La apuesta del AESE por el waterpolo femenino

Éste club radicado en la localidad de L'Hospitalet con algo más de 180 deportistas no sólo va a más con su equipo absoluto en la Primera División Femenina, sino que incrementa considerablemente sus equipos femeninos en las categorías inferiores

El AESE como tal es un club de amplia masa social al contar con algo más de 800 deportistas entre las secciones de básquet, natación, waterpolo y gimnasia artística. Todo ello en un pequeño polideportivo ubicado en el centro de L’Hospitalet que cuenta con una piscina de 25 metros en la que deben hacer malabares para que cada día entrenen las doce categorías con las que cuentan esta temporada, el doble que las del curso pasado, debido entre otras cosas, a la destacada apuesta que están haciendo para con el proyecto de su sección femenina que lidera Jordi Timblau, entrenador a su vez del primer equipo femenino que milita en la Liga de Primera División Nacional.

Hablamos de unos 180 waterpolistas que dan forma al proyecto del AESE que según desvela su Director Técnico, Adrià Peidró se encuentra “en un momento dulce” por dos motivos: “crecemos y a su vez somos ambiciosos“. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, puesto que según desvela en WATERPOLISTA.com Peidró tienen una situación “complicada de gestionar” debido al aumento de deportistas pero a la falta de espacio donde desarrollar cada día su actividad. “El año pasado teníamos seis categorías, y este año somos doce . Hemos hecho un absoluto B femenino, el cadete femenino que sigue del curso anterior. Hemos hecho infantil y alevín femenino. Y haremos un benjamín femenino. Estamos en el momento dulce de las categorías femeninas“, explica el responsable técnico quien no oculta que para este año “tienen un primer equipo absoluto fuerte“.

El sueño de la élite

En esta misma línea, Peidró entiende que “es el momento de hacer una línea femenina de soporte que en un futuro nos de estabilidad en el primer equipo. Hay que apostar por el waterpolo femenino y por el deporte femenino en general“, puntualiza alguien, que a su vez es consciente de que con las instalaciones actuales tienen su particular techo de cristal, a espera de que el Ayuntamiento es de más espacio, puesto que a día de hoy hacen de todo para compaginar horarios y calles. “Por ejemplo el benjamín empieza a las 17:45 y la siguiente categoría ya entra a las 18:30. Los entrenamientos empiezan a las 17:45 hasta las 23:00 con sólo cinco calles“, apuntan desde un club que espera que el Consistorio local cumpla lo prometido en cuento a la construcción de un complejo deportivo nuevo que pueda dar cabida a las diferentes secciones deportivas de la entidad. 

Y es que éste hecho ayudaría sin lugar a dudas a que el proyecto que llevan a cabo tenga futuro, y en particular el relacionado con su primer equipo que cuenta con la dirección de Jordi Timblau, quien según Peidró es “la pieza clave de este engranaje“. “Lleva años luchando por este equipo. Es verdad que habido años muy malos debido a las lesiones, una plantilla corta y por lo tanto no se podía conseguir el nivel que el hubiese querido. Ha habido una progresión muy grande, está en un momento muy dulce con un equipo con una gran calidad y que sobretodo son muy amigas entre ellas“, relata el técnico, quien reconoce que “personalmente como coordinador me ilusionaría llegar a Division de Honor”. “Creo que es un proyecto que no viene de ahora, ni de hoy ni para mañana. Pero sí que es verdad que está allí y queremos tener esa opción. Porque si no dejaríamos de ser ambiciosos“, sentencia.

twitter-bird@jove_grada

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.