full screen background image
Search

Un nuevo éxito del waterpolo femenino

430

La final del Campeonato del Mundo de Budapest celebrada ayer entre Estados Unidos y España ha sido una de esas finales sin historia, más allá de un cuarto y medio en el que las españolas aguantaron el arreón inicial de las jugadoras de Adam Kriorian.

Las inferioridades, determinantes

Y es que la gran facilidad con la que las norteamericanas han jugado el hombre de más (10 goles de 12 jugadas de superioridad) ha sido determinante. Con esta efectividad es imposible ganar. En este sentido, ha fallado la inferioridad. Han hecho cuatro o cinco goles por el ángulo corto que no deben entrar. Si te lo deben de hacer lo tienen que hacer de fuera, con lanzamientos en arco. Nos faltó localizar mejor los brazos. No obstante, este partido demuestra el porqué son las mejores, y en particular Kiley Neushul (cuatro goles), Rachel Fattal (un tanto) y Melissa Seidemann (una diana) que hicieron un muy buen partido. Me gustó mucho también la portera, Gabby Stone (7 paradas de 12 lanzamientos o lo que es lo mismo un 58.3% de efectividad).

Teniendo en cuenta que Estados Unidos está unos cuantos escalones por encima del resto, hemos demostrado en este Mundial que hemos sido el mejor equipo. Esta medalla de plata es merecidísima. Viene a ser un nuevo éxito del waterpolo fememino español.

twitter-bird@NaniGuiu




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *