Londres: el lugar donde se germinó la rivalidad (sana y deportiva) de España y Estados Unidos

La ciudad londinense fue el punto de partida de la selección española femenina en las citas olímpicas; fue ahí donde empezó una rivalidad directa entre España y Estados Unidos, que terminaría de magnificar su dominio internacional

Londres sustituiría en agosto a Trieste como ciudad mágica para el waterpolo femenino español en 2012. Pero en la ciudad italiana, España debutó en el preolímpico el 17 de abril a las 20:00 con victoria sobre Italia 10-9. En un grupo durísimo se perdieron por la mínima los envites ante Rusia y Hungría, y se pasó al partido decisivo como terceras de grupo. Grecia fue el rival al que había que pelearle la clasificación olímpica. En aquel encuentro hubo un tremendo segundo cuarto con un resultado parcial de 5-6 favorable a las griegas, que ponía el empate tras el 1-0 del primer período. Una gran segunda parte de las nuestras propició que solo se encajase un gol en dieciséis minutos, ganando finalmente 9-7 y consiguiendo el primer pasaporte olímpico de la historia. Dos victorias más ante Hungría (10-8) e Italia (9-5) dieron a España el primer puesto del torneo. En la gran urbe londinense, España iba a convertirse en una de la grandes sorpresas de la delegación. Un equipo plagado de jugadoras jóvenes lideradas por Jennifer Pareja, serían primeras de grupo tras empatar a nueve con la gran favorita, Estados Unidos. En aquel encuentro, la selección ganaba 5-3 al descanso, pero un parcial de 1-4 en el tercero torció las opciones de victoria. Dos días antes, el 30 de julio, España se estrenó con una cómoda victoria frente a China (11-6), que también perdería ante Hungría y Estados Unidos aunque por la mínima en ambos casos. En el último partido, las húngaras no tuvieron opciones frente a las nuestras, lanzadas y en un estado de forma óptimo. Ediciones atrás, con el liderato del grupo España hubiese estado en semifinales, pero con el nuevo formato los ocho equipos disputan los cuartos. El 5 de agosto, España se paseó ante Gran Bretaña (9-7), que como anfitriona fue última del grupo B.

Estados Unidos tampoco tuvo demasiados inconvenientes en su duelo frente a Italia, mientras que Hungría vencería por la mínima a Rusia (11-10) y Australia tuvo que llegar hasta los penaltis para dejar en el camino a las chinas. Mucho trabajo le dieron las oceánicas a Estados Unidos en semifinales, pero los pronósticos se cumplieron y las norteamericanas ganando 11-9 se plantaron en la lucha por el oro. Se lo jugarían contra España que mantuvo a raya a las húngaras de principio a fin (10-9). Australia fue bronce (13-11), y Estados Unidos oro tras derrotar a las nuestras 8-5 en un partido que apenas pudimos disfrutar. Pusieron tierra de por medio demasiado pronto, y el 7-2 al final del tercer período resultó más que decisivo. Tras esta cita, Estados Unidos ha continuado no sólo dominando el circuito olímpico (Río 2016 y Tokio 2021), sino el panorama global. Ambos equipos, sin ir más lejos, se han vuelto a ver las caras recientemente: en la final de Tokio y en el pasado Mundial de Budapest cuando el equipo norteamericano (acabó por colgarse el oro a costa de Hungría) eliminó en Cuartos de Final a las jugadoras de Miki Oca.

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.