El gran regreso de Joan Albella: “Askartza fue el club que apostó por mí en su día y le estaré siempre agradecido”

El técnico catalán vuelve a la que fue su casa tras su reciente paso por el Waterpolo Sestao con la idea de mantener la línea de trabajo de uno de los grandes clásicos de la Liga de Primera División Nacional Masculina

Askartza y Joan Albella vuelven a cruzar sus caminos. El técnico de Olot cogerá de nuevo las riendas del proyecto deportivo de esta entidad vasca que tras la salida de Javi Ortiz confía de nuevo en él para asumir la dirección, entre otras cosas, de su absoluto en la Liga de Primera División Nacional Masculina. Sobre la segunda etapa que abrirá ahora en el equipo vasco, Albella desvela que le gusta “siempre competir al máximo nivel posible”. “Askartza fue mi casa, llegué en un muy mal momento para el club y di todo para que resurgiera, sufrí mucho y siempre le tuve un cariño especial, de siempre. Es el club que más identificado me he sentido como entrenador“, comenta el técnico catalán que llega procedente del CW Sestao, donde “a pesar de vivir de lleno la pandemia, trabajamos sin pausa. Te diría que fueron tres años bonitos y de mucho aprendizaje, a muchos niveles”. “En lo deportivo creo que fue mucho, se consiguió el ansiado ascenso a primera de Euskal Herria y se asentó el equipo entre los seis primeros, se ganó alguna liga en categorías, se incrementó el número de waterpolistas, se aportó jugadores y jugadoras a selecciones de Euskadi y Euskal Herria, se participó en un campeonato de España por primera vez, incluso se llegó a finales de torneos extraoficiales a nivel nacional. En definitiva, se subió el nivel general. En lo personal, aprendí muchas cosas que quizás en otros clubs no había podido experimentar. Siempre voy a estar agradecido a Sestao. En lo personal fue enriquecedor. Sin duda”, explica.

En este sentido, Joan considera que el club creció mucho. “Ha pasado a ser un club referencia donde jugadores y familias lo empiezan a escoger por su buen hacer. Sestao ha tenido un cambio importante y es que el club se dió cuenta que el trabajo y el esfuerzo podía igualarlo con el resto e incluso les podía superar. Creo que pasamos de perder mucho a ganar mucho en un periodo de tiempo muy corto. Ahora hay que seguir con el mismo hambre de mejora, pero sin despegar los pies del suelo. ¡Por favor!“, detalla, al igual que desvela que con su incorporación a Askartza espera aportar “dedicación, ganas, energía, experiencia, pero sobre todo trabajo”, teniendo en cuenta que la hoja de ruta en cuanto a retos es hoy día muy clara: “la exigencia es alta, el grupo, el club en número es elevadísimo, vamos a intentar seguir mejorando grupalmente y poder dar armas individualmente también, la suma de todos va a ser fundamental“, explica un entrenador que siente amor por lo que hace y por el club a donde vuelve: “en Askartza estuve seis temporadas y a pesar de haber ganado títulos con otros equipos y en otros lugares, fue en Askartza donde más orgulloso me sentí de mi trabajo. Sufrí mucho pero también disfruté. Salí de ahí camino de Portugal para cumplir el sueño de dirigir en Champions League, dejé Askartza con una excedencia. El cariño que le tengo es grande. Askartza, fue un club que apostó por mí y siempre le estaré agradecido. Conocí personas que me han marcado mucho en mí vida personal y laboralmente“, sentencia.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.