Los lazos de Josep María Abarca con el waterpolo, su gran deporte

Conocemos en WATERPOLISTA.com a un deportista que formó parte de la historia de una generación que marcó un antes y un después, y que ahora ejerce e Vicepresidente del CN Catalunya

Lo cierto es que en la vida deportiva de Josep María Abarca el CN Catalunya siempre ocupó un lugar transcendental. Este deportista catalán que accedió al primer equipo en el año 1991 consiguió allí todos sus títulos a nivel de clubes, teniendo en cuenta que a lo largo de su trayectoria logró formar un palmarés único con cuatro títulos de Liga, tres de Copa del Rey y lo más importante hasta tres títulos continentales, destacando la Copa de Europa que logró junto a su Catalunya en el año 1995. Todo ello en una época donde el waterpolo era “más técnico y mucho más ágil“, puntualiza un ex – jugador que considera que hoy día se pondera más la fuerza con unas características bien diferentes. Él lo comprobó en primera persona en su etapa en activo, principalmente en esos años 90 dentro del CNC. “Estuve en uno de los mejores clubes de Europa siendo de la cantera. Iban trayendo los mejores entrenadores, mejores compañeros tanto nacionales como extranjeros, y allí disfruté de compartir vestuario con grandes jugadores de la talla de Manel Estiarte“, explica un jugador que también vivió una etapa de seis años en el CN Sant Andreu.

| Un modelo competitivo

En este sentido, Abarca reconoce que lo mejor a nivel de club fue el haber conseguido la Copa de Europa y la Supercopa continental, sin embargo, lo cierto es que fue parte de la selección española que logró el oro olímpico en los Juegos de Atlanta 1996. No obstante, para él lo mejor y con lo que más se queda es con la competición. “El grado de competitividad que había era destacado. Cada sábado te tirabas a luchar a brazo partido con 10-12 equipos en una competición muy igualada. Siempre recuerdo que el año que ganamos la Copa de Europa perdimos la Liga. Hecho que hoy en día seria poco problable en la mayoría de países. Aquel año el CN Barcelona tenía un señor equipo. Lo peor es que no haya habido contininuidad en esa fortaleza. Nos cuesta mucho esfuerzo a los clubes mantener el nivel competitivo por razones económicas, por falta de entendimiento de los políticos, ya que ese binomios de público y entidades sin ánimo de lucro que desarrollan el deporte de base es difícil de llevar. Es un modelo que se creó para Barcelona 92 y convirtió a Barcelona no solo en nuestro deporte también en básquet, hándbol, hockey y en otros deportes la mejor ciudad española en deporte base. De allí los increíbles resultados que se han convertido en tantas disciplinas. Este modelo no se quiere mantener y se están enfocado a un modelo de privatización que nos esta afectando muchísimo“, explica con franzqueza.

Por otro lado, para Abarca el grupo de jugadores que dejó huella con la mejor generación del waterpolo español tenñua “mucho talento”, ya que según comenta la clave pasó por saber agrupar “el talento de los mejores”. “Del talento que teníamos aquí y el talento natural que se juntó. Se juntó unas generaciones que habían sido campeones y subcampeones júnior. Si juntas los del 91, 92 y 93 se sumaron una serie de jugadores que unidos a los veteranos con muchísima calidad. Esto sumado a que cada semana compartías competición con los mejores jugadores de Europa. Lo mejor de los yugoslavos, y grandes jugadores que nos hicieron crecer muchísimo”, asegura Abarca, que por otra parte, habla sobre el momento de su retirada como jugadora en activo, ya que entre sus 26 y 36 años logró combinar el deporte con su vida laboral, tras haber realizado anteriormente sus estudios universitarios, y a pesar de que como según reconoce, no tuvo ayudas, ya que considera que es “Un tema pendiente” en nuestro país. “Se está haciendo un trabajo notable desde CSD y RFEN para que los jóvenes combinen la práctica del deporte con un crecimiento económico“, puntualiza Abarca, quien considera que hay que dar “ayuda y estructura” a todos estos deportistas.

| Su papel en el ‘Cata’

Actualmente, este ex waterpolista ejerce de vicepresidente del CN Catalunya desde hace unos años. “Desde el club intento devolver un poquito de todo lo que me dio este deporte. Intentamos mantener a los absolutos en División de Honor de lo cual estamos muy orgullosos. Y ayudar a los chavales que se vayan labrando un futuro personal como deportivo a nuestro lado“, explica Josep María quien habla sobre el momento actual en el que se encuentra nuestro deporte en España: “Con los dos equipazos que tenemos tanto masculino como femenino con sus seleccionadores, un trabajo extraodinario. A nivel de clubes soy bastante pesimista no veo que por parte de las instituciones se estén dando cuenta que están arrasando. Se han logrando muchos éxitos en muchos deportes. Pedimos un reparto justo de los recursos y que no todo vaya a las empresas privadas, que lo único que les preocupa es el número de usuarios que tienen y dejando de lado el deporte de base y amateur“, concluye.

twitter-bird@jove_grada

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.