full screen background image
Search

Los equipos españoles quieren apostar por jugar en Europa

1127

La crisis económica que ha sacudido los últimos años a la sociedad española ha mantenido en jaque a los clubes y en particular a aquellos que su actividad se centra en deportes minoritarios donde el foco mediático nunca acaba de vislumbrar el camino. El waterpolo ha sido uno de los deportes que ha tenido que soportar la complicada coyuntura financiera en la que las ayudas tanto de instituciones como de empresas han disminuido considerablemente. Esta mengua ha afectado de lleno a los presupuestos de las entidades y por tanto a las plantillas que han tenido que pasar de hacer grandilocuentes fichajes (tantos nacionales como internacionales) a rendir pleitesía a jugadores de la casa con una incipiente participación de jóvenes deportistas, muchos de ellos con poca experiencia en categoría nacional.

Algunos equipos han aguantado las sacudidas de la crisis, aunque eso sí, a trompicones. Un ejemplo es el CN Atlétic Bacerloneta, campeón de Liga los últimos años y uno de los fijos cada año en competición europeo. Otros como CN Sabadell y CN Terrassa se han ido recuperando y sin ir más lejos esta temporada llegaron a jugar fase de clasificación de Champions y Euro Cup, respectivamente. Sin embargo, esta temporada los cincos clubes con billete para competir en el viejo continente parecen tomarse muy en serio sus posibilidades y desde ya pelean contra viento y marea por garantizar su presencia. Tienen hasta el 30 de junio para inscribirse. Aunque es una simple muestra de intenciones, los cinco clubes con plaza reconocen estar trabajando para recaudar los apoyos económicos necesarios.

La ‘wild card’ del CNAB

El Atlétic Barceloneta ha venido a ser el principal representante de España en Europa, gracias a la ‘wild card’ que otorga la LEN a los equipos más representativos de las ocho grandes potencias del continente. Cuenta con tres temporadas de duración, aunque es prorrogable. El conjunto marinero la obtuvo por primera vez en 2014 y este año la ha vuelto a obtener hasta 2020. Cada año la entidad que cuente con ella debe abonar 30.000 euros de canon. Al fin y al cabo el Club no sólo se ahorra el dinero que cuesta las distintas fases previas sino la incertidumbre de poder quedarse por el camino, por lo que en su mayoría ven con buenos ojos esta posibilidad.

En nuestro país es el CNAB quien opta a ella, mientras que en Italia es el Pro Recco o en Grecia el Olympiacos. En Hungría a día de hoy es el Szolnoki y en Croacia el VK Jug. En total son ocho los países donde se aplica este método, sin embargo, la idea tanto de los clubes como de la LEN es ampliar a otros países como Rusia, Rumanía, Montenegro, entre otros.

Los otros equipos ‘Champions’

El segundo y tercer equipo, es decir, CN Sabadell y CN Terrassa cuenta con billete también para Champions, aunque en este caso para llegar a la fase de grupos deben pasar dos rondas preliminares. En el caso de caer en segunda ronda pasarían a jugar la Euro Cup, la cual podría jugar la próxima temporada Quadis CN Mataró y CN Barcelona, quienes para llegar a Cuartos de Final tienen que pasar por dos fases previas.

CN Sabadell y CN Terrassa están cerca de jugar de nuevo en competición europea. La experiencia de esta temporada en la que participaron fue muy “reconfortante”, a pesar de caer ambos en primera ronda. El nivel era sumamente elevado. “De momento después de la primera toma de contacto con el club me han comentado que están trabajando para que podamos ir, pero aún no tenemos nada seguro”, reconoce Dídac Cobacho. En esta misma línea se pronuncia, el entrenador del primer equipo masculino del Club sabadallense, Chava Gómez, quien considera que “”.

La Euro Cup en el horizonte

Quienes tienen algo más complicado (por ahora) estar la próxima temporada en Europa son el CN Mataró y el CNB -cuarto y quinto clasificado- a pesar del crucial compromiso que muestran a día de hoy sus principales responsables. “Es posible jugar con los chicos en Europa. Desde hace semanas ya estamos teniendo contactos para obtener recursos suficientes para esta participación, puesto que nos parece importante para consolidar un equipo con diez jugadores de la casa y poder además mantener jugadores foráneos muy arraigados ya al club y a la ciudad”, argumenta Joan Masriera, responsable de waterpolo del Club del Maresme. En esta misma línea se pronuncia el ideólogo del primer equipo, Beto Fernández quien espera que a medida que pasen los días las opciones sean cada vez más reales. “Soy optimista y creo que hay muchas posibilidades”, puntualiza.

Por su parte, Joan Valls, vocal de waterpolo en la Junta Directiva del CNB reconoce que el proyecto del Club pasa por ir de menos a más a medio plazo y para ello una de las claves es jugar en Europa. La entidad pionera de nuestro país –cuenta con una Copa de Europa- está confeccionando una plantilla “lo más competitiva posible” para la próxima temporada, mientras busca un ‘sponsor’ que le permita hacer efectiva su posible presencia en la Euro Cup. “Considero básico participar en la Europa para el crecimiento del equipo”, comenta Valls.

twitter-bird@etoster




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *