El CN Rubí B piensa en competir y crecer

El entrenador del CN Rubí, Dani Gómez desvela que a día de hoy el objetivo del equipo de Can Roses no es el ascenso, sino en competir y crecer: "son experiencias que acaben bien o mal provocan un aprendizaje", reconoce

Los chicos de Dani Gómez este año / SIMÓN NOGUERA

el primer equipo del CN Rubí jugará en poco más de una semana el partido de ida de la promoción de División de Honor Masculina después de haber terminado la Liga de Primera División en segunda plaza. Esta clasificación para jugarse a doble partido su presencia la próxima temporada en la máxima categoría del waterpolo no ha venido sola, puesto que la entidad de Can Roses consiguió también el billete para disputar el Campeonato de España de Tercera División que da acceso a categoría nacional. Una oportunidad de lujo para el campeón de la Liga catalana por delante de CN L’Hospitalet y CN Badia, respectivamente.

La temporada esta siendo bastante buena, siguiendo la linea de los años anteriores y cumpliendo los objetivos marcados, teniendo en cuenta que cada año el equipo tiene variaciones circunstanciales y que no sabemos donde estamos respecto los equipos rivales. Este año hemos quedado primeros en una Liga en la que liga ha subido respecto el año pasado. No ha habido partidos fáciles. Si les tengo que dar una nota, notable“, comenta a WATERPOLISTA.com el entrenador del filial del Rubí, Dani Gómez, quien define a su grupo como “peculiar”. “Este año hemos perdido algo de veteranía y hemos seguido con la linea de dar minutos a jugadores jóvenes con aspiraciones, en un futuro, de llegar al primer equipo. Junto con aquellos jugadores consagrados en el mismo que son imprescindibles para poder conseguir competir. Eso ha provocado un equipo dispar, aun siendo joven. Posiblemente no es lo ideal ya que hay irregularidades en el juego haciendo que personalmente le de mas merito al haber mejorado la clasificación del año pasado“, puntualiza.

Con todo esto, Gómez deja claro que a día de hoy el objetivo no es el ascenso, puesto que piensan en “competir y crecer“. “La experiencia me dice que si vas con ese objetivo la presión te come. Por eso y por ser un equipo joven, lo mejor es transmitirles que salgan a jugar, pasarlo bien, aprender y lo que venga después ya se valorará“, explica el técnico catalán, quien a su vez desvela que para los deportistas “ya es un premio, una motivación para seguir trabajando cada día”. “Para el club es una nueva oportunidad de seguir creciendo y aprender. Son experiencias que acaben bien o mal provocan un aprendizaje y buenos recuerdos que perduran en los años. Aun recuerdo mi primera fase de ascenso como jugador y estoy seguro que ellos con el tiempo también la recordaran“, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.