Javi Cáceres coge las riendas del CW Chiclana en su ambicioso reto en la Segunda División

El técnico madrileño se pondrá al frente del proyecto del CW Chiclana en la Liga de Segunda División Nacional tras su satisfactorio periplo en la Liga portuguesa, donde creció en lo profesional y personal

El CW Chiclana afronta una temporada diferente, especial pero sobretodo histórica, al contar con la plaza para jugar en la Liga de Segunda División Nacional Masculina tras las renuncias de CDW Navarra B y CW Castelló. Este ascenso de categoría supone un reto mayúsculo para una entidad que ya venía trabajando en este objetivo, y que ha confiado en Javi Cáceres para dirigir el proyecto. Un técnico madrileño que regresa a España después de su en la Liga portuguesa, donde ha vivido tres años «muy enriquecedores a nivel personal y profesional». «Personalmente ha significado un proceso de maduración muy importante. Salir de tu país, nunca es fácil, y tener que adaptarte a un nuevo idioma, una nueva cultura o a unas tradiciones diferentes, y más en época de una pandemia mundial, requiere de un esfuerzo que te hace crecer. A nivel profesional ha sido muy enriquecedor. Intercambiar métodos y formas de trabajo, siempre te hace ver las cosas de forma diferente y mejorar como entrenador. Al final, todo lo que es salir de tu zona de confort, te ayudar a evolucionar y mejorar», explica a WATERPOLISTA.com un entrenador que ha ayudado a que el club de un paso adelantar. «La mayor evolución ha sido a nivel de entrenamientos. Cuando llegué, era impensable hacer más sesiones que la de la noche. Esta última temporada teníamos entrenos tres días a las 7am, dos días a las 14h y además, tres sesiones de gimnasio independientes, a parte de los entrenamientos diarios por la noche. La mentalidad de los jugadores cambió a la hora de trabajar, y eso fue lo que hizo que un equipo que cuando llegué tenía como objetivo no descender, acabase jugando semifinales de Liga y Copa en menos de tres años», relata.

| Su llegada al CW Chiclana

Sin embargo, ahora su reto profesional pasa por el club andaluz. Una incorporación que llega con «ilusión». «Desde que contacte por primera vez con Montero, presidente del Club, ha habido una conexión y una energía increíble. Me apetecía mucho poder encontrar un proyecto así. Un proyecto en el que nadie se pone techo, aunque se tengan los pies en el suelo. El Club Waterpolo Chiclana es un equipo de deportistas, para deportistas, y con la competición y la ambición como bandera. Como ya he dicho con los pies en el suelo porque sabemos de la dificultad que tiene hacer crecer un Club que es prácticamente un recién llegado, pero poquito a poco y con paso firme, se quieren asentar los proyectos de chicos y chicas en la ligas y campeonatos nacionales, y crear una escuela de formación potente que sea la base de toda la estructura deportiva», asegura Cáceres quien tiene la intención de «poder aportar mi experiencia y trabajo para dar un salto de calidad en el trabajo día a día, que es la base de todo. Lo primero será adaptarme yo al Club, y una vez que nos conozcamos y veamos que podemos aportar todas las partes, crear un método de trabajo que sirva para ir evolucionando. Hay dirigentes, técnicos, deportistas y padres, con una gran trayectoria dentro del deporte, y que han trabajado mucho para llevar al Waterpolo Chiclana hasta donde está ahora. Creo que sumándome a ese equipo, podemos marcar una línea de trabajo que se adapte bien a los objetivos que todos tenemos en mente«, detalla.

En esta misma línea, el que fuera técnico Del Real Canoe NC en la División de Honor desvela que el proyecto deportivo es contar con los dos equipos absolutos en Liga Nacional, pero a su vez «con unos equipos de categorías que sean fijos en los Campeonatos de España. Para ello, y como piedra angular, hay que crear una escuela de formación potente y estable que sustente la pirámide». «A nivel institucional el Club está luchando por dar un pasito adelante, y todo pasa por tener una piscina nueva en la ciudad. Chiclana, que es una población de 90.000 habitantes, sólo cuenta con una piscina. La construcción de una nueva piscina es una necesidad deportiva y de servicio público. El tema ya se ha trasladado a los órganos de gobierno, y parece que existe la voluntad política de que ese proyecto se lleve a cabo. Habrá que seguir trabajando sin descanso«, relata, así como desvela que la participación del equipo masculino en Segunda División es una noticia buenísima. «Es una alegría y un reto deportivo, ya que significa poner el deporte de Chiclana en el mapa nacional. Significa demostrar a las instituciones que con un poquito de ayuda, el Club Waterpolo Chiclana va a ser un fiel representante del deporte chiclanero y andaluz por toda España. Tiene que ser el primer paso de muchos a nivel masculino, y una motivación para el femenino, porque queda demostrado que el ascenso es posible«. Y para ello tiene la hoja de ruta del club bastante clara: «a nível masculino tenemos como objetivo principal mantener la categoría. Tenemos que ser ambiciosos, pero realistas. Segunda División es una liga muy difícil, y poder mantener la categoría el primer año que participamos en liga nacional, sería un éxito absoluto. Desde ahí, a aspirar a lo máximo poco a poco. Con el equipo femenino el objetivo es el ascenso a liga nacional. Hay un equipo joven pero con mucha calidad y experiencia, y si conseguimos reforzarnos con alguna incorporación, la mente tiene que estar puesta en luchar y conseguir el ascenso«, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.