Jordi Valls: la imagen del secreto del éxito

El título sumado por la selección española en el Mundial Junior supone un nuevo éxito del waterpolo español, pero sobretodo la confirmación del buen momento de nuestro deporte y su gran futuro

Campeonas del Mundo. Nuestra selección junior femenina ha conquistado otro título en un historial repleto de éxitos. Todo podría quedar aquí, como si fuese una tarea fácil, pero la verdad es que los éxitos no caen del cielo, ya que hay un trabajo enorme detrás de ellos basados en una estructura bien pensada que funciona como un reloj de precisión. El artículo podría empezar y terminar con la relación de las jugadoras que nos han llevado a lo más alto del pódium en este mundial celebrado en Israel, lo merecen y a continuación las nombro, con el club a que pertenecen, puesto que los grandes logros, sin los clubes no serían posibles, aquí las tenéis: Elena Camarena Heredia (CDN Boadilla), Paula Camús Amorós y Martina Cardona (CN Terrassa), Gisel.La Farré Colomina (CN Sant Andreu), Lucía Gómez De La Puente (Real Canoe NC), Elia Jiménez Pérez y Elena Ruíz Barril (CN Rubí), Cristina Nogué Frigola (CN Mataró), María Palacio Linde (CN Sant Andreu) Nona Pérez Vivas, (CN Sabadell), Paula Prats Rodríguez (CE Mediterrani), así como Ariadna Ruiz y Martina Terré (CN Sant Andreu).

Pero este campeonato debe servir para recordar todo lo que lo hace posible y quiero referirme, tal como he hecho con los clubes, que se extiende a los técnicos que trabajan en ellos como piezas silenciosas, olvidadas, asi como las directivas que apuestan por el waterpolo femenino, quiero realzar el trabajo en los centros de tecnificación y personalizarlos en una persona, Jordi Valls, un hombre modesto, humilde en su día a día, pero un trabajador enorme, impagable y de un valor incalculable. Él, no solo por su valía, sino por ser el prototipo del técnico enamorado de su deporte, extraordinariamente preparado, que trabaja, cría, mima, a las waterpolistas desde su nacimiento hasta llegar a la élite. Él es la imagen del secreto del éxito. Es nuestro entrenador tipo del waterpolo femenino. Gracias Jordi y a todos los que hacéis posible este milagro.

| Un verdadero bloque

Entrando más en la competición de estos días, es necesario destacar que el camino ha sido complejo, el empate contra Holanda, ponía cuesta arriba el camino, pero se ha ido superando cada rival paso a paso, parece que solo Italia nos lo puso difícil, bien cierto que nos llevó al límite y el equipo tuvo que remontar un partido como solo lo hacen los equipos que creen en ellos mismos, pero, pensar que fue solo un partido en todo el campeonato es un gran error y un menosprecio a selecciones con gran potencial. Este camino, resultados al margen, fue lo que fue moldeando al equipo y prepararlo para la gran final, ante una Grecia, que durante toda la competición se mostro al nivel de los mejores. Un gran inicio, pero, sobre todo, una solvencia como equipo, como bloque, hizo que pareciese sencillo. Que error creerlo así. El partido ante un gran rival eleva el mérito de nuestro equipo.

Los premios individuales fueron la guinda de un pastel que se debe repartir entre mucha gente, pero que, seguro, se sienten plenamente representados por los que estuvieron allí. Martina Terré, la mejor portera, espectacular, enorme y Elena Ruiz, el metrónomo del equipo, aún con mucho camino por hacer por su tierna edad, fueron las elegidas. Una elección acertada con un tinte de premio para el tipo de waterpolo que se quiere que se juegue desde la FINA. Y permitirme cerrar con un juego, entre los apellidos de las jugadoras, ¿cuántas hay que vengan de una saga de grandes waterpolistas? y la segunda parte, ¿cuántos hermanos/hermanas están en la elite de nuestro waterpolo? Significativo.

twitter-bird@GasparVenturaM

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.