Iván Gallego: “La experiencia más bonita fue la Univerisada de Daegu junto a mi hermano Raúl”

Repasamos ya en frío la trayectoria deportiva de un jugador que en su momento colgó el gorro tras una vida dedicada al waterpolo, la que siempre será su gran pasión

Iván Gallego decidió en su momento colgar el gorro y retirarse como jugador profesional en activo de waterpolo. “La verdad es que no fue una decisión muy difícil porque fue dejar atrás una parte muy importante de mi vida. Supongo que la edad, mi rendimiento y el ámbito laboral fueron los motivos con más peso para tomar la decisión”, explica a WATERPOLISTA.com el deportista catalán quien a su vez hace balance en esta entrevista de lo gratificante que fue su etapa como deportista en la que pasó por diferentes equipos del panorama nacional.

– ¿Qué recuerdas de tus inicios en el waterpolo?
“De pequeño practique algunos deportes como futbol, basquet y natación… Al hacer natación un día hice una prueba de waterpolo, poco después de ese entreno tuve claro que el waterpolo sería mi deporte. Rápidamente hice muchísimos amigos y empezamos a jugar partidos de categorías, campeonatos, entrenos comarcales, concentraciones con la selección catalana… Recuerdo esos momentos con mucho cariño”.

-¿Qué valoración haces de tu etapa como jugador?
“Pues estoy muy satisfecho con lo que he vivido. He tenido la suerte de formar parte del equipo nacional y cumplir mi sueño de disputar unos Juegos Olímpicos. Por otra parte y de la cual me siento más orgulloso, es que cuando entré en el primer equipo del CN Terrassa jugábamos para clasificarnos en los playoff y unos años después ya jugábamos para intentar ganarlos. Hacer crecer a tu equipo con tus compañeros de toda la vida fue una experiencia muy positiva”.

– ¿Qué fue para ti lo mejor?
“En estos años han habido muchísimos momentos buenos, las primeras competiciones europeas con el Club Natació Terrassa, la primera vez en subirme a un podium, el poder llegar a jugar una Champions con el Club Natació Sabadell, jugar la liga brasileña y americana… Pero la experiencia que guardo con mas cariño, es que tuve la oportunidad de formar parte del equipo nacional en la Univerisada de Daegu (Korea) junto a mi hermano Raúl”.

¿Y lo peor?
“Creo que mi peor momento fue cuando me lesioné la rodilla en 2011. A consecuencia de esta lesión me quedé fuera del mundial ese año y muy probablemente fue la causa de no entrar en los Juegos de Londres de 2012”.

– ¿Qué es lo que más recuerdas?
“El waterpolo me ha aportado todo lo que soy y en la persona que me he convertido. En estos veinte y tantos años jugando, me llevo muchas experiencias, viajes, risas, lágrimas, alguna que otra bronca… pero si me tuviera que quedar con una sola, para mi la mejor de todas, ha sido la gente que he conocido y los buenos momentos que hemos pasados juntos”:

– De los clubes por lo que has pasado, ¿cuál te ha dejado más huella?
“Me llevo un buen recuerdo de los tres clubs donde he jugado, pero es normal que el club que llevo en el corazón es el Natació Terrassa, a parte de ser mi casa, es donde he crecido y donde tengo a mucha gente querida”.

– ¿Cómo es tener que retirarte?
“Lo peor de retirarse es dejar de formar parte del equipo y tener esos objetivos comunes, a parte de darse cuenta que te vas haciendo mayor”.

– ¿Echas de menos el waterpolo?
“Alguna vez si, pero menos de lo que me esperaba, la verdad es que actualmente voy descubriendo otros retos y otras metas laborales con las cuales también estoy muy ilusionado. Por otro lado no estoy totalmente desvinculado del waterpolo, echo una mano siendo delegado de algunos equipos de categorías, y tengo pensado en formar parte del equipo master”.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.