La ceremonia inaugural, reflejo de la fiebre por el balón amarillo

Una ceremonia inaugural que no por esperada ha resultado menos espectacular y llena de momentos emotivos, en la que se ha recordado, entre otras cosas, la figura de algunos de los más grandes campeones de la historia

Antes de la disputa del Hungría – España, el plato fuerte de la primera jornada, y seguramente de esta primera fase, tuvo lugar la Ceremonia de Inauguración de este esperadísimo Campeonato de Europa de Europa de Barcelona. Disciplina, sacrificio, lealtad, superación… Estos fueron algunos de los valores relacionados con el mundo de waterpolo que se quisieron resaltar durante una mágica presentación que enamoró a todo el mundo.

Arrancó con el ya tradicional desfile de banderas. Esta vez, con éstas impresas sobre balones de considerable tamaño que fueron porteadas por los voluntarios del torneo, sin los que los campeonatos no serían posibles, tal y como recordaron posteriormente en sus parlamentos el presidente de la Real Federación Española de Natación, Fernando Carpena, quien destacó que la ciudad condal se merecía la organización de un campeonato de este tipo porque se trata de una disciplina muy arraigada en su cultura, y el Presidente de la LEN, Paolo Bareli. Este último, al igual que Carpena, mostró su deseo de que se conviertan en unos campeonatos históricos.

Una decidida apuesta

Un mensaje similar al que lanzó la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, quien se aseguró que se trata de un orgullo acoger este campeonato teniendo en cuenta que Barcelona es una ciudad que siempre ha apostado por el deporte. En concreto, por el waterpolo. En esta misma línea, aprovechó para destacar que se trata de una disciplina en la que, dentro de la piscina, cuenta con una gran importancia lo colectivo, algo que cree que debería darse también en otro tipo de aguas, como las del Mediterráneo, en la que diariamente hay personas que pierden la vida.

Posteriormente, tras la actuación de los Brodas Bros, grupo de danza urbana que amenizará los descansos y los tiempos muertos durante estos días, tuvo lugar un impresionante mapping sobre el agua de las Piscinas Picornell con el que se puso punto y final a la ceremonia. En él, se contagió la fiebre por el balón amarillo a todos los presentes. Toda una forma de vida definida a través de una proyección que hizo las delicias de los espectadores, que también vieron como aparecían reflejados algunos de los personajes más importantes de la historia de este deporte.

twitter-bird@nicolasarlanzon

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.