full screen background image
Search

Madrid 1986 y la interminable final entre Yugoslavia e Italia

788

Después de Guayaquil, donde jugaron hasta tres futuros seleccionadores nacionales, Toni Esteller, Joan Jané y Rafael Aguilar, llegó el primer Mundial en España. El mismo llegó después del cuarto lugar en los JJOO de los Ángeles y llenos de ilusión. Un seleccionador nuevo, Toni Esteller, que hasta el momento había combinado las funciones de jugador entrenador del CN Catalunya, hasta su elección como entrenador del combinado estatal. Sin un puntal como era Manuel Delgado en la portería debido a su lesión ocular, el marco de la selección estuvo defendido por Mariano Moya, el pulpo, como le bautizó la prensa madrileña en aquella época. Era una prueba de fuego, puesto que jugar en casa siempre lo es.

“La final entre Yugoslavia e Italia ha sido la más larga de la historia con innumerables prorrogas que hizo perder vuelos y trenes a los aficionados”

El marco fue magnífico y la respuesta de la afición fue importante. La piscina llena y un partido de gran igualdad, pese al apoyo del público Italia nos derrotó por un solo gol. La victoria amplia y obligada ante Israel, más la de prestigio 7-5 ante Hungría, nos situaban en lucha con Yugoslavia y Cuba, más Italia en la segunda fase de la competición. Como en anteriores mundiales, la selección que luego se proclamaría campeona nos cortó el paso, derrota ante Yugoslavia por 6-10 y el pago por la desilusión, derrota por la mínima ante Cuba, 11-12. Las dos victorias amplias, 15-8 y 11-4, ante las selecciones de RF Alemana y Francia nos llevaron a la mejor plaza histórica en esta competición.

Primera apariencia femenina

Fueron unos campeonatos históricos por diferentes motivos, el primero por la construcción del complejo de piscinas del Mundial 86, luego por la final Yugoslavia – Italia, más larga de la historia con innumerables prorrogas, que hizo perder vuelos y trenes a los aficionados de fuera de Madrid que asistieron al emocionante partido y tercero, ser el primer campeonato del Mundo de waterpolo femenino.

Sin la selección española, puesto que los responsables pensaron que no tendrían nivel para ello pese tener plaza por ser organizadores. Pese a ello no se desaprovechó la ocasión para que un combinado nacional entrenado por Jaume Granada realizase diferentes partidos amistosos con los equipos participantes. Los topless de las chicas de los equipos extranjeros en las gradas de las piscinas causaron sorpresa y causaron furor debido a las circustancias sociales y políticas en las que se encontraba España por aquel entonces. En el medallero Australia se impuso a Holanda, repartiéndose oro y plata, siendo USA el bronce.

twitter-bird@GasparVenturaM




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *