Blanca Gil: “Estoy orgullosa de haber podido formar parte de la selección española”

La deportista asegura que vivió una etapa muy intensa cuando era jugadora de élite, y ahora reconoce en WATERPOLISTA.com que es feliz al poder estar vinculada al deporte, y en particular al waterpolo del Club Aquatics Sóller

Blanca Gil (Castellón, 1983), referente para el waterpolo español siendo pionera al conseguir grandes logros en las piscinas, dejando con la boca abierta a toda persona en cada jugada. Ha sido considerada mejor jugadora en varios años (2005, 2007 y 2008), así como máxima goleadora del continente en 2007 y 2008. Su decisión de irse a Italia fue para poder crecer más como jugadora y allí formó parte de la plantilla del Orizzonte de Catania con quien consiguió por partida doble la Copa de Europa. Esta etapa fue intensa para la deportista y también estuvo presente la cara negativa de la historia, desde un cáncer de útero hasta una depresión, aunque todo superado a día de hoy. Actualmente sigue vinculada con el balón amarillo, pero desde otra perspectiva, el Club Aquatics Sóller ahora cuenta con ella como entrenadora de varias categorías y con unos objetivos claros.

Pregunta: ¿Cómo es la vida a día de hoy de Blanca Gil?
Respuesta: Mi vida en estos momentos es bastante movida en el sentido positivo, trabajo en una consulta de nutrición deportiva de alto rendimiento donde tengo campeones olímpicos, gente que quiere seguir un estilo de vida saludable, y por las tardes soy entrenadora del Club Aquatics Sóller de las categorías cadete, juvenil y absoluto, y también soy madre de familia, de dos hijos, uno de 7 años y el otro de 3 años. La verdad que tengo mucha suerte, no me aburro, estoy todo el día en activo, bastante feliz y contenta, con un marido italiano que me apoyó en todo, es abogado aquí en Mallorca y se ha adaptado muy bien.

P: ¿Cómo ha ido la evolución del equipo estos últimos años?
R: Ha tenido altos y bajos, este año ha tenido un bajón muy grande. Este es el primer año que estoy cogiendo las riendas como entrenadora, los dos años anteriores estaba de coordinadora de todo el club que tiene otras disciplinas como natación, sincronizada o aguas abiertas. Este año el equipo tiene menos jugadores porque algunos se han ido. Los objetivos de este año son poner los pies en el suelo, fomentar unos valores diferentes en el deporte, pero de competición de momento no, queremos que la gente venga a divertirse, que las familias estén contentas ya que es un club familiar. De momento estoy inculcando a mis jugadores valores, que se diviertan, preocuparme por sus vidas personales y que estén a gusto y contentos del deporte que están haciendo. Tengo pocos jugadores de todas las categorías, cojeo mucho y no tengo casi banquillo, es muy difícil entrenar en estas condiciones. Tácticamente poco puedo enseñar de momento porque primero tiene que haber una buena base.

P: ¿Cómo ven desde el club la situación del waterpolo balear?
R: Siempre busco la parte positiva en todos los aspectos, aunque las cosas no gusten o no sean buenas. El waterpolo balear ha crecido mucho en los últimos 15 años, pero puede mejorar bastante, se podrían hacer mas cosas, pero no se da a basto, falta gente, falta dinero, faltan árbitros y gente que ame este deporte, y por lo tanto es complicado avanzar. Es muy difícil que en una isla progrese rápidamente el waterpolo.

P: ¿Cómo has visto desde fuera el reciente éxito de la selección española?
R: Espectacular, no hay otra palabra, tanto chicas como chicos. Muy buen trabajo el que esta haciendo Miki Oca, Jordi Valls y todo el conjunto. Con los pelos de punta viendo cada partido y como lo afrontan, con madurez y sangre fría. Desde fuera se ve de una manera y parece muy fácil, pero lleva mucho detrás este trabajo, se lo merecen de sobra. Estoy super contenta y orgullosa del éxito que han tenido.

P: Fuiste una de las jugadoras en formar el inicio de la selección, ¿qué recuerdas de aquella época?
R: Recuerdo que fue una época muy bonita, una etapa de mi vida muy intensa, de mucho sacrificio, alegrías, tristezas, frustraciones… Años de lucha, de entrega máxima en todos los sentidos, dejando a mi familia, todo de lado, viviendo solo del waterpolo, migrando a Italia para poder vivir más intensamente de este deporte. Cuando yo recuerdo esta etapa, la recuerdo a veces con angustia porque ha habido momentos muy duros en mi vida, pero también recuerdo experiencias inolvidables con gente que sé que ha valido la pena y aun mantengo relación con estas personas. Cuando lo pienso tengo algo dentro de mí que me da tristeza y alegría a la vez porque es algo que ya he vivido y no puedo volver a vivir. Estoy orgullosa de haber podido formar parte de la selección y que ahora recojan estos frutos porque sé que he sido un referente para muchas jugadoras.

P: ¿Cómo has visto la evolución?
R: Lleva años de trabajo intenso, ya se vio en muchos aspectos cuando entró Miki Oca, trabaja la parte táctica, técnica, emocional que para un deportista de élite es fundamental, el equipo como una familia, todos a una. He visto la evolución de una manera impresionante, sin palabras.

twitter-bird@ines_lg99

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.