Diego Tébar, con ilusión pensando ya en su etapa nueva en el CN Sant Andreu

El portero madrileño deja las filas Del Real Canoe NC para sumarse al proyecto del CN Sant Andreu, al que llega con la intención de aprovechar "la oportunidad de jugar en Barcelona de nuevo, así que con muchas ganas de iniciar esta nueva etapa"

La próxima temporada Diego Tébar jugará en las filas del CN Sant Andreu. Al que llega cargado de ilusión después de su etapa definiendo la portería Del Real Canoe NC en la Liga PREMAAT Masculina. Particularmente, el guardameta madrileño cuando se le pregunta sobre la temporada que venía realizando su equipo hasta antes del parón se muestra muy claro: “sí que es cierto que no cumplimos el objetivo de entrar en la Copa del Rey, y la primera vuelta fue un tanto irregular, con buenas sensaciones en algunos partidos complicados, pero fallamos el día ante el CN Catalunya en casa, un rival directo. La segunda vuelta la comenzamos de una manera brillante y habíamos dado un cambio mental como equipo, estabamos mucho más compenetrados y unidos y lo estábamos trasladando al agua con grandes resultados como la victoria contra el CE Mediterrani en casa, pero justo apareció el virus y se acabó la competición“, explica Tébar, quien pasó el confinamiento como el resto de deportistas. “Al principio con mucha incertidumbre y esperando que fueran unos días, y según iba pasando el tiempo y siendo consciente de la gravedad, con mucha preocupación. Ahora la verdad que lo llevo bastante mejor, recuperando poco a poco la vida con precaución“; puntualiza.

En este sentido, Tébar siempre se ha sentido uno más militando en las filas del Canoe, club que define como una entidad “espectacular”, ya que tal y como puntualiza es de los pocos que “históricamente han conseguido ganas la Liga Nacional“. Sin embargo, considera que ahora la realidad es algo diferente, puesto que según explica “por temas puramente económicos, sobre todo la falta de patrocinadores que ayuden al club, las posibilidades de mantener un equipo íntegramente profesional son muy bajas“. “La mayoría de jugadores son jóvenes universitarios, que se pueden permitir hacer doble sesión de entrenamientos, y se completa la plantilla con jugadores más mayores que compatibilicen su trabajo con hacer las sesiones de entrenamiento de la tarde. Ese es el mayor hándicap para poder competir en una liga tan exigente como la División de Honor, pero el resultado en cuanto a formación de grandes talentos es incuestionable, el Real Canoe sigue formando waterpolistas de un nivel muy alto y es su auténtico sello de identidad. Es un factor diferencial con respecto a muchos clubes, y tiene que ser un motivo de orgullo tanto para el club como para el waterpolo madrileño en general. Esperemos que en un futuro la situación económica pueda mejorar y el nombre del Canoe vuelva a ser un top 4 de la liga“, asegura Tébar, el cual afronta con mucha ilusión el reto de llegar a las filas del CN Sant Andreu. “Voy a tener la oportunidad de jugar en Barcelona de nuevo, así que con muchas ganas de iniciar esta nueva etapa y aprovecharla al máximo“, apunta.

twitter-bird@waterpolistacom

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.