Jerez, huérfano de piscina (al menos cuatro meses más)

El cierre por obras de la única piscina homologada (y disponible) en la ciudad está generando una complicada situación en los clubes que se ven obligados a pagar hasta 2.000 euros mensuales para entrenar en instalaciones privadas

Los tiempos que corren en Jerez no son nada fáciles para la práctica del waterpolo. Desde el pasado mes de julio la instalación municipal se encuentra cerrada debido a unas obras de mejora que debiendo empezar el pasado mes de septiembre aún no han comenzado a ejecutarse para perjuicio directo de los tres clubes que hacen uso habitual de la piscina. Todo comenzó el pasado mes de julio, cuando desde el Ayuntamiento local comunicó a las entidades deportivas su intención de beneficiarse de unas ayudas de un Fondo Europeo con la intención de llevar a cabo una serie de mejoras en el lugar, entre ellas, la implantación de un gimnasio. En aquel momento estaba previsto que las obras comenzarán en septiembre, pero sin embargo, a fecha de hoy no han comenzado. En este tiempo, los clubes no han podido hacer uso de la instalación y se han visto abocados a recurrir a piscinas de uso privado, previo paso por caja. Sin ir más lejos, desde el Waterpolo Jerez estiman que al mes pueden llegar a desembolsar entorno a los 2.000 euros, unas cantidades que sobrepasan en demasía su presupuesto. “Desde el Consistorio y la Federación, no nos han dado soluciones reales“, explica Manuel Aguilar, Presidente Director de uno de los clubes implicados. Concretamente, el Waterpolo Jerez hace uso de dos instalaciones. Una ubicada en la propia localidad, donde tan sólo nadan debido a las dimensiones de la misma y otra en San Lucas de Barrameda a 40 kilómetros del centro de Jerez. En ambos casos lo hacen pagando.

Si bien es cierto que en un primer momento, desde el Ayuntamiento hicieron gestiones con la Universidad de Cadiz (UCA). Allí hay una piscina reglamentaria, pero el precio que le exigen por su uso es considerablemente más superior que el que abonan por otras piscinas. “No entendemos como puede ser que una piscina que actualmente está en desuso por falta de usuarios y que regente un organismo público como es la Universidad cuesta más cara que la piscina de un Complejo Deportivo o de un gimnasio que es de uso privado“, reconoce Aguilar quien a su vez desvela que se espera que hasta el mes de marzo no esté operativa la instalación. Por el momento han comunicado a la Federación Andaluza que jugarán hasta enero todos sus partidos como visitantes, y a partir de entonces verán si la segunda vuelta jugarla también a domicilio o alquilar una instalación para hacerlo como local, teniendo en cuenta el desgaste económico que ello supondría para las arcas de un club que depende en gran medida de las cuotas de sus socios y deportistas. “Para nada rechazamos el que se mejore la instalación, ya que supondrá un avance para todos, pero si que necesitamos soluciones, ya que muchos son los niños y niñas que deben entrenar diariamente“, concluye el responsable directivo del club andaluz.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.