España se cita con la historia

Es la primera vez que los dos equipos nacionales, el masculino y el femenino, alcanzan simultáneamente las semifinales de un Mundial; hacía 10 años, que el masculino no las disputaba en un Campeonato del Mundo

Simple en la teoría y eficaz en la práctica: España anuló a Mandic y, con ello, las opciones de una Serbia que se ahogó en el ‘triángulo de las Bermudas’ español. Los actuales campeones de Europa descubrieron el oficio de una España que no está para bromas y que se mete en las semifinales del Mundial de Gwangju 2019 por méritos propios con un 9-12 para la historia. El rival en semifinales será Croacia, actual campeona del Mundo, que batió a Alemania por 10-8.

Empezó el partido con una España que iba claramente a por el triunfo. Fernández y Granados perforaron la portería balcánica para cerrar el primer cuarto con 1-2 favorable. En el segundo cuarto siguió la gran defensa española con un Dani López-Pinedo -con 39 años cumplidos aquí en Gwangju- estelar, y además encontramos portería con mucha más facilidad, haciendo un parcial de 2-5 nada menos que a los actuales campeones de Europa. Ahí todos fueron importantes, aunque Tahull y Munárriz fueran los finalizadores. El tercer cuarto del partido fue un toma y daca. España llevaba una renta de cuatro goles al descanso (3-7) -ver para creer- pero esto ante los serbios no es ninguna garantía precisamente. Los de Dejan Savic se acercaron porque calidad y chut tienen de sobra (6-9) pero el trabajo de Miguel de Toro en zona estaba siendo espectacular, sacando goles y penalties, el último transformado por Barroso para poner el 6-10 a 3 minutos del final del tercer cuarto. Quedaba partido.

Con 7-10 a favor afrontaba España el último y definitivo cuarto. Conociendo el historial de Serbia, ‘lobos con piel de cordero’. La clave estaba en la defensa. La batalla iba a ser colosal. Fran, en uno más, lograba un tanto de fortuna que ponía el 11. Muy cuesta arriba ya para Serbia, ciertamente. España siguió a lo suyo. Acortó Rasovic a tres en uno más. Aunque solo quedaban 6 minutos largos, los de David Martín no debían mirar el tiempo. Pero el reloj pasaba muy a favor de nuestros intereses y el marcador no se movía. A 1.50, el gran Savic pedía tiempo porque su equipo estaba atascado. España estaba eliminando (8-11) al campeón de Europa. Espectacular… Y Cabanas se encargaba de certificarlo… Al final, 9-12.

twitter-bird@waterpolistacom

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.