El waterpolo gallego va a un ritmo ascendente

Hablamos en WATERPOLISTA.com con Enrique García, uno de los responsables del Área de Waterpolo de la Federación gallega, quien hace una radiografía del deporte en la región, así como marca la hoja de ruta para los próximos años

Aunque no es nada fácil, más bien todo lo contrario, el waterpolo gallego viaja hacia buen puerto. O al menos eso explica en WATERPOLISTA.com uno de sus principales responsables, Enrique García quien devela que aunque la “situación es difícil”, el número de licencias de categorías bases “cada vez es mayor”, incluyendo en categoría femenina. No obstante, a la coyuntura actual afecta inevitablemente la falta de espacios en piscinas. Un hecho que ha obligado, incluso, a suspender muchos partidos”. “Al final supone un esfuerzo económico importante para los clubes”, puntualiza con franqueza García.

No obstante, es importante hacer una radiografía de la evolución vivida en esa Comunidad los últimos años. Para García, “la evolución es positiva”. “Nunca estamos conformes pero el número de licencias femeninas ha aumentado, el de categorías de base también, pero en cuanto al nivel competitivo nos hemos estancado, una vez pasan las categorías de base hay un estancamiento, y la poca motivación hace que muchos deportistas dejen el waterpolo o se lo tomen con más calma…y nos falta dar ese paso a una categoría nacional”, explica García quienes tiene claro cuáles son los retos que se marcan: “en cuanto al waterpolo femenino poder seguir aumentando y que los clubes vayan con categorías femeninas a Campeonatos de España. Seguir aumentando el número de licencias de base. Conseguir que un equipo absoluto masculino y femenino de el salto a nacional. Consolidar los clubEs que existen y fomentar la creación de nuevos clubes. También establecer contacto con nuestros vecinos de Portugal con el objetivo de enriquecernos ambas partes”, argumenta.

Un proyecto que va a más

De las palabras de Enrique García se entiende que una de las principales necesidades del waterpolo en Galicia se centra en lograr que un equipo de el salto a la categoría nacional, algo que se ve desde allí complicado debido, en gran parte a la falta de “competición”. “Hay poca competición, poca variedad y ese estímulo se complica cuando debes entrenar en unos horarios difíciles en dos calles”, apostillo García, quien en este sentido, desvela que como forma de paliar tan situación han contactado con Portugal, con la intención de abrir las copas gallegas para que el hecho de que vengan equipos de fuera puedan llegar a ser un punto de inflexión.

Y es que al final a día de hoy cuentan con 470 licencias, de las cuales 372 son masculinas y 98 femeninas. Para tener una referencia, hace diez años, había un total de 352 deportistas, 303 hombres y 49 mujeres. “No estamos conforme, queremos más y se puede, pero se ha ido evolucionando”, reconoce el responsable de la FEGAN, quien por otro lado augura un futuro “ilusionante” al waterpolo en Galicia. “A nivel de federación estamos comenzando un proyecto que comienza con tecnifciaciones desde categoría alevín hasta cadete, tanto en masculina como en femenina”, devela García, quien por otro lado también reconoce que por otro lado el futuro es “incierto en la medida de que no depende siempre de nosotros, sino de un espacio de actuación que cada vez está más difícil. Pero como siempre, con ganas seguiremos dando guerra con mucho trabajo”, sentencia.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.