El Waterpolo Valladolid mira al futuro con cierta incertidumbre

Hablamos con el responsable técnico de la entidad pucelana para que nos explique cómo ha sido la vuelta a los entrenamientos y como se plantean la próxima temporada teniendo en cuenta las situación actual

Esta pasada semana los deportistas que conforman el Waterpolo Valladolid regresaron a los entrenamientos en piscina bajo un estricto protocolo derivado del coronavirus. Y es que entre otras cosas, no pueden haber más de dos personas por calle, por lo que se han visto obligados a coger la piscina entera, gracias en parte a que desde el Ayuntamiento han puesto precios accesibles a los usuarios. A pesar del regreso a los entrenos, desde el club reconocen que “hay bastante incertidumbre porque Castilla y León pasaría a Fase 3 la semana que viene o dentro de 2 y por tanto las piscinas no serían de uso exclusivo para federados (como se está haciendo en la Fase 2) pero se mantendría el aforo limitado del 30% y por lo que se me ha comunicado, no siendo del todo fijo los clubes solo podríamos optar a un máximo de 3 calles y por consecuente 6 deportistas por entreno, una situación totalmente insostenible”.

En este sentido, el club pucelano considera que venían haciendo “un gran trabajo con las categorías“, ya que sin ir más lejos habían solicitado a la RFEN ser sede del Campeonato de España de Segunda División Femenina, puesto que tenían la intención de que las chicas pudieran probar la experiencia de disputar una competición nacional“. Con respecto a la categoría infantil, “nos planteábamos asistir al Campeonato de España, ya que habíamos empatado a puntos en liga por el liderato. También ibamos a organizar un torneo a nivel nacional de verano y algunos equipos ya habían manifestado su intención de asistir”. “Teníamos muchos planes pero con el CoVid se fueron poco a poco al traste“, puntualiza el responsable técnico del club, Álvaro Asencio, quien por otro lado explica a nivel económico, “no se ha realizado ningún tipo de ERTE, ya que nuestros entrenadores que estaban en nomina han seguido cobrando y el dinero adelantado para el pago de las piscinas esta pendiente de que sea devuelto o compensado con otras facturas de piscina venideras“. “Económicamente no ha ido ni mal ni bien pues solo hemos tenido los gastos fijos de los entrenadores que hemos seguido con nuestro trabajo vía telemática organizando entrenos fisicos online, charlas con jugadores de la selección y teniendo videocoferencias diarias“, asegura.

Sobre la próxima temporada, desde el Club no se plantean aún nada. “No sabemos que situación habrá en septiembre, como cambiarán las medidas o el protocolo en las piscinas con la nueva normalidad. Dentro de unas semanas si tengo intención de ponerme en contacto con todos los socios del club y analizar las posibles situaciones que haya podido haber que creo que tendremos un 10-15% de bajas debido a la situación. Está claro que la temporada que viene todas las federaciones tendrían que entender la situación y en mi opinión reconsiderar los precios de inscripción cuotas, etc.. de poder llevarse a cabo las ligas, porque repito no se si en septiembre se darán las condiciones para poder entrenar. Esperemos que si tenemos que afrontar todo esto con optimismo no nos queda otra“, sentencia.

twitter-bird@waterpolistacom

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.