento de waterpolo en vistas al próximo ciclo. Así lo ha publicado en su edición de hoy ‘La Gazzetta dello Sport’, que además desvela que la LEN que preside el italiano Paolo Barelli -candidato a presidir la FINA- emplazará a la Federación Internacional a replantearse las modificaciones por medio del envío de un documento oficial. Esto lo han decidido en el Congreso LEN que se celebra estos días en Marsella.

Estos cambios que impulsa, entre otros, el Director Ejecutivo de la FINA, Cornel Marculescu -una de las personas con más influencia en el Comité Técnico de waterpolo- serán debatidos en el próximo Congreso Internacional que se celebrarán el 13 de julio en la ciudad húngara de Budapest con motivo del Campeonato del Mundo. Entre otras cosas, se habla de la reducción de campo de 30 a 25 metros, de la disminución del tiempo de posesión -de 30 a 25 segundos-, así como del posible cambio en el número de jugadores en acta. Pretenden pasar de 13 a 11. Esto se debe, entre otras cosas, a que el Comité Olímpico Internacional exige que en competición olímpica el número de equipos masculinos se reduzca de 12 a 10, mientras que el de chicas aumente de 8 a 10.

Más allá de cualquier hipótesis acerca de que si pueden salir adelante estos cambios o no, todo dependerá mucho de quien alcance la presidencia de la FINA en las elecciones que se celebrará el 22 mes de julio y donde Paolo Barelli se verá las caras con Julio Maglione -actual presidente-. El dirigente italiano pretende alcanzar un acuerdo unánime entre los representantes europeos y buscar apoyos de otros países como Japón o Australia, que a modo de observadores están estos días en el Congreso LEN. Mientras tanto Barelli mantiene una guerra abierta con el actual regidor al acusarle de “no tener en cuenta a Europa”. Una de las bazas utilizadas por el también presidente de la Federación italiana es que desde el año 1984 ningún europeo preside la FINA a pesar de que en los últimos años el cincuenta por ciento de las medallas recaen en manos de deportistas del viejo continente.

twitter-bird@etoster




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *