Diego Malnero: el ‘cerrojo’ de la portería celeste

El portero del CN Catalunya a las órdenes de Tato García tuvo una destacada presencia en el Campeonato de Sudamerica que disputó junto a sus compañeros de la selección argentina en Perú finalizando en segunda plaza

Aunque perdieron en la final ante Brasil (cayeron por la mínima), Argentina regresó de Perú con la satisfacción de haber logrado su objetivo: obtener el billete para el campeonato más importante de América: los Juegos Panamericanos del próximo año. Gran parte de responsabilidad de éste particular éxito reside en Diego Malnero, uno de los encargados de defender la portería de la selección celeste. Desde el año 2012 (y después de un periplo de dos años en las selecciones de categoría) el portero del CN Catalunya esta dos últimas temporadas lleva formando parte del equipo nacional absoluto. Todo ello después de haberse iniciado en el mundo del agua a los diez años. Primero en la natación y ya meses después en las categorías formativas Club Atlético Independiente que le permitió dar el salto al equipo absoluto del SUTERH, equipo en el que militó hasta que cruzó el charco y probó fortuna en la Liga española por medio del combinado de Tato García al que Diego -según él mismo reconoce- “le debe los mejores años al haberme abierto las puertas”.

Aunque como es normal extrañan muchos de los lazos que mantiene con Argentina, entre ellos sus amigos y familiares, Diego se muestra sumamente “satisfecho” al poder entrenar y jugar al máximo nivel en una Liga de prestigio como es la PREMAAT. “Las ganas de progresar en el deporte, hacen que todo el esfuerzo valga la pena“, reconoce a WATERPOLISTA.com un portero que fruto de esa decisión logró mantener viva su trayectoria como internacional que empezó en Calgary (Canadá) durante el torneo clasificatorio para el Mundial de Barcelona 2013. Allí llegó a coincidir con Chalo Echenique que después jugaría con España antes de recalar finalmente en Italia. “Fue un torneo muy bueno, dónde competimos de igual a igual con brasil y del cual tengo grandes recuerdos“, comenta un deporta que por otra parte se muestra sincero a la hora de analizar el actual momento que vive el waterpolo en su país: “es un deporte amateur de un ritmo e intensidad menor, ya que la mayoría de los jugadores lo realizan como un hobbie y las condiciones básicas para perfeccionarse en los clubes no siempre son las suficientes. A pesar de ellos, los jugadores lo viven con mucha pasión”, explica a la par que deja claro que el trabajo a nivel de selección “se ha tornado más serio y profesional con la ambición de ser más competitivos y pelear por un podio en Lima 2019”. “Creo que el futuro del waterpolo argentino es bueno, hemos demostrado que con trabajo duro y con el apoyo de los distintos entes mejoramos nuestra imagen y competitividad. Mientras estos dos ejes continúen alineados, espero que la pendiente de crecimiento siga siendo positiva“, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.