“En el ‘Cata’ siempre hemos recordado a Jesús Rollán”

El actual gerente del CN Catalunya, exjugador del club, así como amigo y compañero de Jesús Rollán, Jordi Paya repasa en WATERPOLISTA.com la figura del portero español después de que el club catalán rindiera un merecido homenaje el pasado viernes

Un reconocimiento esperado por muchos. El pasado viernes, el CN Catalunya rindió homenaje al Jesús Rollán que el pasado 4 de abril habría cumplido 50 años. Su figura continúa en la mente de mucho de los miembros de la entidad gracience en la que el madrileño consiguió siete Ligas, seis Copas, una Copa de Europa y una Recopa, entre otros. Desde el pasado viernes el local sociedad del Club pasara a llamarse Sala Jesús Rollán. Uno de los responsables de esta iniciativa es Jordi Payá, gerente del ‘Cata’ y compañero suyo durante muchos años. “Desde el club siempre hemos pensado que el paso de Jesús por el Catalunya debía ser recordado. No por nosotros, que lo recordamos cada día sino por todas las distintas generaciones. Realizamos con cierta asiduidad actos en los que le rendimos recuerdo y ahora con motivo de su 50 aniversario decidimos dar nombre a la Sala Social. De esta forma queda perpetuada su memoria“, comenta el exjugador nacido en Manresa que con tan sólo 15 años fichó por el Catalunya. Bajo su estela conquistó la competición europea y sumó más de 300 participaciones como internacional.

Un tipo sensacional

Pocas personas desconocen lo que fue para el waterpolo español Jesús. En este sentido, Payá recuerda que el portero madrileño “fue miembro de la mejor etapa deportiva en la historia de nuestro club. Me atrevería decir que del mejor equipo de la historia del waterpolo español en clubes con Rollán, Estiarte, Andric, Payá, Pedrerol, Toto y Neira, entre otros. Pero lo que fue va más allá de ser miembro de estos equipos. Nos hacía mejores a todos, dentro y fuera del agua. Con su calidad, personalidad y carácter ayudó a poner al cata en el Olimpo del waterpolo europeo durante años“. Más allá de todo lo expuesto, lo cierto es que Rollán y Payá fueron algo más que compañeros, amigos. “Era ante todo mi amigo y sencillamente era alguien con un carisma muy especial. Sinceramente creo que era una de esas personas que raramente encontramos, con bondad infinita, risueño y fiel con todos. Le echo cada día de menos porque cada día le recuerdo“, puntualiza.

En este sentido, Jordi recuerda con cariña una anécdota que le marcó un antes y un después: “siendo yo entrenador y ante un partido que a la postre nos podía llevar a ganar el campeonato de liga, me vio toda la semana preocupado, estudiando vídeos del equipo contrario e intentando encontrar la forma de frenar la capacidad ofensiva del equipo contrario. Me llamó la noche anterior y me dijo: Giorgio, te he visto demasiado preocupado para el partido, no te preocupes por la defensa. Tu decide hoy qué jugador me dejas para mi y lo voy a machacar a paradas. Prepara la defensa sin preocuparte del jugador que decidas. Creo que esta anécdota le define: como ganador, jugador de carácter, soñador y repito amigo“, explica con añoranza.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.