‘El gran Jaume Cruells’

Conocemos al que será recordado como el Ricardo Zamora del waterpolo español que fue un adelantado a su tiempo y que marcó un antes y un después a pesar de haber sufrido el aislamiento tras la guerra civil española

Cuando me propusieron hablar de Jaume Cruells, el primer gran portero en la historia de nuestro waterpolo, presiento que me han encargado un trabajo complicado, puesto que mi primer gran portero conocido, admirado, fue Lluís Bestit, con el que tuve la suerte de coincidir en la selección y jugar en los JJOO de Munich 72, así y todo, y con la seguridad de que este reportaje quedará muy alejado del gran trabajo del admirado amigo Juan Antonio Sierra, el historiador oficial de los deportes acuáticos, toda una autoridad, al que me honra considerar como amigo. Sin más demoras entramos en el artículo.

Jaume Cruells, también conocido como el Ricardo Zamora del waterpolo español, una comparación en la que siempre dudo que a quien favorecía, así como la de Manel Estiarte, el Maradona acuático, quizás por el poder del futbol, su gran capacidad de convocatoria, de seguimiento, de popularidad, los deportes minoritarios nos hemos servido de él para llegar a la notoriedad, al gran público, pues Cruells, formado en el CN Barcelona, el club decano de nuestro deporte, fue el antecesor de los grandes jugadores que han actuado con el gorro rojo, sin olvidar que todos tenemos presentes a actual número uno, Dani López Pinedo, o al inolvidable Jesús Rollán, a mi entender sin parangón, o a Manolo Delgado, el que con sus paradas nos llevó a la primera medalla en aquel Europeo de Roma, seguro que soy injusto al olvidar alguno de estos grandes de nuestro deporte, aquellos que ocupan el puesto de más responsabilidad del equipo. Sin ellos nada es posible.

| Un adelantado a su tiempo

Cruells, pagó como toda la sociedad española, el asilamiento provocado por la guerra civil, la Mundial y el posterior rechazo internacional, con lo que un deportista longevo, como lo fue él, 23 años en la selección para jugar 24 partidos. Pero ello no fue óbice para que mostrase su amor para el deporte y como comunicarlo, llegó como todos hasta no hace tantos años, quizás si que hace mucho, pero como es como llegué yo, es decir siendo nadador y waterpolista, pero su inquietud le llevó a transmitir todo lo que llevaba dentro, como técnico y como periodista deportivo. Fue mucho más que un gran guardameta. En la actualidad no se entendería hablar de un gran deportista si valorar su aportación internacional y nuestro personaje fue olímpico en los JJOO de 1924, París y 1928 Ámsterdam, siendo los resultados negativos para nuestra selección, formada íntegramente por jugadores del CN Barcelona, pero eran tiempos en que practicar deporte era complicado y participar en unos JJOO toda una odisea.

Directivo de la Federación Catalana de Natación, seleccionador durante el periodo 57-66 y excelente cronista de natación y waterpolo, los años 30 en el Mundo Deportivo y del 40 a los 60 en el conocido “Cieru”, el Noticiero Universal. Sus méritos, deportivos y humanos se vieron reconocidos por las medallas al merito deportivo de la Federación Catalana, como deportista en 1948 y como directivo el año 1955, la Federación Española de Natación, aún no era Real, le premió por su labor periodística de difusión de nuestros deportes con la placa de honor en 1949 y como árbitro la medalla de oro a los servicios distinguidos en 1966. Tal vez la mejor definición seria la de un caballero del deporte, practicante privilegiado, que con sus actuaciones llevó el waterpolo a la sociedad, y que en toda su vida no cejó en la dedicación y colaboración total para ayudar al deporte que amaba. Sencillamente para sacarse el sombrero.

twitter-bird@GasparVenturaM

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.