La dedicación de Virginia Cobos al Leioa, el club de su vida

Tras haber sido parte del Leioa que ha hecho historia al haber jugado por primera vez en la máxima categoría del waterpolo español, la hasta ahora capitana del equipo ha decidido colgar el gorro

Esta pasada temporada fue sumamente especial para todos los clubes que conforman la Liga de División de Honor Femenina, pero aún más especial para el Leioa que jugó por primera vez en su historia en la máxima categoría del waterpolo español. Y lo hizo bajo la capitanía de Virginia Cobos, una referencia del club vasco que se inició en el mundo del waterpolo a los 14 años. Con el paso de los años se fue consolidando dentro del equipo hasta el punto de llevar la batuta dentro del agua en base a un liderazgo consensuado y determinante entorno al club de su vida, el Leioa. “Para mi ha sido prácticamente toda mi vida waterpolísitica. Pasé dos años en Maristas y tengo mucho que agradecer a los entrenadores y compañeras que tuve en ese periodo pero son doce las temporadas que he pasado en Leioa. Gracias a Jon tuve la oportunidad de venir cuando el equipo logró subir a Primera División por primera vez, con 16 años, y hasta hoy. Es muchísimo tiempo y creo que de por sí ya eso es muy significativo. Es el resultado de que he creído y me he identificado con lo que representa el equipo y su gente. Es un proyecto que ha crecido muchísimo a base de mimo y mucho mucho trabajo y yo he tenido la mayor de las suertes de crecer con él”, explica a WATERPOLISTA.com una deportista que se considera como una jugadora “disciplinada, sacrificada y sobretodo como alguien que buscar dar siempre el cien por cien a su equipo y compañeras“.

En este sentido, Cobos considera que ha sido “un año complicado para todo el mundo y para nosotras lo ha sido mucho también“. “El toque de queda hizo que nuestro horario y rutinas de entrenamientos cambiarán por completo, con lo que hemos salido perdiendo tanto en espacio como en horarios de piscina completa. A eso hay que añadirle lo que supone el salto y cambio de categoría, es brutal y eso evidentemente se ha reflejado en los resultados. Aún así, creo que hemos logrado competir en muchos partidos y con muchos rivales y aunque no hayamos conseguido los puntos necesarios creo que tenemos que tener la cabeza muy alta. Creo que la respuesta del equipo ha sido muy buena, que cada una de nosotras hemos dado el %100 y lo más importante, nos hemos mantenido unidas, lo que nos ha hecho mas fuertes. No es fácil perder tantos partidos sin venirse abajo. Estoy triste por no haber logrado la permanencia pero no tengo ninguna duda de que volveremos a DH, y volveremos más fuertes y con más confianza”, explica la que fuera capitana del combinado vasco, quien considera que más allá del evidente objetivo de la permanencia, “otro de los objetivos marcados era ante todo disfrutar. Disfrutar de lo que habíamos conseguido, disfrutar de cada momento y la mejor forma de hacerlo era vaciarnos en cada partido“, puntualiza una jugadora que según desvela ha intentado dar siempre lo mejor de ella, y “aportar mi granito al equipo e intentar sumar en positivo siempre”.

Por otro lado, la deportista vasca considera que el waterpolo le ha aportado “todo”. “Ha sido y seguirá siendo una parte muy importante de mi vida. He crecido como persona y como deportista con Leioa. Sólo tengo buenas palabras para decir, me siento muy afortunada por las personas de las que he estado rodeada y con las que he podido disfrutar de este camino y con las que lo seguiré haciendo“, asegura Virgina, quien entiende que “los hechos describen bien” la evolución que ha protagonizado la entidad. “Es un club que a base de mimo, cariño y muchísimo trabajo ha conseguido llevar al waterpolo femenino vasco a lo mas alto. Y además, creo que lo más importante de todo no es el qué, sino el cómo, eso es algo que nos define, que cuidamos y con lo que todas nos identificamos. Eso precisamente es lo que nos ha llevado a dónde hemos llegado, lo que te hace estar doce temporadas en el mismo sitio, lo que te hace creer y soñar“, reconoce, a la par que desvela que seguirá vinculada al balón amarillo. “Voy a seguir yendo a entrenar cuando pueda y por puesto voy a estar con ellas cada sábado, animando y sobretodo disfrutando con y de ellas. Quiero seguir formando parte del equipo aunque sea desde otro plano y aportar mi granito en lo que pueda. Quiero seguir viviendo el waterpolo a través de ellas y sobretodo, quiero ver como volvemos a DH, porque no dudo que lo haremos”, sentencia.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.