La gran apuesta que el Tenerife Echeyde ya ha materializado: tres equipos en Nacional

El club tinerfeño afronta la temporada más especial e importante de su trayectoria puesto que contará con tres equipos en categoría nacional, un hecho al alcance de muy pocas entidades deportivas

Esta temporada que se nos avecina con fuerza y una importante dosis de ímpetu será especial para muchos equipos, puesto que que nos sumergiremos en una (semi)normalidad deportiva. Sin embargo, si hay un club que lo vivirá de forma diferente al resto este será el Waterpolo Tenerife Echeyde, puesto que la entidad canaria contará este curso 2021/2022 con hasta tres equipos entre las cinco categorías nacionales. Un hecho al alcance de muy pocas entidades, ya que en el recuerdo esta la triple participación de clubes de enorme arraigo nacional como CN Sabadell y CN Sant Andreu. No obstante, en este caso los condicionantes son otros bien distintos, ya que el Echeyde no es un club de los denominados grandes, ni tampoco de los más históricos de las Ligas Nacionales. A pesar de ello nunca ha ocultado su ambición deportiva. Su ambición por crecer y por instaurar un modelo particular dentro de un waterpolo canario que con pocos equipos, poca competición e irregulares proyectos se ha venido manteniendo a flote.

Por este mismo motivo, el que este proyecto del Echeyde alcance dichas cotas debe suponer un orgullo y satisfacción para toda la familia canaria, quien comprueba como este club presidido por David Rivas ha dado un paso al frente a la hora de apostar de lleno por una idea: poner en marcha una reestructuración técnica (más que necesaria), consolidar el trabajo de base, dar oportunidades a los más jóvenes, instalarse de lleno en Liga de División de Honor con el primer equipo, así como apostar y promocionar el waterpolo femenino en una Comunidad que nunca ha sido capaz de mantener esta apuesta en el tiempo. Y todo ello lo ha hecho sin complejos, pero sobretodo con ilusión. Paso a paso, con una idea fija que la ha venido materializar por medio de la llegada de Albert Español, quien con su incorporación al staff técnico del club ha sido capaz de profesionalizar la entidad y generar un clima de equipo y de familia único.

Ahora el Echeyde que cuenta con 28 años de historia está llamado a no sólo mantener la llama del waterpolo en el archipiélago (junto a la participación en Segunda de CN Metropole y CN Las Palmas), sino que tiene todos los mimbres para consolidarse en Nacional, puesto que la presencia del filial en la categoría de bronce le permitirá que los canteranos del equipo (tiene un buen grupo que viene pisando fuerte) cobren protagonismo, ganen experiencia y puedan dar (más pronto que tarde) el salto al absoluto. No obstante, la apuesta por el equipo femenino es un acierto, puesto que con el reto de ser ambicioso, desde la humildad y el trabajo este equipo buscará abrirse un hueco. Y lo hará no sólo con la participación de jugadoras con experiencia en Nacional, sino que lo hará (como no podía ser menos) con la presencia de jóvenes deportistas de la Isla, apasionadas del balón amarillo, que gracias al Echeyde han visto materializado el sueño de poner el nombre de Canarias en el panorama nacional.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.