La doble pasión deportiva de Nuria Riaño en CN Granollers

Su salto al CN Granollers ha permitido a esta amante del waterpolo no sólo continuar jugando, sino a su vez hacer sus primeros pinitos como entrenadora donde busca fomentar la educación en valores, el respeto y el crecimiento personal

Con 11 años y tras ser expulsada de la natación federada en el Club Natació Sabadell por no cumplir marcas, Nuria Riaño decidió continuar nadando por placer, y sin presiones. El entrenador por aquel entonces era a su vez jugador de waterpolo y llegado el momento le preguntó si no quería cambiar y probar algo nuevo. Se animó a coger el balón amarillo y una vez comenzó, ya no lo ha dejado hasta nuestros días. A lo largo de estos años, la deportista catalana ha aprendido y crecido entorno a una piscina, y en particular por medio de un deporte que según reconoce le ha hecho “crecer como persona. “Desde los once años ha formado parte de mi vida en todo momento, quizás más latente en unos momentos que en otros pero siempre presente. Lo que me llevo son las personas, compañeras, entrenadores y entrenadoras, momentos de alegría, y momentos de llanto, todos ellos haciéndome también superarme cada día.Podríamos decir que ha tenido una gran influencia en mi vida y en ser quien soy ahora mismo“, explica una amante del waterpolo que hace cuatro años cuando dio el salto al CN Granollers se sumergió en un nuevo mundo: el de entrenadora.

Fui a Granollers por curiosidad del proyecto que tenían con el equipo absoluto femenino y finalmente me quede no solo como jugadora sino como entrenadora también“, comenta a WATERPOLISTA.com una profesional que actualmente más allá de formar parte del absoluto, ejerce de entrenadora de los equipos benjamín y alevín mixto, donde tiene muy claro que se espera de ella, ya que según desvela siempre busca “la educación en valores, el respeto y el crecimiento personal“. “No negaré ser algo exigente que dentro la diversión busca la excelencia y un buen rendimiento deportivo. Hay que saber encontrar el equilibrio (nada fácil) para que los jugadores y jugadoras vengan con las ganas de aprender y de mejorar, sabiendo que detrás de la entrenadora que les pide cada día un poco más también hay una persona en la que pueden confiar”, asegura.

En este sentido, Riaño está contenta y muy agusto en la entidad catalana, ya que según reconoce formar parte del CN Granollers le ha permitido “un crecimiento personal”. “Creo que es un club que apuesta y tiene grandes proyectos, además escuchan tanto lo bueno como lo malo para seguir mejorando“, explica, al igual que fija su propia hoja de ruta: “siempre lo he dicho, seguiré jugando siempre que la vida me lo permita. Así que seguir jugando y disfrutando de este deporte que tanto me llena es uno de ellos. Como he comentado antes, me gustaría ver como en el club se consigue una base sólida del femenino, ojalá sea posible pronto“, asegura a la par que habla del papel que tiene la mujer dentro del waterpolo: “ahora mismo, una demostración constante de que somos igual de valiosas que los hombres. Nos queda mucho camino por recorrer aun habiendo demostrado que somos igual de guerreras e importantes“, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.