España hace los deberes y se jugará la primera plaza ante Montenegro el viernes

Tras superar a Francia por 7-4, a los de David Martín les valdría un empate para lograr la primera plaza

Lo avisaban tanto el seleccionador como los propios waterpolistas en la previa. El partido ante Francia iba a ser muy diferente al correspondiente a la primera jornada, en la que arrollaron a la débil Malta. Y lo fue. Se encontraron con una Francia que consiguió, especialmente durante los instantes iniciales, poner en apuros a los de David Martín, que, con mucho esfuerzo, se acabaron imponiendo por 7-4.

Le costó a España inaugurar el marcador ante una Francia que pocos huecos dejó durante los primeros minutos de juego, en los que Hugo Fontani y Dani López Pinedo, bien secundados por sus defensas y ayudados por los palos, fueron los grandes protagonistas. Hasta seis minutos tardaron los españoles en ver puerta. Lo hizo Perrone colando el balón por un espacio que únicamente vio él. Nadie más volvería a perforar la red en el primer cuarto (1-0).

Quien sí lo hizo en el segundo fue un inspiradísimo Alberto Munárriz, que, con tres goles consecutivos, dio la sensación de romper por completo el duelo. Le secundó en su objetivo Raoger Tahull, que aprovechó la buena circulación de balón del combinado nacional, que buscó alargar sus jugadas, para marcar una bonita diana desde la boya.

Sin nada que hacer

La reacción francesa, que se hizo esperar, llegaría a diez segundos para la conclusión de la primera mitad con un gol de su capitán, Ugo Crousillat (5-1). Un despertar que continuó en la segunda parte, en cuyos primeros minutos anotaron dos tantos seguidos, obra de Dino Guillaume y Enzo Khasz, que les devolvieron la esperanza.

Eso sí, por poco tiempo. Hasta que Munárriz volvió a aparecer para poner a los de Martín tres goles por delante. Una diferencia que Blai Mallarach aumentó cuando faltaban tres segundos para la conclusión del tercer cuarto. El último y definitivo comenzó cuarto con un gol de Guillaume al que España trató de responder, sin éxito, por activa y por pasiva. Ya no se volvería a mover el marcador en los siete minutos restantes.

En la tercera y definitiva jornada, los de David Martín, que gracias a la diferencia de goles se colocaron provisionalmente líderes, se enfrentarán a Montenegro, con la que se jugarán la primera plaza del grupo B, que da acceso directo a los cuartos de final. Un empate les valdría a los españoles para evitar la ronda previa.

twitter-bird@nicolasarlanzon

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.