Fran Fernández y Felipe Perrone guían el camino

Ambos jugadores son los únicos que junto a Albert Español quedan en el actual CN Atlétic Barceloneta del que ganó en 2006 el título de Copa en Puerto de la Cruz

Fran y Felipe posan en la San Sebastià para WATERPOLISTA.com / E.T.

El CN Atlètic Barceloneta, que buscará alargar en Tenerife su hegemonía copera, ya sabe lo que es ganar la Copa del Rey en territorio canario. Lo hizo Puerto de la Cruz en 2006, donde se proclamaron campeones tras ganar sus tres partidos de forma incontestable. En cuartos, eliminaron al Terrassa; en semifinales, se deshicieron del único equipo que había sido capaz de superarlos ese año, el CN Barcelona, y en la final vencieron al Sabadell, que defendía el título. De esa plantilla, que llegó, además de en un buen estado de forma a nivel físico y anímico, con mucha hambre, en esta edición únicamente repetirán dos integrantes: Fran Fernández y Felipe Perrone.

Ambos guardan un gran recuerdo del torneo. Especialmente, un Perrone que acababa de llegar a un equipo que estaba compuesto, tal y cómo recuerdan, por una mezcla de waterpolistas consolidados, expertos y de calidad y una serie de jóvenes con proyección, como ellos dos. Aquel conjunto, dirigido por un Santi Fernández que, según Fran Fernández, consiguió hacerlos crecer con su alto grado de exigencia, destacó por su definido sistema de juego y la alta compenetración entre los diferentes jugadores. En este sentido, coinciden en que una de las claves de su triunfo fue su innovadora y efectiva defensa. “Nos permitía castigar a nuestros rivales a la contra porque éramos muy rápidos”, recuerda el madrileño.

Contra el Sabadell

La aplicaron en una igualada competición en la que se tuvieron que enfrentar a clubs que contaban con algunos de los mejores jugadores de la época. Por ejemplo, en el CNB jugaban Iván Pérez, Guillermo Molina o Kiko Perrone; el Sabadell tenía a Dani Ballart, Dani Cércols, Gustavo Marcos y Sergi Pedrerol y en el Terrassa se encontraban Xavi García, Svilen Piralkov, Sergi Mora y Florin Bonca. El resto de equipos, como un Sant Andreu que hizo sudar más de lo esperado al CN Barcelona, también resultaron ser bastante incómodos. Entre ellos estaban también un Martiánez al que siempre resultaba complicado ganar en la isla y el recién ascendido Alcorcón, que era la revelación de la temporada.

[bs-quote quote=”Fueron los primeros pasos de un proyecto que a día de hoy nos permite competir de tú a tú con los mejores” style=”style-11″ align=”left” author_name=”Felipe Perrone” author_job=”Jugador del CN Atlétic Barceloneta” author_avatar=”https://waterpolista.com/wp-content/uploads/2018/01/felipe-e1517355337425.jpg”][/bs-quote]

Fue un intenso fin de semana de waterpolo con grandes partidos”, asegura Fran Fernández, quien, al igual que Felipe Perrone, cree que Tenerife fue el escenario perfecto. Ambos coinciden en lo especial que fue jugar en esa piscina descubierta, tristemente abandonada en la actualidad, que todos recuerdan con mucho cariño. Especialmente, se acuerdan del gran ambiente que se creaba en una grada que se encontraba muy cerca del agua. “Nuestro deporte gana mucho cuando se juega al descubierto y el clima acompaña. La piscina vestía preciosa, con todo el waterpolo ahí concentrado. Fue una maravilla”. Para Perrone, fue también especial el hecho de que la mayoría de los equipos fuesen de fuera de la ciudad anfitriona, ya que esto les obligó a convivir, algo que difícilmente sucede. Según él, fue muy bonito el compartir esa experiencia con el resto de rivales, con los que no acostumbran a compartir tanto tiempo.

Para los de Santi Fernández, superar a estos equipos y acabar ganando la Copa, que fue el primero de los muchos títulos que consiguieron después, fue un premio al trabajo y fruto de la ambición y las ansias de vencer de los jugadores, entre ellos cuatro que se habían formado en el Barceloneta (David Martín, Marc Roca, Dani Francisco y Albert Español), y el club.

[bs-quote quote=”Puede pasar de todo, jueguen contra quien jueguen, y que será una edición llena de emoción, sustos y sorpresas” style=”style-11″ align=”right” author_name=”Fran Fernández” author_job=”Jugador del CN Atlétic Barceloneta” author_avatar=”https://waterpolista.com/wp-content/uploads/2018/01/fran-e1517355609815.jpg”][/bs-quote]

Fueron los primeros pasos de un proyecto que a día de hoy nos permite competir de tú a tú con los mejores de Europa”, afirma Fernández, quien considera que el hecho de ir consiguiendo trofeos ha ido incentivando el deseo de la entidad de seguir progresando. Ahora, esperan seguir confirmado su buen estado de forma en esta nueva edición que volverá a disputarse en Tenerife, ciudad que les trae grandes recuerdos. “Me hace pensar en todo lo bueno que me ha pasado durante todo este tiempo y me emociona el poder repetir título doce años más tarde”, comenta el internacional español, quien cree que sería como cerrar el círculo. Perrone, por su parte, cree que el hecho de que se dispute en esta localidad es una gran oportunidad para que todos los canarios, especialmente los niños, puedan disfrutar del mejor waterpolo español.

A nivel deportivo, comparten la idea de que se trata de una competición cuyo encanto recae en el hecho de que es imprevisible porque no permite errores ni días tontos. Tres días buenos pueden tener su premio, tal y cómo dice un Fernández que cree que, como cada año, puede pasar de todo, jueguen contra quien jueguen, y que será una edición llena de emoción, sustos y sorpresas. En ella, partirán con el cartel de favoritos, aunque eso no les asegura nada, ya que son conscientes de que todos sus contrincantes tienen muchas ganas de desbancarlos.

twitter-bird@nicolasarlanzon

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.