}); El gran desafío de Víctor Gil | WATERPOLISTA.com El gran desafío de Víctor Gil | WATERPOLISTA.com full screen background image
Search

El gran desafío de Víctor Gil

3907

La vida está llena de valientes, de héroes sin capa a los que no le importan las piedras que el destino les pone en el camino. La saltan, rodean y hasta mueven si hace falta. Uno de estos paladines es Víctor Gil, portero del primer equipo del CN Helios que compite en la Liga de Segunda División. El meta zaragozano, que se puso bajo los tres palos cuando era todavía un retaco por expreso deseo de su mentor Miguel Gil, ha sido intervenido en dos ocasiones por un tumor cerebral que le alejó durante cuatro meses de la piscina. Cuando todo parecía apuntar que su regreso tendría que esperar al menos hasta la próxima temporada y con el miedo en el cuerpo por una posible recaía, el deportista se aferra al balón amarillo como vía de escape para una situación que le ha hecho ver las cosas desde otra perspectiva: “Mi plan de futuro es vivir la vida todo lo que pueda”, reconoce en una entrevista concedida a WATERPOLISTA.com, donde entre otras cosas espera ayudar con su historia a muchos deportistas que se encuentran en una situación similar.

– Hace unas semanas regresó a las piscinas para disputar de nuevo un partido oficial tras cuatro meses en seco y someterse a dos operaciones, ¿cómo fue este periodo?
“Efectivamente hace dos semanas contra el Navarra B tuve la oportunidad de poder regresar a la competición después de haber estado toda una vuelta entera sin poder contar para el equipo. En parte se debe a la gran mejoría que he tenido y a la confianza de mi entrenador, Álvaro García que siempre ha confiado mucho en mi y a la vez ha sido el mayor referente no sólo a nivel deportivo, sino también personal, puesto que juntos a mis compañeros han estado desde el primer día apoyándome. Este periodo ha sido muy duro porque para mi el waterpolo significa mucho. Es una liberación y una desconexión”.

– ¿Esperabas regresar a jugar?
“Claro que esperaba regresar, aunque reconozco que quizás no esta temporada, pero al ir bien todo, entre comillas, y comentarlo después con el míster se barajó la posibilidad de poder a jugar y por suerte, así fue”.

– ¿Qué sensaciones tenía?
“No te voy a mentir, sentía nerviosismo. Al principio sabía que era imposible volver al nivel que tenía o acercarme a el, pero llevo ya unas semanas entrenando y no me encuentro mal”.

– ¿Cómo fue el inicio de la enfermedad?
“Todo comenzó el año que estuvimos en Primera División. Durante la competición y especialmente en algunos partidos y viajes donde tenía que hacer más esfuerzo de lo normal, me sentía agotado, con una presión muy grande en el ojo e incluso alguna que otra vez con ganas de vomitar. En esos momentos, no le das mucha importancia, ya que me tomaba algo y se me pasaba hasta que un día fui al oftalmólogo y después de diez horas en urgencias me revisaron y diagnosticaron”.

– ¿Podría volver a recaer?
“Si. De hecho recaí este año en la tercera jornada cuando en una revisión me dieron una serie de resultados negativos. Seguí jugando hasta la quinta jornada cuando ya me dieron fecha para la segunda intervención. Yo me sentía bien y pude jugar sin riesgos”.

– ¿Que es para ti el waterpolo a día de hoy?
“El waterpolo para mi lo es todo. Es el salir de casa para practicar deporte, estar con los amigos, desconectar y hacer lo que más mes gusta con los míos. Soy un forofo del waterolo: el mejor deporte”.

– ¿Hasta cuando esperas poder seguir jugando?

“Me encantaría seguir jugando todo lo que pudiese, mientras mi físico y salud mental me permitan. Espero que puedan seguir contando conmigo, porque me rejuvenece, me da vida y quiero seguir ligado a este deporte de una forma u otra”.

twitter-bird@etoster
FOTOS: MARÍA SANTIAGO




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *