La Primera División será de doce equipos, ¿se ampliará (algún día) la Liga PREMAAT?

¡Abrimos debate! En la temporada 2019/2020 la categoría de plata del waterpolo español pasará de diez a doce equipos; ¿pasará algún día en División de Honor? ¡Responden y opinan los entrenadores!

Esta temporada ninguno de los diez equipos que milita en Primera División Femenina se verá abocado a final de Liga a descender de categoría debido a la iniciativa promovida desde la Real Federación Española de Natación (RFEN) por la que amplían de diez a doce los equipos integrantes en el Campeonato. Esta decisión que viene recogida en la propia Normativa de la temporada 2018/2019 responde a las exigencias de muchos clubes que venían reclamando el aumento de clubes participantes por dos razones: la primera para que se produzca una equiparación con respecto a las competiciones masculinas, en las cuales (desde Segunda a División de Honor) doce son los equipos que toman la partida. No obstante, el principal motivo de este sustancial cambio reside en la idea del Área de Waterpolo en cuanto a potenciar el fomento del waterpolo femenino en el país.

Con todo ello, este año la emoción se centrará principalmente en la zona noble. Mientras que el primer clasificado logrará el billete directo para jugar la próxima campaña en la Liga PREMAAT, el segundo optará al ascenso por medio de la promoción que disputará ante el noveno y penúltimo clasificado de División de Honor. Por tanto mismo sistema que en las últimas temporadas. Mientras tanto, de Segunda División (previa fase autonómica) dos serán los equipos que ascenderán y jugarán en Primera el siguiente curso. Ambos salidos de los Campeonatos de España que se celebrarán en dos zonas. Lo cierto es que a partir de la próxima temporada, tan sólo habrá una competición en España con menos de doce equipos: la de División de Honor. A día de hoy la RFEN lo tiene en mente aunque no quieren equivocarse y encontrar el mejor momento para ello. “Vamos paso a paso, para que sea beneficioso para todos“, comentan a esta web Ángel Moliner, vocal de waterpolo en la Junta Directiva de la Federación.

Hoy día, la RFEN tiene en mente ampliar a doce la Liga PREMAAT, pero quiere hacerlo con mucha cautela en favor de todos: “En el año 2020 se cierra un ciclo y luego ya se verá. A día de hoy,hay muchos si”, asegura a WATERPOLISTA.com Fernando Carpena, presidente de la Federación española 

En esta misma línea se pronuncia, el presidente de la RFEN, Fernando Carpena en declaraciones realizadas a este medio: “La ampliación de la Primera División a doce equipos es un acuerdo asambleario a propuesta del Área de Waterpolo con el objetivo de aumentar la base de la pirámide en la competición estatal. La División de Honor se mantendrá como hasta ahora al menos hasta 2020“, explica la máxima autoridad directiva del waterpolo en España, el cual va más allá a la hora de fijar la hoja de ruta que deben llevar a cabo: “En el año 2020 se cierra un ciclo y luego ya se verá. Todo depende de si sigue el mismo presidente, si sigue el mismo equipo directivo, si sigue la misma dirección técnica en el Área. Hay muchos si…“, asegura Carpena.

Pero, ¿qué piensan los entrenadores tanto de Primera División como de Liga PREMAAT, no sólo porque se confirme la ampliación en la categoría de plata, sino ante la posibilidad de que se haga lo mismo en División de Honor? ¡Opiniones de los 20 técnicos!

Como pueden comprobar, los técnicos a los que hemos preguntado coinciden en lo importante que es potenciar el waterpolo femenino, aunque en su mayoría (que no todos) apuestan por cambiar el sistema desde abajo, ya que entrenadores como Jordi Timblau del AE Santa Eulalia entiende primordial que este aumento no repercuta en mayores gastos económicos. “Deberían de plantearnos una Liga de dos grupos de seis para abaratar costes en una Liga que de por sí es cara“, explicó a la par que abrió la veda en cuanto a la reclamación de ayudas a los equipos de esta categoría.

La mayoría de equipos de Primera, aunque no se oponen a aumentar el número de equipos, solicitan ayudas para no encarecer costes
De manera similar a Timblau se pronuncia Mar Rodriguez, una de las dos mujeres que entrenan en la categoría de plata junto a la también madrileña, Miriam López – Escribano, del CN Cuatro Caminos. Rodríguez es ya una voz más que autorizada en Primera debido a que el CN Boadilla es uno de los equipos favoritos a integrar la División de Honor, por lo que tiene su propia opinión acerca de aumentar a doce los equipos en ambas categorías. Y es que aunque le parece bien que se alcance los doce clubes, considera que “debería haber mas ayudas a los mismos, ya que esto supone un mayor gasto en desplazamientos y arbitrajes lo que encarecerá la liga y hay muchos equipos que no podrán permitírselo“. Sobre el reparto de recursos a la hora de hacer viable esta posibilidad, Mar cree que en el caso de que se haga lo mismo en la Liga PREMAAT “antes habría que repartir los recursos equitativamente entre los equipos para hacer una liga mas competitiva“. “Las diferencias cada vez son mayores entre los equipos de arriba y los de abajo y no solo a nivel deportivo, ampliar las ayudas económicas a los clubes ayudaría bastante“, sentencia

“Por supuesto que me parece una noticia genial que se amplíen las categorías nacionales femeninas. Es una consecuencia del aumento de equipos, proyectos y nivel que está experimentando el waterpolo femenino. Se trata de ir adecuando la competición al nivel, y el aumento de equipos es totalmente adecuado y es más, muy necesario. Hoy en día las fases de ascenso están repletas de equipos con muchas ganas de ascender y el nivel de Primera, por ejemplo, ha subido un montón en los últimos años. La División de Honor también debería ser de 12 equipos. En formato normal de liga regular. El nivel está creciendo y si somos capaces de ver el potencial de crecimiento que hay, el nivel puede crecer muchísimo más. Hay que tener altura de miras para darnos cuenta de que el nivel, sobretodo en equipos alejados de Barcelona y Madrid, puede subir muchísimo con unas competiciones nacionales más abiertas, competitivas y accesibles”

“Lo veo estupendo ya que al final juegan más partidos que es de lo que se trata. El problema siempre en estos deportes minoritarios es el mismo. El costo de los desplazamientos más equipos, es igual a más costo esperemos sea compatible para todos los clubes implicados. Con respecto a División d Honor también estaría de acuerdo con ampliarlo a 12 equipos pero que no fuera en formato liga como la primera que si es más competitiva entre todos los equipos”.

“Haber siempre estoy de acuerdo con que el waterpolo tenga más equipos pero lo que no entiendo es que en División de Honor femenina reciban ayudas a través de PREMAAT u otro patrocinador que tenga la RFEN y nosotros totalmente amateurs y tenemos que viajar por toda España y no tengamos ninguna ayuda por parte de la Federación. Es más ya no nos dejan ni doblar jornadas para que esta liga salga más económica ya que nos dijeron que este año sería el último. Creo que los equipos que hay en Primera hacen un gran esfuerzo por mantenerse en la categoría y creo que la RFEN nos hará una propuesta de dos grupos de 6 o algo así o por lo menos eso esperamos ya que el año pasado querían ampliar División de Honor a partir de un artículo que precisamente escribieron en WATERPOLISTA.com conmigo de protagonista y en la reunión que hubo en el CAR de Sant Cugar los equipos se negaron. Espero que se nos trate igual y que tengan la delicadeza de presentarnos una oferta de liga de 12 sin incremento de gastos”

“Creo que es muy interesante esta ampliación. El waterpolo femenino está creciendo a pasos agigantados y crear una liga de 12 siempre será más competitiva para todos. Y por otro lado, por supuesto que se debería extrapolar a División de Honor, para los equipos como nosotros que hemos bajado y subido varios años, la posibilidad de que haya 12 equipos siempre te lleva a que haya un bloque con el que poder competir, con 10 es más difícil. Si se hace crecer la Primera a doce cuando pasen uno o dos años debería ampliarse la División de Honor también”

“A nosotros, que somos un equipo tan joven, que nos dejen un año de aprendizaje, rodaje y aclimatación, nos viene genial, nos da la tranquilidad de trabajar a dos años sin la presión de los resultados. Yo estoy encantado. Aún así, yo no les he comentado nada a las chicas, están trabajando cada día con mucho esfuerzo para “no descender”. Respecto a la máxima categoría, no estoy 100% seguro que sea una buena idea, mira este año la diferencia que hay entre algunos de los equipos, hasta que no haya más equipos, que deportivamente puedan afrontar ese reto, creo que no es momento aún”

“Me parece bien que se amplié en 12 equipos la Liga de Primera Division Femenina, así se disputan mas partidos y se da la oportunidad a mas equipos de jugar a este nivel. Aunque considero que debería haber mas ayudas a los clubes, ya que esto supone un mayor gasto en desplazamientos y arbitrajes lo que encarecerá la liga y hay muchos equipos que no podrán permitírselo. En cuanto a la División de Honor, ya el año pasado se rumoreo esta posibilidad y creo que es adecuado ampliar también la División de Honor Femenina. Pero al igual que he comentado antes habría que repartir los recursos equitativamente entre los equipos para hacer una liga mas competitiva. Las diferencias cada vez son mayores entre los equipos de arriba y los de abajo y no solo a nivel deportivo, ampliar las ayudas económicas a los clubes ayudaría bastante”.

“Pues la verdad que es unos de los puntos a debatir actualmente en el mundo del waterpolo. No tengo la repuesta muy clara porque veo puntos buenos y otros no tanto. Aunque todo esto es una opinión personal, creo que es algo que hay que pensar bien y tener en cuenta las ventajas y desventajas para las ligas nacionales y el panorama femenino. Por una parte, aunque en femenino hay menos equipos, igualaríamos los 12 equipos que hay en Masculino. Puede ser algo positivo para muchos clubes que están luchando para que el femenino también esté en Primera Nacional y si existe esa posibilidad de ampliar con dos equipos más, para ellos sería beneficioso. La liga de Primera es muy igualada y competitiva, y si se amplía a dos equipos que aporten competitividad y la liga se alargue un poquito más (siendo igual que en masculino) me parece bien. Además ampliando a dos equipos más, puede dar posibilidades a clubes que tienen equipo en División de Honor y puedan tenerlo también en Primera.
Habría que tener en cuenta el panorama femenino de los clubes a nivel nacional, y ver si hay clubes que tengan equipos con posibilidad de subir y aportar competitividad a la liga. Si hay más equipos, más variedad, más competición mejor para todos los clubes y para el futuro del waterpolo femenino. Por otro lado, en División de Honor no lo tengo tan claro, la liga no tiene nada que ver a Primera. Aunque todos los equipos luchan por tener plaza en la máxima categoría que es División de Honor, no es lo mismo: “estar en división de honor” que ser “equipo de División de Honor”. En mi opinión para eso hay que tener una buena estructura de club a nivel deportivo y económico y un proyecto sólido. Porque si no puede ocurrir que haya equipos que suban y vuelvan a bajar y vuelvan a subir y así…, y para gestionar esto a nivel deportivo creo que es algo difícil. Pero como te digo eso se tendrá que valorar y todo lo que sea positivo para el waterpolo femenino de cara al futuro es bueno a nivel nacional como internacional”

“Opino que es bueno, ya que significa que cada vez hay más clubes que apuestan por el waterpolo femenino, y ello permite que las competiciones sean más grandes y, a la larga, es bueno para todos. A mayor competencia, mayor es el reto y la motivación. Creo que a la larga debería ser así, por las razones que te comentaba antes. Lo que también es verdad que sobre todo en un primer momento puede haber equipos con una diferencia muy grande, sobretodo a nivel de presupuesto, pues en División de Honor hay equipos que pueden hacer fichajes (profesionales o semiprofesionales), mientras que otros deberían aguantar con plantillas totalmente amateur. Aunque en este sentido hay que valorar la intención de la federación de dotar a las competiciones de una imagen más formal, porque para los patrocinadores es un plus muy bueno, y a la larga puede resultar en mejores ingresos para los clubes y, por tanto, una competición más atractiva para todos y todas”

“Es un tema muy delicado, puesto que no es sólo mirar lo que queremos o nos gustaría, si no las consecuencias económicas y deportivas. El waterpolo femenino crece cada día y salen nuevos proyectos. Pero subir, a nivel nacional, es un coste económico extra para los clubs, que sin ayudas es complicado poder asumir. En otros deportes existen patrocinadores, pero en el waterpolo, hasta que no tengamos más presencia en los medios y en periódicos no será posible. Actualmente, la División Honor de waterpolo tiene solo cuatro líneas en periódicos para los resultados, y nada más, y así es muy difícil poder conseguir patrocinadores que quieran colaborar con los clubs. Pero poco a poco vemos la luz al final de túnel, y en este tema, ha sido un gran inicio la ayuda de PREMAAT en División de Honor. Deportivamente, mi opinión es que sí que debería haber 12 equipos en División de Honor y 12 equipos en Primera División. Personalmente pienso que no hay tanta diferencia entre los equipos de División Honor y los mejores equipos de Primera División. Así como entre los equipos que se quedarían en Primera División y los que subirían, si se cambiara la normativa a 12 equipos en ambas ligas. Por tanto, creo que ambas ligas y los equipos están preparados y se merecen competir deportivamente en una liga de 12 equipos”.

Lo que podemos extraer de las afirmaciones vertidas por los entrenadores es que aunque respaldan la medida, algunos de ellos apuestan no sólo porque la modificación traiga consigo un cambio total del sistema abriendo la puerta a un formato diferente que permita hacer más barato el jugar a nivel nacional, sino un mayor número de ayudas con las que hacer frente el competir en condiciones en la categoría. Sin ir más lejos, uno e los principales responsables técnicos del CW Dos Hermanas, Fran Sánchez, aunque celebra la medida considera que “el costo de los desplazamientos con más equipos, es igual a mayor costo, por lo que esperemos que sea compatible para todos los clubes implicados“. “Creo que es algo que hay que pensar bien y tener en cuenta las ventajas y desventajas para las ligas nacionales y el panorama femenino“, puntualiza en este sentido su homóloga del CN Cuatro Caminos, Miriam López – Escribano que reconoce no tener una respuesta clara a día de hoy.

Potenciar la estructura deportiva
“A la larga puede resultar mejores ingresos para los clubes y, por tanto, una competición más atractiva para todos”, apuntan algunos técnicos
La liga de Primera es muy igualada y competitiva, y si se amplía a dos equipos que aporten competitividad y la liga se alargue un poquito más (siendo igual que en masculino) me parece bien. No obstante, habría que tener en cuenta el panorama femenino de los clubes a nivel nacional, y ver si hay clubes que tengan equipos con posibilidad de subir y aportar competitividad a la liga. Si hay más equipos, más variedad, más competición mejor para todos los clubes y para el futuro del waterpolo femenino”, explica con total franqueza López – Escribano, quien desde su opinión no ve con buenos ojos (por el momento) el que e amplíe el número de equipos en la Liga PREMAAT, al entender que “para eso hay que tener una buena estructura de club a nivel deportivo y económico y un proyecto sólido. Porque si no puede ocurrir que haya equipos que suban y vuelvan a bajar y vuelvan a subir y así…, y para gestionar esto a nivel deportivo creo que es algo difícil“. No obstante, no todos los entrenadores consideran óptima cambiar el formato de liga regular. Jon López, máximo responsable técnico del Leioa considera que el aumento a doce equipos de la Liga de División de Honor puede dar oportunidades a aquellos equipos que vienen haciendo las cosas bien desde hace varios años.

Hay que tener altura de miras para darnos cuenta de que el nivel, sobretodo en equipos alejados de Barcelona y Madrid, puede subir muchísimo con unas competiciones nacionales más abiertas, competitivas y accesibles“, insiste al igual que hace Gerard Pla Otero, técnico del UE Horta, el cual explica que “a mayor competencia, mayor es el reto y la motivación”. En este sentido, el entrenador catalán habla sobre la posibilidad de que al menos dos equipos de Primera División puedan conformar la máxima categoría, señalando que “en un primer momento puede haber equipos con una diferencia muy grande, sobretodo a nivel de presupuesto, pues en División de Honor hay equipos que pueden hacer fichajes (profesionales o semiprofesionales), mientras que otros deberían aguantar con plantillas totalmente amateur. Aunque en este sentido hay que valorar la intención de la federación de dotar a las competiciones de una imagen más formal, porque para los patrocinadores es un plus muy bueno, y a la larga puede resultar en mejores ingresos para los clubes y, por tanto, una competición más atractiva para todos y todas“.

Como es lógico, respuestas tan diversas como técnicos hay en el Campeonato en cuanto a se refiere a la Liga de División de Honor Masculina. Tal y como ocurre con los entrenadores de la categoría de plata, los profesionales de la Liga PREMAAT (en su mayoría) no ponen objeción a la ampliación de equipos. Es más, algunos lo ve como un cambio obligado. Sin embargo, muchos de ellos apuntan a la posibilidad de generar un sistema diferente que favorezca a todos. Sin ir más lejos, David Palma, entrenador del CN Sabadell considera que este aumento “aportaría poco a los cuatro o seis primeros clasificados de la Liga“, por lo que cree que en caso de llegar a los doce equipos lo oportuno sería “cambiar el formato de competición”. “Sería interesante dos grupos de seis equipos“, puntualiza.

¿Liga regular o de grupos?
En su mayoría, los técnicos de Liga PREMAAT no ponen objeción al aumento, aunque si dudan del sistema del Campeonato
No opina igual Fran Orizo, todo un clásico del waterpolo aragonés debido al rol que juega en la Escuela de Waterpolo de Zaragoza. Para el técnico maño, aunque es el momento de equiparar el waterpolo a otros deportes como el baloncestos o el fútbol, “en el que llegan a haber hasta catorce o dieciséis equipos“, avisa que hay que hacerlo, llegado el caso, “con una Liga de doce pero liga regular”. “No engendros raros que nunca funcionan“, apunta un técnico que conoce bien cómo es luchar cada temporada por salvarte al final de Liga. Situación similar que la que se encuentra Manolo Suárez con el CN Sant Feliu. Es por ello que es una voz más que autorizada para hablar de tal coyuntura: “yo estoy a favor de que se amplíe si llegara el caso la División de Honor a doce equipos. Creo que el nivel de los equipos de media tabla hacia abajo que hay actualmente es muy parejo, y actualmente los primeros equipos de Primera tienen buen nivel, con lo que se lograría una Liga más competitiva y abierta, en la que costaría más llegar a la Copa de la Reina y la competición sería más disputada y larga. También es cierto que los tres equipos de arriba seguirían sin competencia y tendrían más partidos. Les dificultaría un poco con la competición europea, pero igual que en el masculino lo podrían compaginar tranquilamente“.

“Yo creo que es el momento. Está claro que entre los equipos de Primera hay una lucha brutal entre los tres y cuatro primeros clasificados, y miras luego los resultados de la División de Honor y del cuarto para abajo la liga está cada vez más difícil. Al igual que creo que esta ampliación debería llevar consigo un abaratamiento de la Primera con una modificación como pasa en todos los deportes como fútbol, baloncesto o balonmano femenino. Deportes mucho más profesionalizados que el nuestro, donde en sus primeras categorías son de 14 y 16 equipos y las segundas categorías son zonales para abaratar costes. Alguna como el basket femenino, en su segunda categoría si tienes el presupuesto es por inscripción. Yo creo que es el momento, ya hay muchos equipos femeninos que les apetece dar el salto a nacional. Eso si una liga de 12 pero liga regular, no engendros raros que nunca funcionan”

“Sinceramente creo que aportaría poco a los cuatro o seis primeros equipos de la Liga, aunque al igual cambiando el formato de la competición estaría interesante. Me refiero a dos grupos de seis equipos. Sería lo lógico”

“Yo estoy a favor de que se amplíe si llegara el caso la División de Honor a doce equipos. Creo que el nivel de los equipos de media tabla hacia abajo que hay actualmente es muy parejo, y actualmente los primeros equipos de Primera tienen buen nivel, con lo que se lograría una Liga más competitiva y abierta, en la que costaría más llegar a la Copa de la Reina y la competición sería más disputada y larga. También es cierto que los tres equipos de arriba seguirían sin competencia y tendrían más partidos. Les dificultaría un poco con la competición europea, pero igual que en el masculino lo podrían compaginar tranquilamente. Actualmente el equipo que baja tiene nivel para jugar en División de Honor, y aunque no ha sido el caso del CW Dos Hermanas el que baja es firme candidato para volver a subir, por eso creo que sería más justo ampliar la categoría y tener más equipos para disputar. Al igual que también pienso que el crecimiento del waterpolo femenino en general permitiría tener 12 equipos en División de Honor y 12 en Primera. Por lo tanto, soy partidario de un aumento de equipos. Sería beneficioso para todos, jugadores, equipos y difusión del waterpolo”

“Creo que el aumento a doce equipos de Primera División es una muy buena noticia, ya que cuento más equipos haya mejor para el waterpolo femenino. Con respecto a División de Honor ya tuvimos doce equipos en su momento. Sería bueno que más equipos pudieran competir en una liga que temporada a temporada se hace más fuerte y competitiva. Contra más equipos tengamos en en competicinoes Nacionales mejor para todos”.

“Creo que si esto hace que la Liga sea más competitiva y fomente el waterpolo por diferentes zonas geografías de España puede llegar a ser algo positivo, pero en caso contrario no”

“Creo que esa es la idea de la Federación. Que en dos o tres años la División de Honor sea de doce equipos y eso me parece perfecto. Cuantas mas jugadoras jueguen al máximo nivel, creo que todos saldremos ganando: clubes, federación y la propia Liga”.

“Es un tema que lleva ya varias Temporadas barajándose. La verdad es que las propuestas nunca han sido firmes. Cuando haya una propuesta la valoraré, hasta entonces no puedo decir si será beneficioso o no para la Competición. Entiendo que la idea de la ampliación siempre irá ligada a una mejora de la Competición. Esperemos”

“Considero que el aumento de 10 a 12 equipos en Primera División Femenina es una buena noticia para el waterpolo. El nivel cada vez es más alto y hay más equipos que están demostrado mucho en nuestras ligas.
De la misma manera que se aumentará el número de equipos en Primera espero que con el tiempo esto acabe llegando a DHF (formato que ya se está utilizando en DHM). Luchamos por la igualdad y hay que aprovechar que el deporte es un gran escaparate para dar ejemplo. Como bien se está demostrando la liga masculina, en las ligas se puede combinar perfectamente competición europea con competición nacional y esto haría la liga más atractiva a ojos del espectador con la presencia de más equipos que puedan hacer de la DHF una liga más disputada”

“Me parece bien, siempre que haya más competición y más nivel es una buena noticia. Cuantos más equipos y más jugadoras y pueden jugar liga nacional, mejor. Lo ideal sería también que esos equipos fueran de otras Comunidades Autónomas, porque actualmente está Cataluña y Madrid (que va para abajo, pero ahí sigue). Así que cuanta más competencia pueda haber, mejor, más nos exige a todas y así el waterpolo femenino irá creciendo cada vez más”

twitter-bird@etoster
REPORTAJE GRÁFICO: QUINTÍN GARCÍA

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Los comentarios están cerrados.