Carlos Touriño: “La calidad del jugador gallego es hoy día cada vez mejor”

El presidente de la Federación gallega valora en WATERPOLISTA.com, el actual momento en el que se encuentra el waterpolo en la Comunidad, y dando algunas pistas de lo que viene por delante

Los últimos números nos permiten asegurar que la actividad del waterpolo en Galicia ha dado un cambio (a mejor). Está en auge, y eso hace mirar el futuro con optimismo. Para muestra un botón. En los últimos nueve años el número de licencias se incrementaron en 124, pasando de las 376 en la temporadas 2008/2009 a las 500 con las que la Federación Gallega de Natación cerró el curso pasado. Algo que se sustenta, según reconoce a  WATERPOLISTA.com Carlos Touriño, presidente de la FEGAN al impulso que están dando los clubes a nivel de categorías. Touriño que volvió en el 2016 a la Presidencia del órgano federativo autonómico después del hasta ahora presidente Carlos Bremón, es profesor en la Facultad de Ciencias de la Educación y del Deporte de la Universidad de Vigo.

– ¿Cómo es la situación actual del waterpolo en Galicia?
“El waterpolo gallego de base gallego se inicia en el 2004, con una reunión celebrada entre los pocos clubes existes de waterpolo (nutridos principalmente por ex nadadores absolutos) y la Federación Gallega. Ese día decidimos, partiendo de la categoría senior estructurar el waterpolo de arriba abajo y temporada a temporada lo hemos ido logrando. El waterpolo está teniendo un crecimiento sólido, se ha conseguido estructurar el trabajo con la base, realizando diferentes programas de formación y tecnificación con las categorías inferiores que poco a poco se están viendo reflejadas en las categorías superiores, como así lo demuestran las participaciones en campeonatos de España, tanto de selecciones donde hemos llegado a luchar por las medallas (algo impensable hace unos años), como los diferentes clubes. Otro caballo de batalla importante en nuestra comunidad es el crecimiento y apuesta que se está desarrollando en la categoría femenina, con un modelo centrado en la base, pero sin perder de vista la categoría senior. Apostamos hace 3 años por llevar un equipo femenino al campeonato de autonomías, y el resultado fue muy positivo, desde entonces llevamos 3 participaciones, y la idea es seguir perseverando. Además, los clubes están participando en fases de ascenso y campeonatos de España exclusivamente femenino. De la misma forma, la creación de un mayor número de clubes es objetivo de esta federación, facilitando todo aquello que esté en nuestra mano, por ejemplo, este año tenemos dos incorporaciones, Club Waterpolo Lugo y Club Waterpolo Cambre (filial de la Asociación Coruñesa de Waterpolo). Todavía se nos resisten alguno de los objetivos que nos hemos trazado ya que de momento no hemos conseguido llevar a un equipo a categoría nacional (las 2 últimas temporadas el Waterpolo Santiago se ha quedado a las puertas)”.

– ¿Crees que la coyuntura ha mejorado con respecto a cinco u ocho años atrás?
“En cierta medida está respondido en la pregunta anterior y aunque los números avanzan poco a poco, la calidad de nuestros deportistas es claramente mejor y la estructura de nuestros clubes se va consolidando en los lugares en los que están asentados. Nos encantaría ser capaces de ir más rápido en el desarrollo pero nunca hemos dejado de progresar. Hemos mejorado en cuanto a estructura, resultados, arbitraje…pero aún nos mucho que hacer, somos consciente y en ello estamos”.

– ¿Cuáles crees que pueden llegar a ser los puntos fuertes del waterpolo gallego? ¿Y los débiles?
“Nuestro punto fuerte son los clubes, las ganas con las que abordan su expansión y el entusiasmo y la cada vez mayor formación de las personas que conforman los mismos, desde jugadores hasta directivos pasando por sus entrenadores. Nuestros puntos débiles a día de hoy son; la dificultad del acceso a las piscinas y su disponibilidad para el entrenamiento, las grandes distancias que tienen que hacer los clubes para poder jugar debido a nuestra geografía, poco apoyo económico de este deporte que hasta ahora han conseguido los clubes de los patrocinadores privados.

– ¿Cuáles crees que son las claves para que después de tantos años, Galicia no cuente todavía con un representante en categoría nacional?
“Es una de nuestras espinitas, creo que la razón es multifactorial, debemos de tener en cuenta que fuera de Galicia si tomamos un radio de 600 km a la redonda desde Santiago, Pontevedra o La Coruña, a nivel estatal, no hay equipos nivel similar o superior al que nos podamos enfrentar (como lo hacemos en una fase de ascenso). Lo más próximo que tenemos dentro de esos 600 km de radio, son los clubes como el Waterpolo Castellae (Burgos), el Waterpolo Zamora, o los incipientes núcleos de waterpolo de Valladolid y Oviedo, pero la lejanía de los equipos a los que se enfrentan en dichas fases, la dinámica de competición de la propia fase (muchos partidos en poco tiempo) y el aspecto económico que implica desplazamientos para conseguir enfrentarse a equipos similares a los nuestros, creo que de momento ha propiciado que no lo hayamos logrado, aunque seguro que lo conseguiremos más pronto que tarde”.

– ¿Qué puede suponer para la Comunidad que un club consiga el ascenso?
“Supondría un salto importante para aumentar el nivel, vendrían equipos de fuera y nuestros jugadores seguirían mejorando, habría más árbitros de los que aprender, motivación para llegar a jugar con el primer equipo, ayudas económicas para clubs de categorías nacionales (en Galicia la Xunta apoya a estos clubes), jugadores gallegos con más nivel por el aumento de la competición… en fin un escalón importante para seguir subiendo”.

– A nivel de categorías, ¿cómo está siendo el trabajo?
“Positivo, como hemos dicho anteriormente, los clubs están muy concienciados y prueba de ello es que la mayor parte de clubes tienen representación en categorías alevín e infantil, incluso algunos con dos equipos”.

– ¿Qué medidas están llevando a cabo desde la Federación para mejorar el área de waterpolo?
“Desde hace ya varios años estamos trabajando en Tecnificación con la categoría infantil, tanto masculina como femenina, pero nos hemos dado cuenta que podemos ayudar más a nuestros clubes y la idea del que les habla (estamos en proceso electoral), es empezar a trabajar antes esa tecnificación (categoría alevín) y potenciar de manera inmediata a la categoría superior a la infantil cadete, para que nuestros jóvenes implementen los equipos absolutos y los empujen a conseguir el ansiado ascenso”.

– ¿Están contando con la activa participación de todos los clubes?
“La mayoría de los clubs nos dan un feedback positivo, críticos como tiene que ser para construir, pero el ambiente es bueno”.

– ¿Cómo crees que se ve desde fuera el waterpolo en Galicia?
“Poco a poco, creo que van viendo como estamos nuestra evolución, a día de hoy ya no pasa como algunos años que los Gallegos eran los de menor nivel, diríamos que estamos en una zona media, donde en ocasiones podemos competir de tú a tú con equipos de comunidades más potentes históricamente”.

– ¿Qué futuro le auguras al waterpolo gallego a corto – medio plazo?
“Con las líneas de actuación que tenemos previsto plantear y el día a día de los clubs, estamos ilusionados en conseguir nuevos objetivos de crecimiento: aumento de nº licencias, consolidación estructural de clubs, nacimiento de nuevos puntos de waterpolo en nuestra geografía, mejora de resultados deportivos, más árbitros tanto a nivel autonómico, como nacional…en definitiva seguir creciendo de manera sólida y continua”.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.