Maite Pascual: una amante del arbitraje que lo vive al día día

Conocemos a una colegiada catalana que en el año 2000 debutó a nivel territorial para diez años después dar el salto a nivel Nacional, donde sigue disfrutando cada día de la labor de árbitra

Allá por el año 1984, Maite Pascual aceptó el ofrecimiento de dar un paso al frente y probar como auxiliar de mesa. Por aquel entonces, cuando acudía a los partidos lo hacía junto a su hermano y a su padre, quieren ya eran árbitros. Fue ya en el año 2000 cuando pasó a dirigir los partidos, primero a nivel catalán y diez años después como nacional. A lo largo de estos años que ha estado a pie de piscina siempre se ha considerado como una árbitra más del colectivo, “ni mejor, ni peor que nadie“, y siempre “con mi propia trayectoria y aspiraciones“. Unas características propias que le permite compenetrarse a la perfección con su compañero de partido para así intentar controlarlos y lo mas importante “disfrutar arbitrando“, según a reconoce a WATERPOLISTA.com una colegiada que siempre ha estado muy ligadas CN Sant Andreu, donde empezó nadando hasta que formó parte del equipo femenino que en 1980 jugó la primera Liga. Y lo cierto es que esta etapa de waterpolista le ha permitido no sólo disfrutar del juego, si de conocer a mucha gente, personas que tal y como puntualiza “de alguna manera todavía sigue en mi vida, amistades de toda la vida“.

En este sentido, Pascual reconoce sobre su trayectoria que al principio fue “duro”, ya que “arbitras sola muchos de los partidos y a la gente le extrañaba ver a una chica. Con los años coges seguridad y experiencia y vas aprendiendo de tus compañeros y eso te hace mejorar“, explica una colegiada que marca su propia hoja de ruta: “pretendo seguir aprendiendo, aunque llevo muchos años siempre aprendes cosas nuevas y como decía anteriormente de quien mas aprendes es de tus compañeros. La verdad ya tengo una edad pero me encantaría pitar una Copa de la Reina y aún más Copa del Rey y puestos a hacer, Olimpiadas pero no llego“, comenta al igual que da su particular análisis del colectivo en nuestro país: “cada vez mejor, a pesar del paron pandemia, el waterpolo va a mas, tanto masculino como femenino, y el arbitraje también, el nivel da nivel, para todos, y más en Cataluña donde el waterpolo esta super establecido y muy bien estructurado, con un montón de clubes y equipos, y un montón de licencias, en todas las categorias tanto masculina como femenina. A nivel arbitral me alegro que poco a poco hayan más mujeres y que mis compañeras árbitras esten ahí. Se está trabajando a nivel federación tanto territorial como nacional para que salgan más mujeres árbitras y desde aquí las ánimo a seguir adelante”, sentencia.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.