‘A ‘Quim’ Fernández, in memoriam’

El pasado 27 de julio nos dejó una de las figuras arbitrales más queridas del Comité Nacional gracias a su dilatada trayectoria a pie de piscina, pero principalmente por su enorme calidad humana

Apreciados lectores de WATERPOLISTA.com, hoy inicio mi colaboración con este medio en el cual periódicamente iré publicando artículos que espero sean de vuestro interés. Y es que desgraciadamente el pasado 27 de julio uno de nuestros más queridos compañeros falleció y no puedo más que rendirle un sentido homenaje en mi primer artículo/colaboración. Nos comunicaron su fallecimiento durante la celebración del Campeonato de Europa celebrado en su ciudad, en Barcelona. Aquejado de una larga enfermedad que lo arrancó de nuestro lado a la pronta edad de 60 años. Quim fue para muchos de nosotros un maestro y un grandísimo compañero. Uno de nuestros mejores árbitros internacionales. Una persona queridísima e inolvidable.

Empezó su trayectoria arbitral de la mano de Ramón Gamisans y Pepe Bernal en 1978, vinculado desde siempre a su club, el Natació Barcelona, estuvo presente en infinidad de Campeonatos y Torneos alrededor del mundo representando a nuestro waterpolo y dejando grandes amistades en todos ellos. De carácter abierto y agradable, nunca se mordió la lengua y muchos, muchísimos son los consejos que nos dio.

Recordaré que siempre decía: “es más fácil subir que mantenerse”, refiriéndose a las diferentes categorías arbitrales o que “hay que mantener siempre tu propio estilo y personalidad arbitrando sino nadie entendería nuestro arbitraje”, otro de sus consejos, era “escucha siempre a todo el mundo y sus consejos, luego, quédate con aquellos que te sean útiles” y también acostumbraba a decir “hay que tener sentido común arbitrando”. Participó entre otros, en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 dónde nuestro seleccionado estatal consiguió el oro, en el Campeonato del Mundo de Fukuoka 2001, en el Campeonato del Mundo de Barcelona 2003 dónde en representación de árbitros y jueces realizó el Juramento. Quim, muy querido y recordado en especial en toda Sudamérica, pues fue ponente de innumerables cursos y clínics FINA para árbitros, participando, además en varios Campeonatos Panamericanos y Sudamericanos.

Un ejemplar palmares

A nivel nacional tuve la oportunidad, entre muchos otros partidos, de dirigir con él, mi primera Final de Copa del Rey en Zaragoza un CN At. Barceloneta-CN Sant Andreu en 2008 y el honor de que coincidiéramos en su último partido como árbitro en activo, un CN Premià- WP 98-02 en 2013. Tras dejar el arbitraje Quim, tuvo la generosidad de enseñar a nuevas generaciones de árbitros, viajando y recorriendo nuestra geografía peninsular y formando parte del grupo de evaluadores de la vocalía de waterpolo del CNA. Fue tutor de algunos de nosotros. Pocos meses antes de fallecer, nos reunimos muchos de sus amigos y familiares en una cena muy especial y emotiva en Mataró para celebrar su 60 aniversario. Permitidme que os haga conocedores del texto (traducido) que le dedicamos:

Quim, compañero, amigo, amigo en mayúsculas, hoy, haces 60 años, años muy vividos y disfrutados. Hoy, muchos de los que me formado parte de tu vida hasta ahora, queremos estar a tu lado con motivo de cumpleaños. Muchas, muchas, muchas, ¡¡¡felicidades!!! Una parte fundamental de tu vida, como para algunos de nosotros, ha sido sin duda nuestro querido deporte. Hacer de árbitro de waterpolo ha hecho que hayas viajado por todo el mundo arbitrando muchos y muchos partidos, pero sin lugar a dudas, ha hecho que hayamos tenido la suerte de conocernos. Permitidme ahora que hable más “personalmente” …, aunque creo que hablo por boca de muchos: cuando empecé a arbitrar, a los de tu generación, los veíamos como un referente a seguir, fue cuando, y ya empieza a hacer muchos años, yendo a nuestras cenas de los viernes, me permitió no sólo aprender un poquito más arbitralmente hablando, sino que pudimos conocernos como personas. Recordaras las anécdotas del “libro rojo”, si, ese libro que siempre decías (en sentido metafórico) llevar encima y donde anotabas lo más importante… Tus últimos años, viajando por España arbitrabas partidos, que por tu categoría arbitral no te tocaba silbar pero que lo hiciste para contribuir a la formación de muchos y muchos árbitros. Yo, también te tuve de tutor y son muchos los consejos que siempre me has dado y nunca te lo podré agradecer lo suficiente. Siempre has sido una persona y un árbitro que has hablado claro. Nunca has sido “político” has hecho y dicho lo que pensabas y en el que creías. “Clar y català”, una persona honesta y sincera, sin rodeos a la hora de hablar. Una parte de ti, ha sido, es y será siempre con nosotros en cada partido pitado. Muchas gracias, Quim, muchas felicidades.

El dolor y el vacío que ha dejado dentro del colectivo arbitral, es enorme, pero no es menos cierto que su recuerdo perdurará siempre entre nosotros. Un abrazo muy especial desde aquí a sus hijos Anna y Marc y a su mujer Montse y también a toda su familia.

twitter-bird@TeixidoJaume

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.