José Tellería: “En el CW Pontevedra no sólo formamos deportistas, sobre todo formamos personas”

Hablamos con el presidente del Club Waterpolo Pontevedra sobre el futuro que le espera a esta entidad gallega que se ha convertido en toda una referencia en cuanto a la promoción del waterpolo en su región

Desde octubre de 2018, José Tellería viene ocupando el cargo de presidente del Club Waterpolo Pontevedra, toda una referencia del waterpolo gallego, gracias a un proyecto ambicioso que cuenta a día de hoy con algo más de 130 equipos. Un proyecto que no sólo pasa por la formación (cuenta con una cantera consolidada en los diferentes Campeonatos de España), sino que a su vez pasa por la organización de múltiples eventos que ayuden a la promoción del waterpolo tanto en esta ciudad de algo más de 85.000 habitantes, como en la Comunidad en general como fue el caso de la Superfinal de Euro Cup femenina. Sobre el presente y futuro del proyecto de la entidad hablamos en WATERPOLISTA.com con su presidente.

– ¿Cuál es el proyecto que tienen en marcha en el club para con el waterpolo?
“Pues más allá del ámbito competitivo y de intentar que nuestros equipos logren cada temporada los mejores resultados posibles dentro de la piscina, nuestro proyecto como club debe ir ineludiblemente ligado a la promoción del waterpolo como disciplina deportiva. No hay que olvidar que aquí, en esta esquina de la península, el waterpolo no cuenta con la proyección y visibilidad que tiene en otras comunidades como Cataluña, Madrid o Andalucía entre otras. Eso implica que debemos planificar un trabajo continuado semana a semana para hacernos un hueco en los medios de comunicación, encontrar patrocinadores que decidan apostar por el waterpolo como “escaparate” para promocionar sus negocios y hacer una propuesta atractiva para que tanto chicos como chicas quieren probar el waterpolo y finalmente, vincularse a nuestro club. En ese sentido, desde hace ya varios años hemos decidido que la mejor manera de poner el waterpolo en el foco de la noticia es intentar ser organizadores/anfitriones de una gran cantidad de competiciones, especialmente autonómicas, pero también de ámbito estatal e incluso internacional. Además de organizar cada temporada entre 8 y 10 competiciones oficiales autonómicas, en la temporada 2017/18 tuvimos la suerte de contar con Pontevedra como sede de la Europa Cup de waterpolo femenino, con la participación de la selección española y otras cinco de las mejores selecciones europeas como Grecia, Italia, Rusia, Holanda y Hungría y de un partido de la Liga Mundial entre España y Hungría. Intentando aprovechar y consolidar lo aprendido desde el punto de vista organizativo y de gestión de un evento de esa dimensión, el pasado mes de junio, con el apoyo de la RFEN, la FEGAN y numerosas instituciones públicas fuimos anfitriones del Cto. España de Waterpolo Juvenil de 2ª categoría, que finalmente resultó un éxito en todos los sentidos, tanto dentro como fuera del agua. Y en esa línea seguiremos en los próximos años. Porque además, si algo tenemos claro es que debemos mantener un equilibrio entre el desarrollo deportivo del club y su crecimiento desde el punto de vista organizativo, social y económico. Si alguna de esas patas falla, el proyecto no se sostendrá. Si sólo nos centramos en ganar títulos y lograr buenos resultados dentro del agua, como se suele decir, corremos el riesgo de “morir de éxito”. Tiene que haber una armonía con el resto de las áreas del club.
Por eso, cuando muchas veces nos preguntan ¿y por qué no dais el salto a una competición estatal? la respuesta es la misma siempre: por supuesto que nos encantaría competir, bien con chicos o con chicas en competiciones nacionales, pero no se dan las condiciones para ello (empezando porque no tendríamos una piscina con las condiciones necesarias para poder jugar como anfitriones en categoría nacional) y supondría arriesgar la viabilidad del club. Pero como proyecto a medio y largo plazo, está claro que nos gustaría poder contar con equipos en alguna categoría estatal porque eso sería señal de que el club sigue creciendo y consolidando su proyecto de waterpolo en Pontevedra”.

– ¿Con cuántos waterpolistas cuentan a día de hoy?
“Pues a falta de finalizar las jornadas de puertas abiertas que durante este mes estamos realizando para promocionar el waterpolo en la Ría de Pontevedra, donde tenemos entre 15 y 20 niños y niñas que durante este mes están probando el waterpolo antes de decidirse (si quedasen la mitad ya sería una buena noticia), andamos alrededor de 130 deportistas. Además de los 9 equipos con los que competiremos en las ligas gallegas en todas sus categorías, tanto masculinas como femeninas, tenemos deportistas en edades pre-competitivas integrados en nuestras Escuelas de waterpolo, una en Pontevedra y otra en Marín. Situados en una ciudad como Pontevedra, con unos 85.000 habitantes, y con una amplia oferta deportiva en una gran variedad de modalidades, que nuestro club haya sido en los últimos años el que mayor número de licencias tenemos de Galicia, teniendo en cuenta que competimos con ciudades como Vigo o A Coruña, que casi cuadriplican su población, supone en sí mismo ya un enorme éxito. Esta será la sexta temporada consecutiva que conseguiremos mantenernos por encima de las 100 licencias deportivas y eso implica que ya tenemos una base y una estructura mínimamente sólida sobre la que poder seguir creciendo como club. Por otro lado, como faceta a mejorar, actualmente estamos intentando hacer más hincapié en la promoción del waterpolo femenino e incrementar el número de niñas/chicas que se animen a probar con nuestro deporte. La pasada temporada las licencias femeninas apenas suponían el 20% del total de licencias del club y en los próximos años nos gustaría potenciar la sección femenina y que llegaran a suponer la mitad o casi del total de deportistas del CWP.

– ¿Cómo defines la filosofía de club?
“En sus más de 20 años de historia, la filosofía en la que se sustenta la razón de ser del club se resume en un lema: “No sólo formamos waterpolistas… sobre todo formamos personas”. Desde nuestro club, queremos que la práctica del waterpolo suponga un proceso de aprendizaje de valores, hábitos de vida saludables y habilidades sociales que permitan que nuestros/as deportistas contribuyan al desarrollo de una sociedad más comprometida, responsable y justa. Así, tratamos de transmitir a todos/as los/as jugadores que forman parte de nuestro club que el waterpolo educa para la vida. De hecho, la temporada pasada pusimos en marcha un Programa de formación complementaria con temáticas como Nutrición y hábitos alimenticios en el joven deportista, Prevención de los riesgos del abuso de alcohol y otras sustancias, Soporte Vital Básico, Psicología deportiva, Igualdad de género en el deporte y Prevención de la violencia en el deporte. Nuestra filosofía parte de una premisa y es que somos un club que trabaja principalmente con y para el deporte base, para que desde pequeños nuestros y nuestras deportistas jueguen, compitan y disfruten con el waterpolo, que tengan ilusión y ganas de seguir entrenando, mejorando y desarrollándose como waterpolistas. En ese sentido, para nosotros fue un tan grande como inesperado honor que el Diario de Pontevedra nos eligiese como “Mejor Proyecto de Deporte Base” en la primera edición de los Premios HQR! del deporte pontevedrés, porque supone un importante reconocimiento precisamente a lo que nos define como club, el trabajo con nuestra cantera”.

– ¿Qué objetivos se marcan a medio – largo plazo?
“Como dije anteriormente, nos gustaría poder decir que el objetivo principal a medio y largo plazo desde el punto de vista competitivo es conseguir el ascenso a una categoría nacional con alguno de nuestros equipos, pero para que eso se pueda dar necesitamos encontrar antes soluciones a otros problemas que nos impiden poder llegar a alcanzar esas metas. Mientras tanto, con el trabajo y el esfuerzo de nuestro cuerpo técnico (entre los tres entrenadores llevan los nueve equipos y las escuelas) el objetivo es tener una planificación deportiva que permita a nuestros deportistas seguir mejorando, tanto física, como táctica y técnicamente, de acuerdo con unos objetivos parciales en cada una de las categorías. Y si hacemos bien esa parte, eso hará que los resultados deportivos lleguen antes o después. Sin ir más lejos, dos jugadores de nuestro club de categoría juvenil, Alex Andión y Diego Touriño, han hecho las maletas y se han incorporado a la disciplina del CN Sabadell esta temporada 2019/20. Ojalá en el futuro, otros chicos y chicas puedan seguir la senda que ahora Diego y Alex han iniciado y puedan aumentar el número de waterpolistas de Pontevedra que dan el salto hacia competiciones más potentes y de mayor nivel. Ese también debe ser y es sin duda un objetivo como club. Desde luego para un club como el nuestro, es un orgullo que dos chicos formados en nuestra base hayan alcanzado el nivel de calidad y talento que les permita seguir soñando con nuevos retos y nuevos objetivos en su camino por hacerse waterpolistas de primer nivel. Por otro lado, a nivel directivo, aunque somos un club cuyos socios son básicamente los padres/madres de los deportistas, debemos seguir dando pasos hacia adelante en cuanto a la estructura organizativa del club, con una mayor “profesionalización” de las tareas directivas y de gestión del día a día del club. De hecho, todos los eventos que hemos podido organizar han sido posibles gracias a la implicación de todos y todas las que formamos parte de este club, que con su colaboración voluntaria han permitido que todo haya salido así de bien. Por último, a nivel social el objetivo debe ser incrementar la notoriedad y visibilidad del club como tal y del deporte del waterpolo en general en Pontevedra y sus alrededores. Y para ello, debemos seguir trabajando en el área de promoción y comunicación para dar la mayor difusión posible de todas nuestras actividades, iniciativas y resultados para, por un lado, incrementar la captación de deportistas y, por otro lado, contribuir a que una mayor cantidad de empresas apuesten por el waterpolo como medio para rentabilizar su inversión desde el punto de vista del marketing o para desarrollar sus planes de responsabilidad social empresarial”.

– ¿Cómo defines la situación del waterpolo en la Comunidad?
“Si analizamos la evolución de los últimos años, se ve que el waterpolo gallego sigue una tendencia creciente, tanto en cantidad (nº de licencias) como en calidad, si bien partiendo de la base que todavía es un deporte muy poco practicado (la temporada pasada fue la primera en la que se superaron las 500 licencias en Galicia, sumando masculinas y femeninas). Pero esa tendencia tampoco es uniforme, es un tobogán en el que se van intercalando pasos hacia delante con otros hacia atrás que nos hacen desandar lo ya avanzado. Además, el waterpolo todavía está muy polarizado y centrado en las grandes ciudades. Vigo, A Coruña (con dos equipos), Santiago, Ferrol y Pontevedra son las ciudades con proyectos más consolidados y a ellos hay que unir Ourense que ya lleva varios años trabajando con alguna categoría de base además de las categorías absolutas y el último en sumarse a la aventura del waterpolo gallego, el CW Lugo, de momento únicamente con un equipo en categoría senior masculina (quizás pronto tengan también uno femenino). Hace falta que en otras ciudades y pueblos surjan nuevos proyectos que ayuden a alcanzar una masa crítica mínima de equipos y deportistas que incrementen el nivel de competitividad de las ligas gallegas. Pero aquí volvemos a encontrarnos con el mismo problema generalizado….la falta de piscinas. O mejor dicho, la falta de espacio disponible en las piscinas que hay o, en su caso, el alto coste de alquilar lámina de agua para poder entrenar que en muchos casos es inasumible para clubes pequeños. Por otro lado, a nivel federativo es cierto también que desde la FEGAN se está haciendo un importante esfuerzo por impulsar el waterpolo. Hasta ahora, desde la federación prácticamente sólo se trabajaba con la categoría infantil para preparar el Cto. de España por Federaciones Autonómicas, pero desde el año pasado desde la secretaría técnica de waterpolo de la FEGAN se ha impulsado un programa mucho más ambicioso de trabajo con la base desde edad alevín hasta juveniles, tanto en categoría femenina como masculina, lo cual sin duda ayudará también a incrementar la calidad del waterpolo gallego. De hecho, un stage realizado dentro del programa de seguimiento y detección de talentos en Galicia la pasada campaña, fue el primer paso para que como dije antes Diego y Alex puedan estar a día de hoy en el CN Sabadell”.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.