Los seleccionadores (como regla general) han triunfado en sus etapas de jugadores

Son bastantes los casos de técnicos en los banquillos de Barcelona 2018 que antes han conseguido extraordinarios resultados como jugadores

El duelo que enfrentó  en la Picornell a Hungría e Italia correspondiente al grupo A de los Campeonatos de Europa de waterpolo Barcelona 2018 midió en los banquillos a dos entrenadores que años atrás, como jugadores, alcanzaron la máxima gloria olímpica: Alessandro Campagna por un lado y Tamasz Marcz por el otro. El italiano logró la medalla de oro en la inolvidable final de los Juegos de Barcelona en 1992, ante España, y el húngaro se hizo con la victoria en Sidney 2000.

Son bastantes los casos de técnicos en los banquillos de Barcelona 2018 que antes han conseguido extraordinarios resultados como jugadores. Otro buen ejemplo es el de Miki Oca, el seleccionador femenino español, antes campeón olímpico con la España de Joan Jané en Atlanta 1996. Oca disputó la final de 1992 frente a Campagna e incluso otro entrenador aquí presente, Dragan Matutinovic, que dirige los pasos del equipo femenino de Croacia, estuvo en ese célebre partido como máximo técnico de la selección española.

La gran referencia serbia

Dejan Savic, constructor de la gran Serbia que ha dominado la escena del waterpolo internacional en esta década, merece estar en este álbum. No llegó al oro olímpico (subcampeón en 2004), pero alcanzó todos los demás grandes títulos y jugó nada menos que 444 veces con el equipo nacional de su país. Una leyenda. Y como entrenador ha sido campeón de Europa, del mundo y olímpico.

También como jugadores han sido subcampeones olímpicos el georgiano Revaz Chomakhidze (con Rusia), en 2000, y el montenegrino Vladimir Gojkovic, en 2004. En el caso de España, David Martín tampoco desmerece. Fue subcampeón del mundo en Roma 2009 como jugador. Menos brillante es el palmarés de los entrenadores femeninos aquí presentes de su época como jugadores. Probablemente la más destacada, junto a Oca, sea la seleccionadora alemana, Anja Skibba, que representó a su país en 97 ocasiones, pero sin galardones de prestigio.

Como técnicos destacan el griego Georgios Morfesis, que llevó a su selección al título mundial en 2011, el húngaro Attila Biro, que con Hungría logró la victoria en los Campeonatos de Europa de 2016 celebrados en Budapest, y Fabio Conti, medalla de plata con su selección, el “Setterosa”, en los Juegos Olímpicos de Río

twitter-bird@waterpolistacom

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.