Escándalo en USA: sobornos para entrar a la Universidad

El mítico entrenador del USC de California fue detenido, junto a otros medio centenar de personas, por presuntamente haber recibido cuantiosas sumas de dinero por conceder becas deportivas a hijos de adinerados empresarios

El waterpolo universitario de Estados Unidos sostuvo un duro golpe el pasado 12 de marzo que será recordado por el día más oscuro de nuestro deporte al otro lado del charco. El entrenador de la Universidad del Sur de California, Jovan Vavic, fue detenido por el FBI por por presuntamente haber participado en una conspiración delictiva. La universidad le destituyó horas después de que fuera arrestado en Hawaii, donde se encontraba con el equipo femenino, en que juegan Alejandra Aznar y Mireia Guiral, para disputar un partido ante la Universidad de Hawaii-Manoa este mismo sábado.

¿Qué ocurrió?

Pero, ¿qué fue lo que ocurrió para llegar a esta situación que ha generado una gran controversia en todo el país? Es normal en el sistema universitario de EEUU que los deportistas de alto nivel cuenten con más facilidades a la hora de ser aceptados por las principales universidades del país, con tal de que tengan el nivel adecuado para ser competitivos y ayudar a conseguir éxitos deportivos a los equipos que dan forman a las diferentes disciplinas deportivas de la entidad universitaria que se preste. Por ejemplo si un futbolista quiere acceder a tal universidad pero por su capacidad académica no le basta para ello, la universidad le puede dar una beca deportiva que le permita compaginar deporte profesional y estudios al mismo tiempo. Una forma de acceso muy utilizada, no sólo por estudiantes de origen nortemaericano, sino también por jóvenes de otros países, inclusos europeos.

Este sistema extendido y habitual por las diferentes Universidades parece haberse adulterado, ya que el FBI, que está en plena fase de investigación, entiende que Vavic aceptó $250.000 (221.016 euros) para que le diera a dos alumnos una beca de waterpolo y que así pudieran entrar en esta prestigiosa Universidad. No obstante, la realidad es que ninguno de los dos (hablamos de una chica y un hico) habían jugado nunca a waterpolo, tan siquiera habían entrado antes a una piscina, ya que en el instituto donde estudiaban no contaban ni con instalación acuática propia. Sin embargo, la acusación no sólo se queda ahí, puesto que fuentes policiales han desvelado que la fundación que se encargada de ‘lavar’ (es decir blanquear) todo el dinero de estas operaciones (se habla que ha sido algo habitual entre los años 2011 y 2019, con algo más de $25 millones de por medio) pagaba la matrícula de los hijos de Vavic a un uno de los mejores institutos privados del Estado.

Lo cierto es que Vavic, que ha lo largo de su trayectoria deportiva se ha hecho con hasta 16 títulos nacionales (10 con los hombres y 6 con las mujeres), habiendo sido nombrado hasta quince veces mejor entrenador del año, ha sido una pieza más de un gran escándalo que ha afectado a varias universidades por todo el país. Cincuenta personas en total fueron detenidos por varios cargos, incluso las actrices famosas Lori Laughlin y Felicity Huffman, y Mossimo Giannulli (esposo de Laughlin y diseñador famoso del marca Mossimo). La mayoría de los acusados son padres ricos que pagaban dinero para asegurar que sus hijos asistiera a la universidad que quisiera. Y es que al final son muchos que sienten robados, los que trabajaron y estudiaron duro para que pudieran asistir a la universidad de sus sueños, mientras otros simplemente tenían que pagar.

¿Y ahora qué?

Tras éste escándalo que ha sacudido de lleno las entrañas del waterpolo norteamericano, Casey Moon, segundo entrenador desde 2008, fue nombrado primer entrenador hasta el fin de esta temporada. A día de hoy el equipo de chicas al que entrenaba éste mítico entrenador se mantienen invictas con 19 victorias, incluso 3 contra sus mayores rivales para el título nacional: UCLA, Stanford y Cal. Las chicas ganaron el campeonato NCAA la primavera pasada y el conjunto masculino hizo lo mismo el pasado diciembre. Justo con la intención de revalidar el título, todo apunta a que la universidad seguramente intentará fichar a un nuevo entrenador dentro de unos meses. Lo que no está claro es que si va a fichar a dos entrenadores, uno para el equipo masculino y el otro para el femenino. Vavic era uno de los pocos que todavía entrenaba a ambos plantillas en su universidad. Cabe destacar que algunos jugadores pueden marcharse a otras universidades y se verán cuantos nuevos todavía elegirán incorporarse a USC el año que viene.

twitter-bird@D_Harg

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.