La huella que deja Julián Garcia

Tras iniciarse en el CN Sabadell, el deportista catalán se ganó el afecto en las filas del CDW Navarra donde compartió vestuarios "con amigos" y siguió las órdenes de Manel Silvestre, al que considera su padre deportivo; el sábado decidió colgar el gorro

Con la salvación directa ya en el bolsillo, el CW Navarra vivió su último partido de Liga de esta temporada sin presiones. Y lo hizo en Amaya, ante su público. Más allá del resultado final (cedió ante el CN Sabadell), el combinado navarro protagonizó una tarde especial entorno a una figura. La de uno de sus veteranos, Julián García, quien tras una etapa de 26 años dedicada al waterpolo ha decidido poner punto y final a su trayectoria profesional y colgar el gorro después de haberse iniciado “de rebote, tras empezar primero en la natación” en las filas el CN Sabadell con algo más de ocho años. Poco tardó en sentir una relación directa con esta deporte, a pesar de desconocer en un inicio en que consistía en si el waterpolo. “A partir de ahí me enganché gracias en gran parte a mis dos primeros entrenadores, David Vidal y Manel Silvestre, que me hicieron querer este deporte“, reconoce a WATERPOLISTA.com García, quien se ha convertido en toda una referencia del CWD Navarra. En este tiempo ha logrado labrarse una carrera digna de mencionar, por lo que no es extraño que haciendo balance la califique de “inmejorable”, puesto que pone en valor muchos episodios vividos.

Mas allá de los títulos que haya podido conseguir o logros en lo personal, he tenido la suerte de compartir vestuario con grandes jugadores, pero sobre todo con grandes personas con las que he coincidido a lo largo de estos años“, puntualiza un deportista catalán que a la hora de hacer memoria sobre aquellos momentos que más huella le ha dejado marcado señala su primer año en las filas del CWD Navarra, puesto que según explica supuso un cambio en su vida “a nivel personal y deportivo”. “Volví a recuperar la ilusión por el waterpolo y sobretodo porque volví a disfrutar jugando“, relata a la par que avisa que a pesar de colgar el gorro seguirá manteniendo una estrecha relación con el waterpolo, no sólo como aficionado cada fin de semana en las gradas de Amaya, sino sobretodo como entrenador de categorías en las filas del Larraina, donde espera continuar “durante mucho tiempo“.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.