El CNSA que derrocó la ‘tiranía’ del CNAB

En el año 2015, el CN Sant Andreu entrenador por Xavi Julià (ahora al frente del CN Premià), capitaneado por Dani Hernández y liderado por Tomas Bruder fue capaz de acabar con la racha hegemónica del CN Atlétic Barceloneta a nivel nacional

El CN Atlétic Barceloneta consiguió hace unas semanas  su última Copa del Rey tras vencer en la final al CN Mediterrani sumando así un nuevo título a nivel nacional. Desde que los marineros empezaran su racha triunfla de manos de Santi Fernández han visto como se les escapaban muy pocos títulos en España y con Chus Martín dieron el salto cualittivo necesario para luchar también por Europa. Su verdadera hegemonía la siguen viviendo a nivel nacional y ahora se encuentran en una nueva racha que parece no tener fin. A pesar de que el conjunto catalán se ha mstrado más vulnerable que nunca en la Liga, donde estuvo contra las cuerdas dos años consecutivos contra el Sabadell de Chava Gómez, hay que remontarse a 2015 para hablar del último título que se les escapó. Fue en septiembre de ese año cuando perdieron la Supercopa ante el Sant Andreu.

En WATERPOLISTA.com nos hemos acercado a hablar con Xavi Juliá y Dani Hernández, técnico y capitán del Sant Andreu cuando se logró tal gesta. Ambos han recordado el momento y nos han dado su visión del último título que el Barceloneta no consiguió ganar dentro del país. “De aquel equipo recuerdo muchas cosas. Sobre todo el inicio de temporada. Todo el equipo, el club y la sección de waterpolo del mismo éramos conscientes de la oportunidad que se presentaba delante nuestra, dadas las circunstancias excepcionales en las que se encontraba el equipo contrario”, empieza rememorando Dani Hernández.

La plantilla estaba conformada por El veterano Thomas Bruder, Iván Losa, Javier Gorría, Adriá Sanz, Erik Brugué, Arnau Escarré, Aric Sanz, Ramón Santís y Aleix Badía en la portería y Lukas Duric, Samuel Balazs y Jaime Peiró como principales fichajes. El ex del Sant Andreu nos ha hablado precisamente de la plantilla con la que contaban por aquel entonces, una plantilla que juntaba jóvenes y veteranos y que tenía a Xavi Juliá en su segundo año como entrenador. “Había mucha ilusión, ganas de ver cómo eran los nuevos fichajes y que nivel era capaz de dar el equipo, combinado con el apremio de conseguir el rendimiento óptimo ante la inmediatez del partido.  Recuerdo mucho a Thomas Bruder. Los dos salíamos de una lesión y éramos duda hasta horas antes del partido. También recuerdo mucho la alegría compartida con Adrí Sanz al acabar el partido”, dice refiriéndose a la final. De hecho, tanto el eslovaco como el propio capitán se perdieron la Liga Catalana anterior al título nacional y llegaron muy justos al choque. “A Dani Hernández le operaron en diciembre de la temporada anterior y no había jugado ni un solo minuto en 10 meses”, comenta Xavi Juliá.

El planteamiento del partido

Hernández ha confesado que plantearon el encuentro ante el Barceloneta como “el partido de nuestra vida”. “El Barceloneta llegaba a la fecha con 5 bajas importantes. Nuestras opciones de optar a la victoria crecieron. Nos marcamos limitar errores sin perder actitud ofensiva”, afirma. En la misma línea se mueve el por entonces su entrenador, que nos ha revelado más detalles del momento. “La semana anterior habíamos quedado subcampeones de la Liga Catalana, disputando la final por primera vez en la historia del club. Perdimos en los penaltis después de un enorme partido y eso nos hizo ver que podíamos jugar con ellos y más en nuestra piscina. Teníamos que jugar para nuestro boya Lukas que hizo un partidazo y una auténtica sensación, no podían con él”, nos dice. “Teníamos que jugar apurando las posesiones para impedir sus contraataques y trabajar la defensa en zona y que Ramón estuviese soberbio. Los jugadores sabían que teníamos una oportunidad y la aprovechamos”, añade el hoy entrenador del Premiá.

A pesar de contar con 5 bajas, los jugadores que salieron en el inicio con los marineros eran todos de selección: Balú, Marc Roca, Marc Minguell, Ubovic, Español, Fran y Lalo. Un siete terrible capaz de ganar a cualquier equipo, algo que Dani y los suyos sabían perfectaente. “Teníamos muy presente que, si no jugábamos a un gran nivel, las opciones de victoria no llegarían. Por otro lado, era evidente que la oportunidad que se presentaba delante de nosotros tardaría años en volver a pasar, o para algunos, jamás”, nos cuenta. En cuanto a juego, Xavi Juliá insistió a sus jugadores en limitar errores sin perder actitud ofensiva. Defender sin fisuras, limitar pérdidas de balón y jugar decididos. “Estuvimos de 10. Los elementos clave, portería, boya y lanzador ofrecieron un rendimiento excelente. La defensa de la primera mitad no dio opciones, gracias al nivelazo de Ramón Santís. Aunque es cierto que la baja de Dani Pinedo tuvo un gran peso en el Barceloneta”, rememora el waterpolista.

“Gracias a las bajas, las fuerzas se igualaban más que nunca. Aunque no hay que olvidar que Bruder y yo no llegamos a recuperarnos a tiempo de las lesiones y en total solo jugamos 2 minutos cada uno”, afirma, rememorando al Sant Andreu como un equipo “capaz de lo mejor y de lo peor”. Lo mismo opina el técnico, que además nos ha hablado de la preparación que siguió el conjunto catalán de cara al partido. “Trabajamos un mes y medio muy fuerte para poder llegar a esta final lo mejor preparados posible ya que jugábamos en nuestra piscina. El equipo se vació”, afirma el entrenador, que también ha dicho que eran conscientes de lo que tenían que hacer para ganar.

“Los títulos no dan rendimiento si no sigues empujando”

Hernández ha reconocido que aunque al principio el título significó eurforia para los suyos con el paso de los meses supuso un baño de realidad. “Aprendimos que los títulos no dan rendimiento si después no sigues empujando. Después de aquella lección, alcanzamos la final de la Copa del Rey de la siguiente temporada. Aprendimos a competir. Todo y así algunos se esforzaron es restarnos méritos alegando que fueron gracias a la suerte, el sorteo, que los rivales estaban en el peor momento de juego de su historia o que el equipo rival se relajó mucho. Incluso personas del entorno próximo. Una  lástima que ese año no repartieron medallas a los campeones. No tenemos recuerdo físico del título, al margen de las fotos”, comenta.

Para Juliá fue el primer título como primer entrenador, y además supuso el primer título Nacional del Club Natació Sant Andreu. Era una satisfacción para la mayoría de jugadores que consiguieron levantar una Copa y ganar en la era de máximo dominio del Barceloneta. El míster ha recordado como era aquel equipo. “Teníamos buenos jugadores, una base con la que trabajar y crecer. Con una mezcla de veteranía y juventud con la que alimentarse mutuamente, algo que considero básico en cualquier conjunto. Fue un grupo que trabajó mucho y que no obtuvo la recompensa durante el resto de temporada por diversas circunstancias”, nos dice. Eso sí, el técnico, al igual que su capitán de entonces, ha querido mandar un mensaje a la RFEN en relación a la ausencia de medallas en la final. “Creo los jugadores se merecen tener un recuerdo de esa final. Pero nunca llegó”, reclama el catalán.

El dominio del Barceloneta

Para Dani, el Barceloneta se ha ganado el papel hegemónico que poseen hoy en día.
Llevan años invirtiendo en estructura y jugadores. Trabajan con ambición de alcanzar metas importantes. El equipo son 13 jugadores que pelean en cada entreno para disponer minutos de juego, sobre todo en Champions. El nivel de competencia es muy alto. Es cierto que invierten más, pero ¿lo hacen porque como club han hecho las cosas mejor que otros? Yo no tengo la respuesta. No obstante, tengo claro que no es bueno para la Liga y la Selección que los clubs sean austeros en sus presupuestos. Hay que tener presente las realidades de cada club, las circunstancias por las cuales no pueden disponer de más presupuesto (¿o no quieren?)”, nos dice. Para Juliá, “lo que está haciendo el Barceloneta es muy complicado y difícil por su larga duración y el querer ganar siempre”. “Es un equipo de máximo nivel europeo y al que las competiciones nacionales se le han quedado pequeñas”, sentencia.

twitter-bird@clemenklan

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.