Antonio Ollé: “Siempre hemos sido una referencia mundial en el arbitraje de waterpolo”

Hablamos en WATERPOLISTA.com con el actual Secretario General de la RFEN pero que en sus tiempos tuvo un importante peso como responsable del Comité de Árbitros tanto a nivel catalán como a nivel nacional

Vinculado al Club Natación Vallirana, del cual fue nadador y jugador de waterpolo hasta el 1972, Antonio Ollé se convirtió árbitro territorial (1973), estatal (1977). Arbitraria 1.486 partidos de waterpolo, 296 en la máxima categoría estatal, y participó en los Campeonatos del Mundo de Madrid (1986) y en los Juegos Olímpicos de Barcelona (1992). Fue directivo del CN Vallirana (1969-77) y el presidió en algunos períodos, y miembro de la junta directiva del Comité Catalán de Árbitros y más tarde, de presidente (1997- 2000). Y es que el Ollé es una persona que siempre ha trabajado para el bien del deporte y en particular para uno especial para él como es el waterpolo. A día de hoy, ejerce de Secretario General de la Junta Directiva de la RFEN. Sobre sus inicios, sobre la situación de nuestro deporte y los retos que tiene por delante hablamos en WATERPOLISTA.com con el directivo catalán.

– ¿Cómo y cuándo comenzó tu vinculación con el waterpolo?
“Mis inicios en el mundo de la natación/waterpolo se remontan a finales de los 60 e inicios de los 70 donde en mi club de origen, el C.N. Vallirana iniciamos las actividades deportivas federadas, primero en natación y unos años después en waterpolo. En aquella época y antes de iniciar la participación en campeonatos oficiales en el año 1974, teníamos una actividad básicamente de verano, jugando partidos amistosos, con diversos clubes del entorno. Fue determinante también la época de estudiante, cuando jugábamos un campeonato universitario, en el que los mismos jugadores hacíamos de árbitros, y ahí fue donde empecé mi actividad como tal. En 1972 obtuve el título de árbitro territorial y en 1976 de nacional, dedicándome desde entonces básicamente a funciones arbitrales y posteriormente directivas”.

– ¿Como era el waterpolo por aquel entonces?
“Aunque los elementos básicos eran los mismos (campo de juego, porterías, pelota, número de jugadores en el agua, etc..), la manera de jugar y el reglamento eran completamente distintos: partes de 5 minutos, cambiando de banquillo al final de cada parte; un solo árbitro; arbitraje con bandera bicolor; equipos de 11 jugadores, expulsiones de 1 min y posesiones de 45”, entre muchas otras”.

– ¿Se diferenciaba mucho al de ahora?
“Era sensiblemente distinto. Recuerdo que una de las jugadas más características de aquella época, era la expulsión por reiteración de faltas. Por tres faltas ordinarias seguidas se señalaba expulsión. Esto condicionaba mucho la estrategia de los equipos y era muy explotado en la posición de boya puesto que, cuando el defensor hacia la segunda falta cambiaba con un exterior para evitar la expulsión. Se producía un cierto desajuste en los marcajes, que intentaba aprovechar el equipo atacante para lanzar. Por otra parte, actualmente el juego es más rápido, con más protagonismo de la preparación física, porque los periodos son más largos y se producen muchos más ataques debido a la reducción del tiempo de posesión, y de las situaciones de córner, aumentando significativamente el número de transiciones. Aunque, por otra parte, el peso y la corpulencia de los jugadores/as continúa siendo un elemento de vital importancia”.

– ¿Qué te llevo a involucrarte al waterpolo?
“Inicialmente, de pequeño, “ir a la piscina”, era prácticamente la única distracción que teníamos en verano y allí realizábamos diversas actividades acuáticas, más o menos formales. Posteriormente, entrando en ya en la actividad más deportiva, creo que se asocia a un sentido de colaboración. Al pertenecer a un club pequeño, en el que todos teníamos que hacer de todo, te vas involucrando en diversas tareas, entrando en contacto con otros cometidos, y te acabas dedicando finalmente a alguno en concreto, en mi caso al arbitral”.

– ¿Cómo valoras el momento actual del arbitraje en España?
“Sinceramente, creo que es excelente. Históricamente, hemos sido una referencia mundial en el mundo del arbitraje de Waterpolo. No obstante, la diferencia con la situación actual es que ahora disponemos de un buen grupo de árbitros de primer nivel que pueden intervenir con garantías en cualquier partido de máximo compromiso y así es reconocido por los organismos internacionales. Esto hace que no se personalice especialmente en nadie en concreto y lo destacable sea el nivel global. Por otra parte, siguiendo a este grupo de árbitros excelentemente considerados en el ámbito internacional, existe un colectivo que está prácticamente al mismo nivel que los anteriores y que puede suplantarlos en cualquier momento. Todo ello es fruto de una metodología y rigurosidad en el seguimiento de las actuaciones arbitrales, establecida desde hace tiempo, y actualizada convenientemente, que comporta un estímulo en cada árbitro para su permanente intento de mejora”.

– ¿Cuáles crees que son los retos a los que se enfrenta?
“Evidentemente, en el arbitraje en general, no solo el nuestro, parece que el reto mas inmediato al que se enfrenta es a de la asimilación de la incorporación de las nuevas tecnologías, que sirven para ayudar en la función del árbitro. Se debe aprender a modular su intervención, para no caer en peligro de que de que el árbitro haga, de alguna manera, dejación de su responsabilidad en las situaciones más complicadas confiando en que lo haga “la máquina”. Se debe determinar en qué casos y momentos se deben usar, criterio que irá variando según la evolución de esas mismas tecnologías. Leí hace unos días en una publicación un artículo sobre las profesiones que estaban condenadas a desaparecer en los próximos años, y me sorprendió que entre ellas figuraba la de árbitro. Probablemente queden todavía bastantes décadas para llegar a ello, al menos en nuestro deporte”.

– ¿En qué se diferencia con el arbitraje de antes?
“En mi opinión, el arbitraje es actualmente bastante más complicado que antes. Hace años, en general y con todas las reservas, el arbitraje se circunscribía a aplicar exclusivamente lo que decía la letra del reglamento. Una frase característica en el mundo arbitral hace años ante cualquier duda en alguna jugada era “¿Qué dice el reglamento?” Actualmente, la respuesta a esta pregunta no resuelve gran parte de las posibles jugadas que se pueden dar en un partido. Hay muchas situaciones en las que la interpretación del juego por parte del árbitro es indispensable, lo que conlleva, inevitablemente, un cierto grado de subjetividad. Es decir, existe un mayor número de situaciones en que la visión personal del árbitro, le conduce a señalar o no una determinada falta. En este sentido, y para intentar unificar criterios, son frecuentes las normas, instrucciones, circulares y recomendaciones en general, complementarias al propio reglamento, que se van publicando por parte de diversas organizaciones”.

– A día de hoy, ¿Cuáles son tus funciones en la RFEN?
“Desde el año 2016, soy el Secretario de la RFEN, y consecuentemente, miembro de su Junta Directiva y Comisión Ejecutiva”.

– Si tuvieras que quedarte con algo, ¿qué es lo que más te ha aportado el waterpolo?
“El dedicarse a una actividad voluntaria, pero con un alto grado de compromiso y responsabilidad, te aporta una posición complementaria en la sociedad, a lo que son los entornos convencionales de desarrollo personal. Cuando en alguna parcela de tu vida se presentan situaciones incómodas, siempre tienes el refugio mental de las otras. Es lo que podríamos llamar diversificar la dedicación, sin por supuesto, renunciar a ninguna de las responsabilidades que te corresponden como individuo en cada uno los ámbitos. Por otra parte, se tiene la oportunidad de conocer a multitud de personas de todo el mundo, con los que es agradable compartir y relacionarse. Por supuesto, entre todos ellos, como no puede ser de otra manera, existe un grupo más cercano, con el que hay relación desde los inicios, hace muchos años, que se convierten en verdaderos amigos y que llegan a ser en realidad, como una segunda familia”.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.