Félix Fernández: “Siempre he intentado ser lo más profesional posible y creo que no me ha ido mal”

Conocemos en profundidad a uno de los grandes referentes de los banquillos de Madrid que tras una exigente trayectoria como jugador, también destacó como entrenador, ligado de siempre al Real Canoe NC

Cuenta con una trayectoria ligada al waterpolo que se podría considerar (cuanto menos) como envidiable. Y es que Félix Fernández estuvo entre los años 1982 y 2016 destacando en los banquillos madrileños. Todo ello después de una trayectoria como jugador más que destacada debido a su participación en algunos de los éxitos más importantes de nuestro deporte en los años 80. Ahora ya retirado pero centrado en otros menesteres vinculados a la sección de waterpolo Del Real Canoe NC, el club de su vida, este profesional ve desde fuera el deporte que tanto ama. Sobre sus comienzos, sus grandes hitos y su visión del waterpolo actual hablamos en WATERPOLISTA.com con Félix Fernández.

– ¿Cómo y cuándo fueron tus inicios en el waterpolo?
“Comencé a jugar en el año 1971 con 11 años. Éramos un grupo de nadadores que nos gustaba jugar con el balón y entramos en el equipo del Real Canoe compaginando la natación y el waterpolo, que entrenábamos tres días a la semana. Dos años más tarde ya estaba jugando en el primer equipo (en aquella época solo había juveniles y absolutos)”.

– ¿Cómo era el waterpolo de aquel entonces?
“Era un deporte muy desconocido y mucho más minoritario que ahora, en Madrid había unos diez equipos, y la Liga Nacional la formulaban ocho equipos y uno de ellos siempre tenía que ser el mejor equipo de Madrid”.

– ¿Cómo fue participar en unos Juegos Olímpicos?
“Para mí, los Juegos supusieron la consecución de un sueño y el final de un maravilloso ciclo que comenzó con el oro en el Campeonato de Europa Junior de 1980 y continuó con los diferentes torneos y Campeonatos oficiales de los años 1981 (Campeonato Europa de Split), 1982 (Cto del Mundo de Guayaquil), 1983 (primera medalla del waterpolo absoluto Nacional con el bronce en el Campeonato de Europa de Roma, y plata en Los Juegos del Mediterráneo de Casablanca) y 1984 (con la clasificación Olímpica en Roma y el cuarto puesto en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles)”.

– ¿Qué recuerdas de aquella selección?
“Prácticamente la mitad del equipo habíamos progresado juntos en las categorías inferiores (infantil y juvenil) y éramos amigos y compañeros, aunque al principio yo era el único jugador de fuera de Cataluña, (Luego entro Mariano Moya), siempre me sentí como uno más ya que el trato recibido fue excelente tanto por parte de los jugadores como del cuerpo técnico”.

– ¿Cómo era la Liga Española por aquel momento?
“En aquella época el waterpolo empezaba a poner los cimientos de lo que sería el bombazo de Atlanta con la generación de oro. Había técnicos extranjeros que dieron un salto de calidad técnica a los jugadores ya que en esos momentos el waterpolo no era un deporte profesional, aunque había algunos clubes que ayudaban a los jugadores si realizaban dos sesiones de entrenamiento diarias. La competición era más de familia ya que los equipos jugaban en sus instalaciones, unas de 30×20 y la mayoría de 25×12 y las gradas estaban llenas, cosa que en la actualidad no se ve tan a menudo”.

– ¿Cómo ha evolucionado hasta nuestros días?
“El waterpolo ha dado un gran cambio, comenzando por la profesionalización de los equipos, en la actualidad hay técnicos que se dedican al 100% al waterpolo, el deporte se ha implantado en todo el territorio nacional, los buenos resultados de nuestras selecciones han dado mucha visibilidad a nuestro deporte”.

– ¿Cómo defines tu trayectoria como entrenador?
“Desde joven me he dedicado a la enseñanza tanto de la natación como del waterpolo y en concreto en el waterpolo, no soy yo quien se va a valorar como bueno o malo, lo que si es cierto es que siempre he intentado ser lo más profesional posible y creo que no me ha ido mal pues he estado al pie del cañón desde 1982 que comencé a entrenar hasta hace cinco años que di un paso al lado y durante estos años he pasado por todas las categorías como entrenador del Real Canoe así como en la época en la que fui responsable del waterpolo de la FMN o en los cinco años que trabaje como entrenador del equipo nacional juvenil con la RFEN”.

– ¿Qué retos te marcas a día de hoy?
“A día de hoy veo el waterpolo desde la barrera, pero lo sigo de cerca, y desde hace cinco o seis años comencé a realizar retransmisiones en directo por streaming de los partidos del Real Canoe ya que también soy el responsable de las redes sociales del club desde el 2003. Los retos deportivos ahora se marcan en los Máster de waterpolo ya que participamos en todas las competiciones internacionales que se realizan desde hace muchos años, es una manera de mantener el gusanillo”.

– ¿Cómo ves la situación del waterpolo madrileño?
“El waterpolo madrileño ha mejorado en número de deportistas, pero es una lástima que muchos de los equipos tradicionales han tenido que desaparecer o se han fusionado pues el problema fundamental, a mi entender, es que la mayoría de los clubes no disponen de una estructura social y por consiguiente de instalaciones de las que puedan disponer con libertad de actuación, aunque ahora han entrado algunos colegios que tienen instalación propia e incluso más disponibilidad de horarios que los clubes tradicionales, también creo que hay un problema de profesionalización de técnicos pero creo que una cosa lleva a la otra. Aun así, es increíble el trabajo que se desarrolla en Madrid y los resultados que se consiguen en las diferentes competiciones Nacionales con los medios existentes”.

– ¿Y del waterpolo español?
“El waterpolo español se mantiene con una velocidad de crucero muy importante, ya que una vez que se consigue meter la cabeza entre los grandes del mundo, a partir de los años 90, siempre nos hemos mantenido como un equipo a tener en cuenta, aunque en momentos hemos bajado en intensidad, pero siempre hemos estado en la élite, y espero que se mantenga por mucho tiempo. La lástima es que no tengamos un abanico de jugadores más grande para trabajar con el equipo nacional ya que de los veinte jugadores más utilizados un 75% o un 85% de ellos pertenecen al mismo club”.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.
1 comentario
  1. Carlos moreno dice

    Excelente página, gracias por la información a través de este medio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.