Punto y final al especial vínculo entre Pere y el waterpolo

Hablamos con el deportista catalán que tras una vida ligado al balón amarillo ha decidido colgar el gorro y poner ya punto y final a su trayectoria como waterpolista profesional

Esta ha sido una temporada de despedidas, ya que muchos han sido los clásicos que han decidido poner punto y final a su trayectoria deportiva como profesionales. Uno de ellos es Pere Estrany, quien venía siendo hasta este curso uno de las grandes referencias del CN Barcelona. “Ha sido una decisión difícil pero creo que la he tomado en el momento adecuado. Nunca quise llegar al punto de perder la ilusión al completo o que las lesiones me obligaran a hacerlo, quería ser yo quién tomara esa decisión. Principalmente ya no tenía la motivación necesaria para la exigencia que el club y este deporte requieren, no quería jugar por jugar. Por otra parte, ya son muchos años de dedicación y ahora con una hija tengo ganas de disfrutar más de mi familia e amigos y de encarar nuevos retos profesionales”, reconoce a WATERPOLISTA.com el deportista catalán que ha vivido en primera persona una dilatada carrera. “Ha sido un camino muy largo, con momentos buenos y otros más complicados, pero estoy muy orgulloso de todo lo aprendido y conseguido. En mi vida deportiva evidentemente no todo han sido alegrías, han habido momentos de frustración y de tristeza pero el balance es positivo. He tenido la suerte de competir en el máximo nivel muchos años y estar en grandes equipos con grandes jugadores y entrenadores. Estoy muy agradecido de todo lo vivido y de todas las personas que me han acompañado en este camino”, puntualiza.

| Lo mejor de su etapa deportiva

En este sentido, Estrany pone en valor que todas las etapas que ha vivido ha tenido “momentos especiales“, ya que según desvela sería “difícil” quedarme con uno. “Tuve la suerte de jugar el Mundial en Barcelona del 2013, los juegos del Mediterráneo, ganar títulos aquí y en Alemania o disputar una Final Eight con el Hannover. Todas las etapas y todos los clubes han tenido algo especial en algún momento. Pero más allá de todo lo bonito que conlleva el deporte, lo mejor han sido las anécdotas que siempre recordaré o las experiencias buenas o malas que me han enseñado algo en la vida; pero sobretodo las personas y los amigos que he podido conocer y tengo gracias al waterpolo, aunque algunos ya no están entre nosotros, siempre formarán parte de esta historia, como mi gran amigo y compañero Martí Estela”, comenta el catalán que en lo que respecta a esta temporada entiende que ha habido de todo. “Las expectativas eran muy altas por el nivel de la plantilla y teníamos muchas ilusiones depositadas en esta temporada, pero al final por distintos factores, no hemos podido tener continuidad como conjunto y llegar al nivel esperado. No creo que haya sido un fracaso pero tampoco una temporada para recordar“. “Evidentemente los objetivos se tienen que marcar al principio como hoja de ruta, pero los objetivos van evolucionando según avanza la temporada y se desarrolla la personalidad del equipo. En nuestro caso han habido momentos que no los hemos conseguido, como en la LEN Euro Cup. Creo que perdimos una gran oportunidad, posiblemente porque en los momentos clave no tuvimos el equipo al completo y no fuimos capaces de mostrar nuestro verdadero potencial. Por otro lado, a nivel nacional es muy difícil, competimos contra un Barceloneta que esta diseñado para triunfar a nivel europeo. El CNB estos últimos años ha trabajado mucho para acercarse a ellos y creo que se está consiguiendo, pero aún están un escalón por encima. De todos modos hay que darle valor a esta segunda plaza, no es fácil”, apunta.

Por otro lado, a pesar de pasar por varias entidades lo cierto es que su vínculo con el CN Barcelona es especial. “Es el club de mi vida, el de mi familia. Donde he pasado gran parte de mi tiempo. A nivel personal también ha sido muy importante ya que es donde están mis mejores amigos y donde conocí a mi mujer.Creo que es un club distinto a cualquier otro que provoca un sentimiento de pertinencia muy fuerte por el carácter social y familiar que tiene. He tenido la suerte de empezar en el CNB pasando por todas las categorías inferiores y acabar mi carrera como capitán del primer equipo. El club seguía confiando en mi como siempre han hecho y les estoy muy agradecido, pero ahora solo me queda desearles lo mejor desde fuera del agua”, explica un jugador que hasta el momento ha convertido al waterpolo en su vida. “Son muchos años cada día haciendo lo mismo, muchas emociones, tanto físicas como mentales. El waterpolo me ha dado la posibilidad de conocer gente, de viajar por el mundo, de vivir varios años en el extranjero y conocer culturas completamente diferentes a la mía. Sin duda, el waterpolo ha tenido un gran impacto en mi vida por todo lo vívido y por los valores que me ha dado. Solo tengo palabras de agradecimiento y de cariño, principalmente para mi familia y amigos por el apoyo constante y para todos los entrenadores, compañeros y clubs que me han dado la oportunidad de poder disfrutar del waterpolo”, sentencia.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.