full screen background image
Search

Un final con mucho picante

879

Atlètic Barceloneta y Sabadell nos ofrecieron la semana pasada una final para el recuerdo, y no solo en el aspecto deportivo. En el Vallés se agradece desde hace tiempo que La Sirena Mataró esté poniendo en entredicho la aplastante hegemonía femenina del Astralpool. Un papel, el de discutir en cada partido la superioridad del gran favorito a casi todo, que en el caso de la División de Honor Masculina ha asumido el propio Natació Sabadell respecto al Barceloneta. En las últimas temporadas, el equipo del Chava Gómez ha puesto en serios apuros a los marineros, aunque al final los títulos hayan acabado en las vitrinas barcelonesas. Y la última muestra de ello es la final de los play-off.

En el aspecto deportivo la final estuvo igualado, con un Sabadell que forzó el tercer partido nada más y nada menos que anotando 13 goles ante el todopoderoso Barceloneta, y que se resistió a darse por vencido en el duelo definitivo. Ese espectáculo que da la igualdad en la competición vino acompañado por un punto de picante que los dos técnicos se encargaron de añadir. Una receta perfecta para entender el ambiente que ha rodeado la final, pese a jugarse dos de los tres partidos entre semana. Tanto el jueves en Can Llong como el sábado en Sant Sebastià, las gradas de las piscinas estuvieron llenas y ambas aficiones hicieron latir el waterpolo estatal como hacía tiempo que no pasaba.

No sólo era una cuestión de pugna deportiva, también tenía una parte de morbo. El entrenador sabadellense, Chava Gómez, dijo tras el segundo partido que necesitaban “hacer 10 cosas más que el Barceloneta para poder ganar”, comparando sus arbitrajes con los que reciben el Madrid o el Barcelona en el mundo del fútbol. La réplica de su homólogo en el Atlètic-Barceloneta también estuvo a la altura. “Se les está permitiendo demasiado, salimos quemados y sabiendo que el tercer partido será una guerra. Estoy acostumbrado a oír cada año esto, pero luego estos equipos que hablan tanto en Europa no pasan rondas”, respondía Chus Martín. Recién había acabado el segundo partido, y los nervios destensaron tal vez más de la cuenta la lengua de los dos entrenadores, aunque ello añadió un poco más de salsa a una receta, la de esta final, que ya de por sí tenía pinta de muy sabrosa.

Cosas de la tensión y los nervios

El viernes, entre el segundo y el tercer partido, tanto Miguel Hernando como Dani López Pinedo suavizaban un poco el Tabasco añadido. “Hubo mucha tensión y hablaron en caliente. Tal vez lo piensen, pero al final el waterpolo es un deporte de contacto y la agresividad no va más allá”, dijo en Ràdio Sabadell el segundo del Chava en el Natació Sabadell. De su parte, el portero internacional -que por cierto, reside en Sabadell- apostó por “no sacar de su contexto las declaraciones de dos entrenadores de sangre caliente”. No pasó de ahí, pero es innegable que le dio vida a una de las finales más igualadas de los últimos años.

Mención a parte merece la apuesta de la Real Federación Española de Natación por las retransmisiones en directo por Internet. Con las televisiones públicas mirando hacía otro lado una vez tras otra (solo hace falta ver el trato que recibió la Final Four femenina de Kirishi, por ejemplo, pese a tener señal y a dos equipos catalanes en liza), RFEN TV a través de la voz de Pau Vituri ha servido para que los amantes del waterpolo de todo el país puedan vivir en directo la emoción de este deporte, incluyendo los comentarios de los entrenadores en los tiempos muertos. El micrófono le jugó una mala pasada al Chava, que en directo insultó a uno de los colegiados en el segundo encuentro, pero como espectáculo, e incluso pedagógicamente, fue un auténtico éxito.

En definitiva, que el waterpolo, un deporte minoritario, fuese noticia durante toda la semana es en parte responsabilidad de todos. Del tesón por ofrecer un producto cada vez mejor y más atractivo, del nivel competitivo de los tres encuentros, de las aficiones que llenaron sendas piscinas e incluso de los dos entrenadores, que se encargaron de añadirle picante a la eliminatoria. En un deporte condenado a reinventarse para poder aparecer en las agendas mediáticas del país, una serie como está fue toda una delicia.

twitter-bird@adrian_arroyo




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *