Chalo Echenique quiere pasar página y poner el foco ya en el Europeo de Barcelona

Tras la final ante Olympiacos se le vio muy tocado; por segunda temporada consecutiva el ex jugador del CN Atlétic Barceloneta se quedó a las puertas de lograr una Copa de Europa que para un equipo como el Pro Recco es casi una obligación

Tras la derrota en la final, uno de los jugadores al que más le costaba ocultar su tristeza en el momento de la entrega de medallas fue Chalo Echenique. Con la mirada perdida y los ojos llorosos, el jugador del Pro Recco demostraba ser humano. Por segunda temporada consecutiva se quedó a las puertas de conseguir su segunda Copa de Europa, la primera la logró en 2014 con el CN Atlétic Barceloneta. Sin embargo, en esta ocasión las sensación de frustración e impotencia era quizás más boyante, puesto que al contrario de la temporada pasada (en la que cayeron en semis ante el VK Jug) en esta edición rozaron con la yema de los dedos el éxito, habiendo perdido en la final. Aunque siendo justos, la final tuvo un claro dominador, y ése no fue el Recco.

No obstante, el peor Recco de la temporada tuvo dos jugadores que de una otra manera asumieron la responsabilidad de mantener vivos a los suyos y resistir de las múltiples llegadas insistentes de los helenos. Esos dos deportistas fueron Chalo Echenique y Di Fulvio, los cuales hicieron lo que pudieron y fueron los claros generadores de peligro ante la meta bien defendida de Josip Pavic que evitó algún que otro gol del internacional italiano y ex jugador de la selección española. A Chalo (tiene alma de ganador) se le vio tocado. No entraba dentro de sus planes este traspiés. Pasó por zona mixta con cara lánguida. Con cara de pocos amigos. Aún así no dudó en hablar unos segundos con nosotros. Le costaba hablar de lo ocurrido. Y es normal, si tenemos en cuenta que había perdido una Copa de Europa quince minutos antes. A pesar de todo ello nos atendió y dentro de lo que cabe se mostró tajante: “después de no conseguir el título, no puedo valorar éste torneo como bueno“. “No hemos conseguido el objetivo y por tanto no puedo considerar como bueno esta Final Eight“, puntualiza.

Sin tiempo para encajar la derrota y a sabiendas de los cambios que pueden haber en el Pro Recco las próximas semanas, Chalo Echenique se aferra desde ya a la selección italiana. Allí se pondrá a las órdenes de Sandro Campagna (se oye que puede ser el relevo de Vladimir Vujasinovic) con el Europeo de Barcelona de éste próximo verano como objetivo. Allí se puede quitar la espina, al igual que Guillermo Molina. Chalo reconoce que llega con “muchas ganas e ilusión“. El reto no es otro que el de lograr la medalla de oro, ya que la Setebello se quiere rehacer de la discreta sexta plaza del pasado Mundial de Budapest. Veremos como se desenvuelve Chalo en el equipo nacional italiano (en una gran competición).

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.