Las ‘dudas’ por el comienzo de la temporada

Los 24 equipos que conforman ambas competiciones nacionales comenzarán los entrenamientos de pretemporada bajo un clima de incertidumbre ante la falta de protocolos comunes

En un principio las Ligas Premaat de Waterpolo darán comienzo el próximo 17 de octubre siempre y cuando los rebrotes lo permitan, y la situación actual es cuanto menos negativa. No obstante, a día de hoy las dudas abundan entre los 24 equipos que conforman ambas competiciones nacionales que se encuentran en un panorama de total incertidumbre. Todo ello en medio de la vuelta a los entrenamientos, puesto que un alto número de equipos comenzaron los entrenamientos este pasado 17 de agosto, mientras que otros tantos harán lo propio el próximo 24, cuando comenzarán a preparar la próxima temporada.

| Un ‘no’ a PCR masivos

Antes de que comience el Campeonato regular, está previsto que se disputen tanto las Supercopas como unas excepcionales fases de ascenso a categoría nacional para las que aún se reconoce de manera oficial formato y fechas exactas de su disputa. En todo caso, la propia Real Federación Española de Natación (RFEN) desconoce hoy día los protocolos que los clubes deberán de aplicar tanto a nivel de entreno como de competición oficial. Aunque por el momento si que descartan que todos los equipos se hagan test PCR, ya que el propio Fernando Carpena entiende que se trata de un coste que no se puede pagar. En todo caso, uno de los pasos que ha dado la RFEN con la intención de paliar las consecuencias deportivas del coronavirus pasa por haber modificado el formato de ambas Ligas bajo dos motivos: el primero con la intención de que se reduzcan los costes y por el otro lado para que la competición pueda soportar un posible parón a lo largo de la próxima temporada. En este sentido, el vocal de waterpolo del CN Barcelona, Joan Valls explica que no tienen previsto hacer pruebas de PCR a su plantilla siempre y cuando no haya ningun deportista con algun síntoma. Situación similar la del Leioa, que según si responsable técnico, Jon López “llegado el momento y cuando sepamos los requisitos estableceremos un plan, que puede incluir un PCR previo. De todos modos, es una medida que no vale de mucho, ya que una prueba nos daría la foto de un momento exacto. Los contagios se pueden dar en cualquier momento posterior“, puntualiza.

| Falta de un protocolo común

Al igual que la propia RFEN reconoce la falta de protocolo, los clubes van por la misma línea. En este sentido, se pronuncia el entrenador del CN Mataró femenino, Dani Ballart, quien desvela que desde el club se está discutiendo si hay que aplicar algún tipo de control en función de lo que marque la Generalitat de Catalunya, ya que en todo caso se entiende que las competencias en el ámbito de restricciones sanitarias las marca cada Comunidad Autónoma. Para tal fin, las nueve federaciones con deportes de equipo han pedido soluciones a los Ministerios de Sanidad y Cultura y Deporte, y al propio Consejo Superior de Deportes (CSD), ya que entienden que cada comunidad cuenta con la potestad de fijar sus condiciones durante la pandemia y hace falta “un marco estatal con garantías jurídicas y para la salud” que permita generar una normativa común que sirva de guía para todos los clubes que tienen previsto iniciar sus competiciones.

En este sentido, Manolo Suárez, Director Técnico del CN Sant Feliu explica que “el Club aplica unos protocolos de entrenamiento, tanto en espacios, como en desinfección y limpieza de material, toma de temperatura al empezar entrenamientos, grupos cerrados, desinfección de manos, entrada y salida escalonada y certificado de no Covid“. Y es que tanto el primer equipo femenino como el masculino, que militarán en la Liga PREMAAT comenzarán los entrenos el próximo 24 de agosto. “En principio no tenemos previsto realizar PCR conjunto, aunque individualmente si hay jugadores que lo han realizado“, puntualiza Suárez, quien por otro lado espera  y desea que “podamos empezar con normalidad todas las competiciones, pero es una incógnita”. “Hay mucha incertidumbre y no se puede asegurar nada“, apunta.

| Los clubes sin instalación propia

Si la situación es ya de por sí complicada para todos los clubes, puede ser que sea aún más difícil para aquellas entidades que no disponen de instalación propia y dependen directamente de las administraciones públicas quienes le ceden espacio en instalaciones municipales, bien para entrenar o bien para jugar sus partidos como local. Uno de ellos es la Escuela Waterpolo de Zaragoza, un claro ejemplo de situación complicada si tenemos en cuenta que en Aragón se vive un alto número de rebrotes. Según nos explica su Director Técnico, el club se reunió tanto con el Gobierno autonómico como con el Ayuntamiento, quienes le comunicaron que las instalaciones en un principio se abrirán el próximo 1 de septiembre. “La verdad es que estamos un poco inquietos porque aunque se puso esa fecha no se conoce si se hará realidad o no“, comenta Fran Orizo, quien no oculta el “miedo e incertidumbre” ante esta situación repleta de dudas.

Otro ejemplo es el Waterpolo Tenerife Echeyde quien depende de las decisiones que tome el Ayuntamiento de la ciudad. Particularmente no podrán entrenar en su piscina habitual, ya que la Acidalio Lorenzo se encuentra todavía cerrada por motivos burocráticos y mientras se ejercitarán en otra instalación, pero sólo en turno de noche. Por la mañana entrenarán en principio en la playa. En este sentido, su presidente entiende que el protocolo de control no lo ve claro, y además ve inviable la realización de PCR. “No tenemos presupuesto para eso“, puntualiza David Rivas, quien espera que la competición empiece como está previsto, ya que entiende que de lo contrario sería “un varapalo con toda la inversión que hemos hecho este año con todos los cambios y el nuevo proyecto que hemos montado, del cual estamos muy ilusionados“, apunta.

Por otro lado, el responsable técnico del Waterpolo Leioa que ésta próxima temporada debutará en la máxima categoría es tajante en sus declaraciones. Principalmente en lo que respecta a la vuelta a la competición fijada para el próximo 17 de octubre. “Me duele en el alma, pero no veo que se pueda volver a jugar. Sin certezas de cara a los entrenamientos, a los partidos de pretemporada y a la propia competición, no podemos competir. Y menos dejando en manos de los técnicos y los clubes la responsabilidad y la decisión. El 24 de agosto empezamos los entrenamientos oficiales y aún no sé si puedo hacer ejercicios de 1×1. O se compite bien o es mejor no hacerlo Además, hay otros tres factores que imposibilitan el inicio de la competición. Uno, la incertidumbre del uso de las propias instalaciones para los clubes que no somos titulares de las mismas. Dos, las posibles diferencias que se pueden dar entre diferentes comunidades autónomas, en las que haya cosas permitidas en unas y en otras no. Y tres, la dificultad para organizar los desplazamientos con las posibles restricciones de movilidad y confinamientos parciales que pueda haber. Por todo esto, creo que no se dan las condiciones ahora mismo para competir en condiciones mínimamente dignas. Me duele en el alma, pero así no“, explica Jon López.

twitter-bird@waterpolistacom

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.