‘Pajarito’ dio alas al CN Sabadell en Kirishi

La portera del CN Sabadell fue la que mantuvo en sus manos cualquier posibilidad de éxito; sus intervenciones, su capacidad de liderazgo y su forma de afrontar los momentos de debilidad le hicieron clave a pesar de una derrota que encajó con entereza

Laura Ester, portera del CNS / JOSEP ARNAU (ATELIER PHOTO)

jugamos con cabeza“. Esto dijo Laura Ester a sus compañeras en los momentos que peor lo estaba pasando el CN Sabadell a mediados del segundo tiempo. Un parcial de 0-2 con un penalti errado de por medio de Anni Espar, puso el partido cuesta arriba a las catalanas que cayeron en el juego de las rusas: precipitación absoluta con lanzamientos sin ningún tipo de fe.

Fue entonces cuando tomó la palabra uno de los pesos pesados del equipo para levantar a las suyas. Mientras que sus compañeras no eran capaces de abrir la veda ante una bien colocada Anna Karnaukh, ‘pajarito’ se salía bajo los tres palos. Fue la responsable de que la diferencia en el electrónico no fuera mayor. Ésta seguridad que transmitía en cada una de sus intervenciones (incluyendo el penalti parado a Evgeniia Soboleva) provocó que sus compañeras aplicarán una dosis de velocidad, de concentración y de efectividad que había brillado por su ausencia en el segundo periodo.

Espíritu de superación

Fue el espíritu de Laura Ester la que despertó la remontada e inyectó en sus compañeras el ADN que tanto le caracteriza. Por algo es la mejor portera de Europa y justamente por eso mismo mantuvo en sus manos las posibilidades de éxito del CN Sabadell. Lo intentó, lo logró por momentos y terminó por asumir la derrota como ella sólo sabe: con entereza. Laura es una persona tranquila que en el agua toma un matiz más avivado. Después de 32 minutos de pura intensidad, Laura nadó sosegadamente con un balón entre las manos hasta la portería. Allí llegó con una cara pausada y una picara sonrisa con la que intentaba amedrentar a la jugadora que le lanzaría el penalti. Los cinco tiros entraron, algunos eso si con algo de fortuna.

Sin embargo, fue Laura la mejor del partido para las sabadellenses. Si éstas llegaron a jugarse el título en los penaltis fue gracias a ella, a sus paradas, a su solidez bajo los palos y al orden que desprendió en cada una de sus indicaciones. Al fin y al cabo, su capacidad para levantar el vuelo (referencia metafórica a la vez que literal) le hace imprescindible no sólo en su equipo, sino también en la selección española. Larga vida deportiva a Laura. Larga vida deportiva a la mejor portera de la historia del waterpolo español.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.