Charly García no se quiere despertar del sueño

Este entrenador argentino es un verdadero amante del waterpolo y a base de constancia y sacrificio ha logrado entrar de lleno en el staff técnico del CN Atlétic Barceloneta, algo que define como un "sueño cumplido"

No todo el mundo puede decir que trabaja en lo que el gusta. Y eso es lo que le ocurre hoy día a Charly García, un amante del waterpolo argentino, que en parte ha logrado cumplir su sueño. “Vinimos a Europa con mi mujer, por waterpolo y es la responsable de empujarme hacia adelante constantemente, se lo debo todo. Me ha acompañado a distintos países, solo para que viera las distintas metodologías de entrenamiento, hemos visto desde los más pequeños hasta absolutos. Y actualmente soy parte del Atlétic Barceloneta, una de las potencias más grandes del waterpolo mundial, donde llegué para aprender y me dieron la oportunidad también de enseñar“, explica a WATERPOLISTA.com el entrenador que no sólo forma parte del staff técnico del equipo absoluto que lidera Chus Martín, sino que a su vez ejerce de técnico en las categorías inferiores de la entidad marinera. “Formar parte del Barceloneta, es el sueño de cualquier jugador o entrenador. Es muy difícil explicarlo, imaginate que hace unos años miraba los partidos por youtube y ahora tengo la posibilidad de aportar mis pequeñas líneas en la historia del club. Voy a trabajar con ganas, sabiendo que muchos desearían estar en mi lugar y me esfuerzo por hacer bien lo que me toca. Aprender día a día de entrenadores y jugadores con esta experiencia y trayectoria, es una oportunidad para crecer si la sabes aprovechar. Es un ambiente ideal, donde se juntan jugadores internacionales, campeones de Europa, mundiales, olímpicos y un staff técnico que puedo usar como manual de enseñanza“, puntualiza.

Y es que al final, García es un verdadero amante del waterpolo que compagina su pasión deportiva con otra importante en su vida como es la cocina, teniendo en cuenta que según confiesa le cuesta mucho imaginar como sería su vida sin el día a día que le supone el mundo del waterpolo amarillo, y más teniendo en cuenta que “hemos sacrificado mucho y me ha costado mucho llegar al lugar donde hoy estoy”. “Creo que para poder estar a la altura no hay que perder la ilusión, mantener la motivación y plantearse objetivos, pero lo que considero aún más importante es la formación constante, las ganas de crecer y aprender, es un deporte que muta mucho y hay que adaptarse a los cambios que genera el deporte“, relata con contundencia Charly, el cual tiene claro que el reto que debe poner a efecto cada día debe pasar por “superarme y no conformarme“. “Soy exigente, no me pongo un techo, hace unos años ni imaginaba que estaría entre la élite del waterpolo mundial. Las ganas y el hambre por aprender te van abriendo caminos y mostrando nuevas oportunidades“, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.