Víctor Calderón, la institución goleadora del CW Sevilla, decide colgar el gorro

Tras 18 temporadas y más de 500 partidos defendiendo los colores de la entidad hispalense, el deportista de 28 años ha decidido colgar el gorro ante la falta de tiempo para compaginar deportes, estudios y trabajo

El encuentro celebrado el pasado sábado en el Complejo Deportivo de Hytasa que terminó en tablas entre CW Sevilla y CN Molins de Rei tuvo un significado especial para una persona en particular. Y es que a sus 28 años de edad, Víctor Calderón jugaba su último partido con el primer equipo de una entidad a la que ha venido perteneciendo las últimas 18 temporadas, llegando a defender sus colores hasta en 500 encuentros. Unas cifras que hablan por si solas de los lazos de unión que ha venido estrechando Víctor junto al club hispalense, puesto que pase lo que pase “siempre serán mi segunda familia“, reconoce a WATERPOLISTA.com el propio jugador andaluz que aunque lo intentó se ha dado cuenta que la falta de tiempo le ha hecho imposible compaginar estudios, con deporte y trabajo. “Sabía que iba a ser un año difícil, con ayuda de entrenadores y compañeros e intentando continuar pero este deporte es muy exigente y me he visto obligado a dejarlo aunque no ha sido nada fácil, ya que tenía muchas ganas de poder continuar este año ayudando al equipo en una temporada que me parece muy emocionante por el potencial que tiene la plantilla del primer equipo y por estar en una categoría tan igualada, pero ahora mismo es imposible compaginarlo todo“, explica con franqueza el que haya sido las dos últimas temporadas, máximo goleador de la Liga de Primera División Masculina

La falta de tiempo para compaginar estudios, deporte y trabajo ha sido el motivo de que colgara el gorro como jugador en activo
Tras una vida ligada al waterpolo de competición el encuentro del sábado fue más que especial, ya que aunque no pudieron sacar los tres puntos, Víctor se muestra satisfecho, al haber conseguido un empate ante un gran rival. “Para mí fue una sorpresa ver que el club había convocado a tanta gente para darme una despedida tan emotiva al final del partido“, confiesa un Calderón que a pesar de todo se seguirá sintiendo parte del Waterpolo Sevilla, no sólo porque su intención es la de seguir ayudando en el futuro al crecimiento del club, sin también por la importancia que juega día a día el waterpolo en su vida. “Ha estado ahí como un pilar más al que le he dedicado tiempo y me ha devuelto mucho. Como deporte de equipo aporta muchos valores como pueden ser la capacidad de sacrificio, disciplina, trabajo en equipo, respeto, etc. que te ayudan a crecer como persona. Además he tenido la suerte de poder disfrutar tantos años practicando el deporte que me gusta y de hacer muchos amigos en este equipo en el que siempre me han apoyado y ayudado”, puntualiza.

Con el baúl lleno de recuerdos, Víctor le augura un buen futuro al CW Sevilla “si sigue trabajando como hasta ahora, apostando por jugadores jóvenes y ayudándolos en su desarrollo deportivo y personal“, puesto que entiende que gracias a estas acciones que llevan potenciando desde el equipo desde hace años, hoy día él se puede retirar habiendo logrado las mejores de las amistades. No obstante, como punto en contra de su última etapa, pone el foco en la falta de ayudas económicas, ya que aunque “siempre nos hemos sabido sobreponer, espero un mayor apoyo económico por parte de las instituciones y de empresa privadas que quieran colaborar y patrocinar al waterpolo en Sevilla y que se pueda seguir creciendo“.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Los comentarios están cerrados.