El rol clave que jugará Lidia Casado en Tenerife Echeyde

La deportista catalán que puso su granito de arena en el proyecto del WP 9802 se suma ahora al equipo del Tenerife Echeyde que busca consolidarse tras acceder a la Primera División Femenina

Experiencia para el nuevo y a la par ambicioso proyecto del Waterpolo Tenerife Echeyde. Se trata de Lidia Casado, quien tras cerrar su anterior etapa en el WP 9802, ahora pondrá rumbo a la Isla para aportar su veteranía dentro de un equipo que espera consolidarse en Nacional tras haber accedido a la Primera División esta pasada temporada. En general será una nueva aventura en el plano deportivo, justo después de cerrar su experiencia en Pamplona. “Su modo operandi allí es mucho más cercano que el que normalmente encuentras en Cataluña, cogiendo un papel de entrenador/cuerpo técnico pero también de compañero. Así que por esa parte muy contenta y acogida. Aprovechar para motivar a la gente a vivir experiencias fuera de la zona de confort; enriquece muchísimo tanto a nivel personal como waterpolistico (a los clubes de fuera de Cataluña), y en la mayoría de veces se desconoce que las condiciones pueden llegar a ser mucho mejores en primera que en equipos de División de Honor“, explica a WATERPOLISTA.com la deportista catalana que a nivel deportivo desvela que “es cierto que al principio me costó un poco adaptarme al cambio de liga; los que han jugado en División de Honor y en Primera saben bien que no es el mismo tipo de juego, no son los mismos árbitros, no se permite la misma dureza y es un poco más caótico”. “Una vez adaptada al equipo y a la liga (me costó unos 2-3 meses hasta que realmente me sentí a gusto), considero que he aportado todo lo que ha estado en mi mano, especialmente contenta en cuanto a las defensas (se ha llegado a marcar un solo gol en todo el partido por el lado de 4-5) y al ataque, que sin ser una jugadora fichada como chutadora, y jugadora fija en 1-2, conseguí alcanzar los 26 tantos”, insiste.

| Los motivos de su fichaje

Tras esta etapa, ahora cambia de aires. “Tanto mi intención como la del WP 9802 era que continuase con ellos. Aunque es cierto que en el contrato únicamente firmé un año, la idea era prorrogarlo a más; además, había estado muy a gusto y la manera de trabajar me gustaba. Al finalizar la carrera de psicología en junio, empecé a mirar los másteres en Pamplona, los cuales vi que eran realmente limitados. Justo recibí la oferta de Albert Español. Los dos equipos tenían proyecto emocionante de subir a División de Honor, así que mi decisión final se tomó en base a los estudios, y los dos equipos lo saben. Personalmente, no quería verme forzada ni en abandonar los estudios por el deporte, ni en dejar el deporte por los estudios”, reconoce desde la sinceridad Casado, la cual define el proyecto que tienen en marcha: “los equipos presentan proyecto de subir en un plazo no muy extenso. Aún y así el Echeyde, tal y como ellos mismos dicen, no son el PSG pero están haciendo bastantes fichajes. Por ello, por las condiciones facilitadas por parte del club y por el proyecto de ascenso, considero que es un proyecto de futuro muy atractivo, interesante e ambicioso. La única pega que podría poner es que es posible que necesitemos tiempo para adaptarnos todas al equipo, pero es algo normal y necesario”, apunta.

En este sentido, Lidia es consciente del rol que debe jugar dentro del plantel, si tenemos en cuenta que “desde pequeñita en el Sabadell me han enseñado la importancia de la defensa. Por ello podría considerar uno de los puntos fuertes el defender (motivo por el cual me gusta jugar de 1-2 y rotar con las cubres). En segundo lugar espero aportar contraataques, lo cual también suele ser uno de mis puntos fuertes al soler ser de las rápidas y avispadas. Y por último, espero aportar mi experiencia (la cual aunque no es mucha, son 6 años en División de Honor), mi sacrificio, mi máximo trabajo, mis ganas y buen rollismo para poder hacer el máximo equipo y obtener los mejores resultados posibles”, explica así como desvela que “aunque todavía no he estado con las chicas, estoy segura de que todas compartimos el objetivo y sueño de subir el equipo a División de Honor, a poder ser, la temporada que viene”. “Lo que viene siendo un “marcarse un Barceloneta femenino” y subir a División en un solo año. Aunque desde arriba nos han comentado que “no hay prisa”, la meta y motivación principal estoy segura de que es esa“, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.