full screen background image
Search

Nunca es tarde para empezar

1300

Cada vez son más las personas que eligen la actividad física como vía de escape a sus rutinas. Con unas nociones básicas, todo el mundo se atreve a practicar cualquier deporte, desde el fútbol hasta el boxeo. Bajo esta premisa, Loany Peña, cuya política es que “el waterpolo es para todos”, decidió fundar la Capitals WP Academy. Quería darles una oportunidad a aquellos que tenían la ilusión de disfrutar de esta disciplina y ahora se siente feliz por poder entrenarlos. Como anécdota, explica que antes de entrar en la piscina siempre cuenta los asistentes a los entrenamientos de fútbol sala: “Cuando llego siempre somos más. Eso me hace feliz”.

La filosofía de la academia es sencilla: dar entrenos de calidad y poner el corazón en cada uno de ellos. Desde el cuerpo técnico, además de dar el máximo, intentan otorgar el mismo valor a todos y cada uno de sus integrantes. “Para nosotros es lo mismo un jugador de la academia que un cadete con su mejor progresión deportiva, les damos el mismo trato”, asegura Peña. En esta misma línea, el cubano destaca la figura de los entrenadores, quienes, aparte de enseñar lo básico, tienen que motivar a los jugadores, fomentar su pasión por el juego y manejar la carga de entrenamientos para que estos no resulten apáticos.

“Desde la base yo quiero darle las posibilidades a los que juegan bien y entrenan dos secciones diarias, aunque lo importantes es que todos sean felices”

Por el momento, no cuentan con muchos acuerdos con clubs porque, según Loany, los equipos generalmente tienen “masters” y hay mucha diferencia entre alguien que lleva toda la vida jugando y alguien que comienza a practicar este deporte. No obstante, en el futuro espera que su iniciativa continúe creciendo y reitera que quiere hacer que el waterpolo sea una oportunidad para todo el mundo. A día de hoy, cuentan con convenios con los siguientes colegios: Miramadrid (15 alumnos, Arula, Gaudem (12), Stellamaris (39) y Villarkor (24). También, acogen a otros 128 niños entre las categorías de benjamines, alevines y cadetes. En cuanto a lo que al equipo de profesionales se refiere, éste está formado por Francisco Javier Torres, Adrian Toledano, Luis Alberto Ramos Sánchez, Javier Peláez y Patricia Cardoso, que es la que pone los números a sus sueños.

El waterpolo, una pasión que viene de lejos

El amor por este deporte le llegó cuando apenas era un crío. Comenzó a entrenar en Santa Clara, en Cuba. A pesar de que él solo quería jugar, todos los que le veían decían que era bueno. Según él, esto se debía a que contaba con entrenadores de gran calidad. Entre ellos, Miguel Ferrer, Nelson Brito y Tomás de la Oz. De ellos, dice que podrían ser seleccionadores nacionales en cualquier lugar del mundo. “En Cuba todo es diferente y su proyección fue muy limitada”, comenta Peña.

Tras pasar 4 años en el ámbito de la natación, comenzó a jugar en las Escuelas de Iniciación Deportivas Escolares (EIDE). Después, entró en los canales de ascenso deportivo ESPA. A los 20, hizo las maletas y se fue de Cuba. Su destino, una Alemania en la que no logró adaptarse. Luego, ya como entrenador, llegó a España, donde ha entrenado a equipos como el Cuatro Caminos femenino, al que ascendió a primera regional. Más tarde, comenzó a trabajar en la base con el colegio Brains, en el que, gracias a Serafín Rojo, empezó a construir su propio estilo de trabajo. Un hecho diferencial que les permitió desbancar a otros clubs emblemáticos de la capital madrileña.

Fruto de su filosofía, tomó la decisión de emprender un nuevo camino en solitario y formar sus propias escuelas. Es decir, emprendió una nueva aventura con la intención de desarrollar un programa diferente donde todos tuviesen su espacio, tanto los más pequeños como los adultos. Y un sitio donde todos pudiesen disfrutar: “Desde la base yo quiero darle las posibilidades a los que juegan bien y entrenan dos secciones diarias, pero también a los que solo quieren y pueden venir dos días a la semana”. Lo importante, según el cubano, es que todos sean felices.

twitter-bird@nicolasarlanzon




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *