“Ahora les toca demostrar que un jugador de 19 años tiene la misma valía que uno de 25”

Javier Sánchez - Toril, seleccionador nacional de categoría sub-18 desvela en WATERPOLISTA.com las razones del particular éxito de un grupo que define como "con mucha hambre"

Lo logrado este verano por la selección sub-18 masculina es digno de mencionar. Esta generación que en su mayoría dejará la categoría juvenil para acceder a la absoluta, está llamada a liderar una revolución en sus clubes, puesto que pasaron con matrícula el examen internacional: dos platas en dos competiciones de intenso nivel. Y una de ellas lograda en un Campeonato del Mundo en el que desplegaron un juego vivaz alabado hasta por los rivales. Uno de los artífices de éstos éxitos tienen nombre y apellidos: Javier Sánchez – Toril fue el ideólogo de un plantel que conoce a la perfección. El técnico madrileño hace balance en esta entrevista donde a la vez examina el actual momento del waterpolo en España.

– ¿Qué balance haces del Campeonato?
“Tanto del Campeonato del Mundo como el torneo previo en el que también hicimos plata estoy satisfecho porque hemos hecho un buen trabajo, ya que los chavales han trabajo muy bien. Hemos estado arriba, hemos jugado las dos finales. Por otro lado triste por los jugadores porque al final cada generación tiene su Campeonato del Mundo y me hubiese encantado que este grupo se hubiera despedido con este Mundial con el oro”.

– Para ti, ¿dónde han estado las claves de estos buenos resultados?
“Esta generación ha sido un éxito porque ha disputado las dos finales, tiempo atrás no habíamos tenido esta regularidad. La preparación previa ha sido muy física con una concentración en el CAR con una condiciones muy buenas que hemos podido entrenar con un grupo importante, incluso con los Juniors y ha habido compatibilidad con los entrenadores para poder trabajar duramente. El KOMEN Cup fue un torneo de mucho nivel que nos hizo mejorar la parte táctica luego estuvimos una semana en Belgrado entrenado con la selección junior Serbia y con la selección estadounidense y llegamos al Mundial muy rodados y con un nivel competitivo”.

– ¿Cuáles fueron los momentos más dulces y amargos?
“Los peores está claro: solo tuvimos un mal momento en todo el verano. La clave de perder esa final en el Mundial fue el inicio. Con Grecia si se van de 2-3 goles y va pasando el tiempo luego es muy difícil remontarlo porque es el modelo de juego que tienen. En los dos primeros cuartos así fue y luego nos costó mucho remontar aunque en la última jugada estuvimos a punto de empatar y llegar a los penaltis. Por otro lado, los mejores momentos para mí ha sido todo el verano disponer de este grupo tan competitivo: en cada partido querían ganar y para un entrenador eso es una gozada. En definitiva, han hecho muy bien trabajo ganado a selecciones como Hungría y Croacia y llegando recibir felicitaciones de los rivales por nuestro juego realizado”.

– ¿De qué manera definirías a este bloque? ¿Qué futuro le auguras?
“Es un bloque con calidad. En todas sus posiciones tiene jugadores mucha valía y eso es muy importante para el resultado final Todos eran muy competitivos. La suma de todo eso hacia un equipo muy ganador y con mucha hambre. Es un grupo importante en el que se tiene expectativas en gran parte de los jugadores de esta selección. A partir de aquí son selecciones de categorías, pero la gran prueba de fuego para ellos empieza ahora que la gran mayoría empiezan a ser senior y ya no tienen competiciones de categorías a nivel nacional, por lo que les toca demostrar que un jugador de 19 años tiene la misma valía que uno de 25 o de 30. Y eso no es fácil, por lo que tienen que hacer es trabajar aún más duro”.

– ¿Cómo defines el actual momento en el que se encuentra el waterpolo español?
“Este año el Europeo ha sido un éxito rotundo. Y encima en las categorías estamos en finales con oros, platas y bronces. Aunque no tengo estadísticas a mano no se si cualquier país europeo ha tenido estos resultados”.

– ¿Cómo afrontas la temporada en el Brains? ¿Qué objetivos os marcáis?
“Después de descansar 10-15 días me toca sobretodo cambiar de chip pero es otro nivel, otros objetivos. Aún así estoy igual o más ilusionado que si cojo cualquier otra categoría de la selección. Estoy enamorado de este proyecto. Lo hemos empezado casi de cero, hemos creado unas ilusiones dentro del waterpolo madrileño con un nivel medio que vamos subiendo. Cada día hay mas deportistas ilusionados. El objetivo principal es enseñar a jugar a waterpolo y todo lo que venga después bienvenido sea pero no tenemos un objetivo concreto por así decirlo, más allá de seguir luchando por tener las mejores condiciones para poder trabajar”.

twitter-bird@jove_grada

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.