Karlos Ligero no se pone límites

El joven técnico catalán forma tándem en el primer equipo del CN Rubí con Manel Llobregat, más allá de estar al frente de los equipos de las categorías juvenil y cadete femenino

La relación de Karlos Ligero con el waterpolo se ha extendido hasta nuestros días desde que comenzará como jugador en el CN Terrassa, club por el que pasó por todas sus categorías y en las que vivió grandes y bonitos momentos como deportista, puesto que allí conoció de primera mano la ilusión que supone jugar a un deporte como el waterpolo. “Siempre he amado este deporte, ya que desde bien pequeño he tenido mucha pasión por él y lo he seguido muy de cerca, por lo tanto seguir teniendo esta vinculación muy estrecha con el waterpolo me enorgullece y me hace mucha ilusión”, reconoce ahora a WATERPOLISTA.com el técnico catalán quien explica que sus funciones actuales en el CN Rubí se centran principalmente en la sección femenina, donde ejerce funciones de coordinación junto a Dani Gómez, al igual que dirige como primer entrenador de los equipos juvenil y cadete y a su vez ejerce de segundo de abordo de Manel Llobregat en el primer equipo femenina que milita en la Liga de la División de Honor.

Y es que en todo caso, para Ligero la entidad rubinense supone “poder crecer ejerciendo el trabajo que más me gusta, ya que es un club familiar donde se me ha permitido y ayudado a empezar y continuar mi camino como entrenador, a su vez en Rubi he encontrado un grupo humano de personas en las que incluyo a todos los entrenadores y deportistas que me han hecho sentirme muy agusto desde el primer día“, explica Ligero, quien por otro lado reconoce que ve al equipo bien y con ganas de “seguir creciendo juntas y continuar logrando objetivos”. “Está claro que hemos tenido resultados muy buenos este año y ahora hemos encarrilado una peor racha pero el equipo sigue trabajando para poder seguir luchando y compitiendo contra cualquier equipo de la categoría“, puntualiza.

En este sentido, el técnico del combinado catalán considera que “el equipo empezó el año en un periodo de adaptación en el que el cambio de banquillo necesitaba un tiempo de consolidación, poco a poco las chicas han ido creciendo logrando grandes resultado y haciendo una buena primera fase, al final de la fase se nos escapó la clasificación al grupo del 1-6 por muy poco pero creo que el equipo tiene una buena evolución y ganas de seguir haciendo buenos resultados“, relata, al igual que desvela que hoy día no se marca ningún reto completo, más allá de “seguir mejorando y creciendo como entrenador sin ponerme límites pero insisto siempre lo que más valoro es disfrutar con el waterpolo como lo he hecho hasta día de hoy“, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.